La Mejor Información Deportiva

La actitud lo es todo

@realmadrid
0

Artículo de opinión sobre la influencia de los resultados de los encuentros disputados entre los aspirantes al título.

Un buen amigo mío me dijo que la cultura del esfuerzo suele tratarse de una forma de llevar a cabo la utopía de la autoayuda para personas que creen que el factor suerte no inciden en tu devenir. Al fin y al cabo, saber estar en el momento justo y en el lugar adecuado siempre premian a las personas que triunfan.

Sin embargo, toca preguntarse: ¿acaso dentro del esfuerzo no entra el hecho de hallar el modo de dar con la situación idónea? Curiosamente, la temporada 2020-21 no ha dejado de dar situaciones en la que los cuatro aspirantes –Atlético de Madrid, F.C. Barcelona, Real Madrid y Sevilla– han encontrado situaciones que les llevasen a depender de sí mismo.

Curiosamente, la jornada 35 enfrentó a los aspirantes, ya que culés y colchoneros se vieron las caras; mientras que hicieron lo propio madridistas y sevillistas. Ambos equipos empataron 0-0 y 2-2 respectivamente, pero habiendo dejado sensaciones totalmente diversas.

Mientras que el ritmo de los culés ante el Atlético de Madrid no era directamente proporcional a la necesidad de arriesgar por jugarse la Liga, los rojiblancos eliminaron todos los complejos que le hacían ser el equipo del pueblo para ir a por el encuentro.

La pelota no quiso entrar, cosa que si hizo en un derbi trepidante entre el Sevilla y el Real Madrid en el que ambos rivales se miraron a los ojos e iniciaron un combate de boxeo. Su espectacularidad en términos de emoción y fútbol quiso ser tapado por la polémica arbitral ante el acecho del VAR.

A pesar de que el video arbitraje acabo anulando un gol a Benzema y pasó de otorgarle un penalti a favor a tener uno en contra, sacó sus mejores galas para sacar un 2-2 agónico en el descuento en forma de gol de Toni Kross.

La actitud movió montañas y, aunque la baja puntuación, la cantidad de lesiones y los consecuentes casos COVID dejaron entrever la existencia de una bajada de nivel con respecto a los anteriores años. Pero claro, una vez hechas las decepciones, llega el momento de compensar los errores cosechados.

Porque quizás la baja puntuación fue testigo de una falta de excelencia mostrada en el fútbol mostrado. Pero el hecho de salir del fango siempre son el preludio de grandes años en los que no se dejan de saborear las mieles del éxito.

¿Quién no recuerda a un Barça de Rikjaard en depresión durante la primera vuelta hasta asaltar el título? También quedó en la retina el cambio radical que dio el Atlético cuando llegó  Simeone a la parroquia blanca durante el año 2012. De este modo, todo inicio empieza con una bajada de rendimiento, pero con una actitud digna para ganar. Y la garra mostrada en ambos encuentros independientemente del resultado son una muestra de ello.

 

Imagen principal vía: @realmadrid

Sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario