La Mejor Información Deportiva

Joaquín, la eterna finta y sprint

0

El jugador del Puerto de Santa María recibió un caluroso homenaje en redes sociales por su 38º cumpleaños. Sin duda, no merece menos después de seguir reluciendo la finta y sprint que lo ha catalogado como uno de los jugadores más emblemáticos de nuestro fútbol.

Joaquín ha recibido un baño de multitudes después de haber soplado las velas un año más como futbolista de Primera División. Sin duda, es todo un privilegio alguien que sigue siendo un principal valedor de un proyecto joven como es el del Betis.

Eso sí, Joaquín no es un mero elemento decorativo en un equipo que aspira a asentarse en competición europea. A pesar de su veteranía, ha llegado a la treintena de partidos en las dos temporadas que ha estado a las órdenes de Quique Setién.

Es importante destacar ha visto más de un encuentro desde el banquillo y no ha puesto ninguna mala cara. Este hecho demuestra que el andaluz antepone sus intereses al del equipo. La edad provoca que no pueda jugar todo, al igual que Ronaldo en su día en el Real Madrid.

Resultado de imagen de joaquin 38 años

De este modo, asume un rol secundario en el que se perfila como el perfecto revolucionario y un valedor de las rotaciones en la Copa. Sin duda, se trata de un nuevo reto para un jugador que debe trabajar a fondo para compartir cancha con jugadores que le vieron deslumbrar en aquel fatídico Mundial de Corea.

Lástima que aquella gran actuación en el continente asiático no se saldara con una semifinal para la selección. Sin embargo, aquel partido no hubiera supuesto un antes y un después en su carrera porque ya se encontraba en la órbita de grandes clubes.

A pesar del interés de grandes equipos como Chelsea o Real Madrid, vistió la elástica internacional durante cinco años. Dejó de ir con la selección cuando perdió protagonismo en el Valencia de Koeman y para más inri, cuando la Roja aprendía a ganar.

Es cierto que Joaquín pudo volver al combinado nacional, sobre todo cuando lideró con mano de hierro el EuroMálaga, pero los extremos nunca fueron imprescindibles en la época de Vicente Del Bosque y esa plaza la ocupaba un joven Jesús Navas.

Aún así, debe sentirse orgulloso. Para triunfar, no hace falta ganar la Champions y el Balón de Oro. Ha jugado en tres equipos históricos como son la Fiorentina, el Valencia o el Betis y se mantiene en un gran estado de forma. Cómo dijo Setién, parece que el éxito no se cierra solamente en acabar primero y la eterna finta y sprint bética lo sabe bien. Ojalá pueda seguir dando guerra en Primera División hasta los 40 años.

 

Imagen principal vía: Real Betis Balompié.

Por: Víctor Rivilla Cañadas.

Síganme en @victor9715 y toda la información deportiva en @VIP_Deportivo, también en nuestro Facebook: VIP Deportivo y nuestro Instagram: @VP_Deportivo.

Deja un comentario