AnálisisCulturaDestacadoEstilo de vidaPolideportivo

Jugar al golf es fácil… si sabes cómo

Piensa en ese golpe que diste con el que todavía sonríes. ¿Lo tienes? Ahora te digo, ¿te gustaría jugar así más a menudo?

Piensa en ese golpe que diste con el que todavía sonríes. ¿Lo tienes? Ahora te digo, ¿te gustaría jugar así más a menudo? ¿Te gustaría jugar mejor al golf?

Si eres principiante, a poco que hayas dado unas clases y hayas hecho unos cuantos hoyos, tienes teoría y práctica suficiente como para jugar bien al golf. Por tanto, el conocimiento está en ti y eres capaz, pero es muy probable que te falte conseguir el estado mental necesario para demostrar lo que llevas dentro. Si tienes más nivel, te va a servir igual porque el golf es uno de esos deportes que aunque estés en el cielo siempre te devuelve a la tierra (o al bunker).

Lo primero que te voy a pedir es que recuerdes todo lo bueno que has hecho jugando al golf, como un vídeo de Youtube de mejores momentos. ¿Lo tienes? Ahora voy a explicarte cómo puedes acercarte en 4 pasos a ese jugador que ya te has demostrado que puedes ser:

1. Debes estar en el presente

Cuando estamos en el presente nuestras capacidades aumentan. ¿Cuántas veces has empezado un hoyo pensando en lo mal que te ha ido el anterior? Y se van acumulando. Y llegas al final del campo y has sufrido más que disfrutado porque lejos de mejorar has ido a peor.

Para conseguir estar en el presente hay diferentes técnicas. Para empezar, coge el hábito de volver al aquí y al ahora cuando te “descubras” en el pasado o en el futuro. ¿Y eso es fácil? Se trata de estar atento y, cada vez que no estés en el presente, cambiar el foco atencional. Es decir, céntrate en cómo brilla el palo o en los detalles de la bola que vas a golpear, por ejemplo, para olvidarte de los pensamientos intrusivos y poner la atención en ese momento.

2. Acepta tus errores y aprende de ellos

En el caso de que quieras analizar lo que ha fallado, hazlo desde la aceptación para que te potencie y te permita mejorar en el siguiente hoyo, no desde la frustración. Debes ver el error como una buena noticia porque te está dando información para el siguiente hoyo.

Es muy diferente pensar “ese golpe me va a hacer perder hoy”, te va a generar frustración,  a si te dices “ya sé lo que no tengo que hacer en próximos hoyos” que te puede generar entusiasmo por el aprendizaje obtenido e inspiración para el siguiente hoyo. Y, créeme, la emoción que tengas va a afectar directamente a tu rendimiento para jugar mejor al golf. 

3. Juega con un propósito que dependa de ti

Eso que realmente quieres conseguir cuando juegas al golf debe depender de ti. Es la única manera de tener el control de tus emociones y que no perjudiquen a tus golpes. Un ejemplo de propósito que depende de ti al 100% es “quiero hacer lo que tengo que hacer, según mi criterio, para ser cada día mejor jugador de golf”. En cambio, “quiero ganar cada vez que juego al golf”, no depende de ti porque siempre puede haber otro con más habilidad, experiencia o inspiración ese día.

Es decir, juega para seguir mejorando la habilidad, no para conseguir el objetivo de ganar (vendrá solo con tu propósito de ser cada día mejor jugador de golf). 

4. Utiliza la respiración para jugar mejor al golf

Es una excelente manera de encontrar el estado mental en el que tú controlas tus emociones. Puedes empezar por respirar más lentamente de lo habitual (te recomiendo 3 o 4 segundos inspiración, 3 o 4 segundos expiración). Hazlo en los momentos previos a cada golpe, sobre todo si no te sientes con la suficiente tranquilidad y confianza.

 

Imagen principal vía: Photo by Stuart Franklin/Getty Images.

Sígueme en @alvaroperezz, en mi Instagram: alvaroperezcoaching y sigue toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: vp_deportivo.

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba