La Mejor Información Deportiva

Isco, ”La Roja” personificada

0

Si hablamos de La Roja lo primero que se me viene a la mente es la figura de Francisco Román Alarcón Suárez, más conocido como Isco.

isco
Isco celebrando un gol de falta (1-0) en el España 3-0 Italia. Foto: As.com

La roja la pinta Isco porque Fernando Hierro desde luego que no. Sobre el verde, su lienzo. El artista maneja los tiempos a su antojo. Experiencia, clase y elegancia no están en sus manos, pero sí en sus pies. Brochazos de calidad cada vez que el balón pasa por sus botas o por sus pinceles, como prefieran.

Como todo artista recibe muchos encargos. Por un lado, de los españoles. Todos nosotros depositamos nuestra  confianza sobre su persona para que tire del carro. No hay otro que esté a su nivel actualmente y parece ser el único que esté dando la talla en este Mundial. Por el otro, todos los demás rivales (portugueses, iraníes y marroquíes), que se desahogan cosiéndole a patadas.

El madridista da color a este grupo de futbolistas. Cuando tiene el balón disfruta- y nos hace disfrutar-, maquilla el juego y hace más bonito a este deporte. De esos genios que alguna vez fueron tristemente incomprendidos, que se lo digan a Unai Emery en su paso por Mestalla. Por suerte, desde hace algún tiempo ya se le reconoce su labor. Rusia ha sido la elegida para ver en persona la magia del malagueño echándose un país entero a sus espaldas. Por fin es el líder. Julen Lopetegui le mimó en sus peores momentos- había quien decía que no debía ir a la selección por no tener minutos en el Real Madrid- y ahora con su ausencia el jugador del Real Madrid se lo quiere agradecer.

isco2
Lopetegui le da confianza a Isco cuando es sustituido. Foto: As.com

Pero Isco no solo dibuja o pinta. El de Arroyo de la Miel diseña el plan de España trazando cada jugada en su cabeza y la ejecuta al instante. También esculpe y da forma al juego de La Roja. Un juego que, dicho sea de paso, es muy pobre por no decir nulo. Hoy no es que no ganáramos a una selección eliminada como es la de Marruecos, sino que estuvimos a punto de perder. La tecnología nos salvó.

El ex del Málaga se acerca y la busca, la pide, se desmarca si no se la dan, baja a recibir a su propio campo cuando el juego se atasca e incluso hoy casi hizo un doblete con un tremendo cabezazo que salvaron los marroquíes bajo palos. Lo hace todo y eso es un síntoma muy grave para España. Pero en los peores momentos se forjan grandes leyendas. Si los demás ponen de su parte y salen a jugar los partidos con más nervio, esta selección será lo que Isco quiera que sea.

Escribe: Iván Escolano Furió (@Escofu)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.