La Mejor Información Deportiva

La ‘Araña Negra’ que tejió su camino al oro

0

Lev Yashin es el único portero hasta la actualidad con un Balón de Oro en su haber. Se le reconoce como el mejor de la historia en su puesto.

Su nombre completo es Lev Ivánovich Yashin. Nació un 22 de octubre de 1929 en Moscú, seis años después de la Revolución Rusa que dio lugar a la ya extinta URSS. Creció en un período marcado por las guerras internas y la Segunda Guerra Mundial.

Yashin comenzó a trabajar desde muy joven ayudando a su padre como mecánico en una fábrica de aviones. Incluso, contribuyó en la reparación de éstas durante la segunda Gran Guerra. Su andadura deportiva inicia como portero en un equipo de hockey sobre hielo. Y el destino no quiso alejarlo de la portería, pues en 1949 comenzaba su carrera como guardameta en el FC Dynamo de Moscú, equipo asociado a la policía del régimen soviético. Desde este momento, se comenzaba a forjar su leyenda.

La génesis de su legado

Al gigante moscovita se le acuñó el apodo de ‘Araña Negra’ dado a que se mostraba bajos los tres palos con una indumentaria de color negro. Además, parecía contar con ocho brazos debido a que poseía una agilidad y unos reflejos completamente increíbles para hacerse con el balón. También, contaba con una gran envergadura y se mostraba muy seguro en el juego aéreo.

Su carrera futbolística se entiende como un vínculo prácticamente matrimonial con su club. Es decir, el meta perduró durante 22 temporadas en el Dynamo de Moscú. Allí logró disputar 326 partidos, en los cuales solo encajó 56 goles y consiguió perdurar 270 partidos con la portería imbatida. Por otro lado, con el combinado ruso vistió en 38 ocasiones la camiseta nacional con la cual recibió 35 tantos en contra.

Además, se trata de un especialista en el punto de penalti debido la superioridad y miedo que imponía en el lanzador rival, así como el estudio previo que realizaba de sus contrincantes. De esta forma, evitó por encima de la cuantiosa cifra de 150 penas máximas en toda su carrera.

Un revolucionario bajo los tres palos

El meta soviético fue un adelantado a su tiempo, pues elevó la importancia de su demarcación por completo. A diferencia de otros porteros contemporáneos, que solo se dedicaban a parar encima de la línea de gol, Lev Yashin actuaba como un jugador más. Ofrecía aquello que, en el fútbol actual, se le exige a cualquier portero de élite.

Se movía superando el área chica para anticiparse a los atacantes rivales, jugaba bien con los pies y amplió el repertorio de acciones bajo palos. Es decir, salía de puños, se tiraba en plancha para lograr despejar el cuero; también efectuaba el saque de portería con un mayor criterio y con la finalidad de jugar el balón. Además se encargaba de iniciar los contragolpes de su equipo con su saque.

Con todo esto sumado a sus condiciones físicas –1,89 metros de estatura y cerca de 85 kilos– reunía lo que se consideraba el prototipo de portero ideal durante su época. Tanto es así que la FIFA junto a la IFFHS, lo nombraron como el Mejor portero del siglo XX.

Encuentro con Santiago Bernabéu

Después de conquistar la Eurocopa de 1960 en Francia, con Lev Yashin como uno de los principales protagonistas, los futbolistas soviéticos se encontraban festejando el triunfo en la ciudad de París, concretamente en un restaurante junto a la Torre Eiffel. No obstante, el presidente del Real Madrid por aquel entonces, Santiago Bernabéu, acudió a conocerlo.

Tras la gran actuación de los héroes soviéticos en la competición, el presidente blanco ofreció un contrato a cada miembro del combinado ruso para fichar por el club español. Sin embargo, y para asombro del portero, se le ofreció un cheque en blanco con la intención de que él mismo pusiera la cantidad de ceros que desease para ser el portero del Real Madrid.

Pero pese a la insistencia de Santiago Bernabéu de reclutar a ‘los mejores’ para el club merengue el portero moscovita declinó la propuesta. Y es que, a pesar de que el KGB ruso no permitiría la salida del país de ningún futbolista; Lev Yashin solo tenía ojos para el club que lo vio nacer deportivamente, manteniéndose fiel a él durante toda su carrera.

“A todos los propusieron un contrato con el Madrid, pero a mi padre le ofrecieron un cheque en blanco. Y es que los directivos del equipo español consideraban que no tenía valor.”

Irina, hija del guardameta, en una entrevista para EFE

Aun con la negativa, el presidente madridista le mostró su admiración por ese gesto de fidelidad al Dynamo de Moscú. Sobre todo, teniendo en cuenta también la situación económica de la familia del meta soviético, la cual habría sido mucho más positiva tras aceptar la oferta para convertirse en jugador del Real Madrid.

Desde Moscú hasta la cima

El moscovita estuvo presente en la conquista de 3 Copas de la URSS, además de ostentar 5 títulos ligueros con el Dynamo de Moscú. Tras la conquista de la quinta liga en 1963, el gigante soviético fue premiado con el Balón de Oro tras conceder solamente 7 goles en 27 partidos. De este modo, se trata del único portero poseedor de este valioso premio individual hasta la fecha. Un logro de gran calado.

Con la selección de la URSS, logró conquistar el oro en los JJOO de Melbourne 1956, donde comenzó a destacar a nivel internacional. También ganó la Eurocopa de 1960 en Francia con varias actuaciones determinantes a lo largo del campeonato. Así como en la disputa final ante la selección de Yugoslavia que perduró hasta la prórroga. Cuatro años más tarde cayó derrotado por la selección española con un marcador de dos a uno.

En cuanto a las citas mundialistas, Lev Yashin participó en cuatro Copas del Mundo. En la primera de ellas, disputada en 1958 sobre territorio sueco, Lev conoció en fase de grupos a la Brasil de un joven Pelé que, a la postre, se convertiría en la campeona de dicha edición tras vencer a la anfitriona. La misma que mandó de vuelta a casa al equipo del guardameta en los cuartos de final.

Su segunda edición del torneo mundialista fue en Chile, y resultó ser bastante humillante para el guardameta. Todo comenzó tras el tercer partido de fase de grupos ante Colombia. El combinado sudamericano logró empatar tras remontar un 4-1 en contra. Para más inri, uno de los tantos anotados por Colombia fue a través de un gol olímpico. Posteriormente fueron eliminados, de nuevo, por los anfitriones de dicha edición tras un 2-1.

Lev Yashin fue sentenciado por la prensa y afición soviética -que propiciaron amenazas de muerte tanto a él como a su familia- a tal punto que consideraban que se trataba del principal culpable de la debacle. Incluso, querían retirarlo del fútbol.

Cuatro años después, en Inglaterra, logró alcanzar las semifinales y optar por el cuarto puesto tras perder ante Portugal en el partido por el tercer y cuarto puesto. Fue escogido el mejor portero de la competición al igual que en 1958. Finalmente, en la edición de México 1970 fue meramente presencial. Pues acudió como tercer portero representando a su país.

Un final de leyenda

Se retiró en 1970 con 42 años tras veinte años como futbolista. A modo de homenaje se disputó un encuentro entre la URSS y un combinado con los mejores jugadores del resto del planeta. Tras dejar el fútbol terminó como profesor de educación física.

Sus logros lo convirtieron en un icono y símbolo de la unión en su país. De hecho, fue nombrado coronel del Ejército Rojo y condecorado con las órdenes de la Bandera Roja y de Lenin. Además, posee una estatua en la sede del club donde militó toda su carrera. Finalmente, murió un 20 de marzo de 1990 con 60 años debido a un cáncer de estómago.

En 2019, France Football concedió al trofeo que escogía al mejor portero del año el nombre de Lev Yashin. Título que habría recogido durante 9 años seguidos. En 2020, el moscovita hizo aparición en el once histórico del Balón de Oro. Dando así constancia de que el legado del mejor portero de la historia para muchos es imborrable y perdurará por siempre.

Imagen principal vía: BBC.

Síganme en @TacticaIEden y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo y en nuestro Facebook VIP Deportivo e Instagram  @vp_deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: