La Mejor Información Deportiva

Jaque mate a la belleza desde las esferas artísticas

0

La belleza concede diferentes puntos de vista en función del ojo arbitrario, sin embargo, hay unos parámetros generalmente aceptados que  evocan en una discriminación para quien no obedece a esas normas estéticamente impuestas. 

La Historia del arte, la Literatura o el Cine han creado iconos que refuerzan un modelo hegemónico de la mujer. La perfección se ha ido tejiendo hasta crear un gran traje de complejos que responden a la búsqueda de ese prototipo perfectamente instaurado. Se trata de una construcción alejada de la variedad que supone los distintos modelos de personas. Y por tanto, la diversidad en los tipos de cuerpos.

En algunas profesiones, esta exclusión estética asociada a la  belleza de las mujeres es aún más evidente. Hollywood es la cima de esta realidad, donde cada rodaje alimentaba aún más la obsesión por buscar en la figura femenina la obra de arte. Todo eso en lugar de la propia película. Tal es así, que las mujeres maduras tienden a ser menos contratadas que los hombres, pero por el contrario, las modelos ganan dos veces más que los varones. Esta correlación responde a una discriminación siempre próxima a la valoración de la mujer como objeto meramente estético.

Relacionado con el mundo del modelaje, hasta hace pocos años era impensable que una mujer que sobrepasara las medidas gozara de protagonismo en un desfile. Aunque ahora la industria está tratando de ser más diversa, aún es un proceso que apenas está comenzando y carece de una maduración total. Las modelos de  tallas grandes que desfilaron sobre la pasarela la temporada pasada representaban tan solo un  0.69% del total.

Modelos plus size reivindican su lugar en la moda
Modelos plus size reivindican su lugar en la moda

Si bien se observa un progreso en cuanto a la aceptación de tallas grandes, las distintas esferas siguen desarrollando tintes gordofóbicos cada vez más preocupantes. Las publicaciones de moda aún rechazan la idea de retratar a personajes o modelos plus size en portada. Sumando prejuicios a un pensamiento retrógrado en sus inicios.

Los editores responden a estas acusaciones con el eterno escudo de la búsqueda de la aceptación social. Y olvidan que la asimilación del concepto de belleza debería ser tan abstracto y diverso, como lo es la percepción de la inteligencia.

La industria audiovisual española descarta la posibilidad de que intérpretes gordos desarrollen una carrera próspera. La estigmatización  por su peso es tal, que los artistas con sobrepeso están destinados a interpretar personajes definidos por su condición física. Y, a menudo, son objeto de burlas dentro de las propias producciones.

Brays Efe, el actor español conocido por su papel en la serie de  ¨Paquita Salas¨,  subrayó en los Premios Feroz de este año la escasa presencia de personajes gordos en las ficciones españolas. Su discurso disparó directamente en la diana de las  producciones nacionales. Y la bala señaló ejemplos concretos : ¨prefieren engordar a Antonio de la Torre y a Mario Casas que contratar a un gordo¨, explicó.

Resulta complicado cambiar esta realidad cuando lo que se difunde a través de los medios de comunicación es un modelo irreal pero extremadamente convincente. El feminismo es el duelista imprescindible en esta lucha de ¨gigantes¨. Actrices, cantantes y  personalidades famosas han comenzado a reivindicar el mensaje de igualdad. También a visibilizar la discriminación que sufren como consecuencia de su apariencia física. Kim Kardashian quiso transmitir un discurso positivo para reafirmar el poder de la mujer sobre su propio cuerpo: ¨Espero que mostrar mis defectos pueda animar a empoderar a miles de niñas y mujeres en todo el mundo¨, escribía en su instagram.

¨Insaciable¨, la polémica serie acusada de ser gordofóbica

La serie originaria de Netflix¨Insaciable¨,  estrenada en 2018, cuenta la historia de una adolescente que ha sufrido acoso en el colegio por ser gorda y encuentra años después en los concursos de belleza un modo de vengarse de sus antiguas compañeras.

Las ganas de imponer los cánones femeninos difuminan la línea entre vida sana y la obsesión por pertenecer a lo superficialmente aceptado.¨Insaciable¨ anunciaba desde el tráiler el empoderamiento de una chica a través de su delgadez y el maquillaje, obviando los aspectos personales como factor indispensable en la fórmula de la aceptación.

El polémico mensaje provocó el inicio de una campaña apoyada por más de 230.000 personas para que detuvieran el estreno. La toxicidad del argumento conducía pensar que para lograr el éxito es necesario estar delgada y ser guapa, devaluando completamente a  la mujer.

Sin embargo, esto no impidió que la serie finalmente viera la luz. La creadora de la serie, Lauran Gussis, defendió el argumento de la historia justificando que escondía ciertos matices autobiográficos en partes concretas del guion. Lejos de ofenderse por el rechazo inicial que la sociedad expresó. Ella se mostró comprensiva y segura de que los espectadores entenderían el porqué de ese inicio según se desarrollaran los capítulos. Tal es así, que logró ser una de las series favoritas de la plataforma, y hace apenas dos meses estrenaba la segunda temporada.

Itziar Castro, firme defensora del cuerpo femenino

Para la actriz catalana, encontrar su sitio en una industria esclava de la belleza no fue nada fácil.  Itziar Castro se ha convertido en uno de los iconos españoles en la lucha contra la discriminación por razones de peso. En varias  ocasiones, la actriz ha sufrido esa marginación que no ha dudado en denunciar. ¨Me hubiera encantado salir en las fotos, pero se ve que no tengo el cuerpo deseado para  Harper’s Bazaar, porque ni se me preguntó¨.  Explicaba en su cuenta de Twitter al ser excluida de un reportaje donde aparecían los nominados a llevarse el Goya.

Itziar Castro posa desnuda para la portada de Harper's Bazeer
Itziar Castro posa desnuda para la portada de Harper’s Bazeer

La polémica fue subsanada por la publicación de moda con la oferta de una portada  protagonizada por la actriz. Su posado desnudo rompe con los clichés y demuestra que la belleza no responde a unas medidas numéricas. Sino a la capacidad de transmitir un sentimiento ajeno a cualquier prejuicio.

Además, en varias ocasiones ha subrayado lo difícil que le resultaba vestirse para una entrega de premios. Todo ello porque parece que el mundo de la moda es exclusivo de las actrices con medidas de maniquí¨. El hecho de que ningún diseñador quisiera vestirle generó una nueva brecha. Que gracias a estas reivindicaciones puede ser cada vez menos común.

 

Imagen principal: Itziarcastro.com

Por: Laura Linacero

Sígueme en @LauraLinaceroM y sigan toda la información cultural en @VIP_Cultural, también en nuestro Facebook: VIP Deportivo y nuestro Instagram:@vipcultural.

Deja un comentario