La Mejor Información Deportiva

Intensidad a cero

0

Partido intenso entre leones y catalanes que increíblemente finalizó con empate a cero.

En Madrid miran desde lejos como en una semana el Barcelona ha resbalado con pocas fuerzas para levantarse. Segundo empate de manera consecutiva para los dirigidos por Valverde, esta vez en el nuevo San Mamés, sin goles y ante un Athletic que hizo héroe al portero alemán Ter Stegen. Son 6 puntos sobre los rejuvenecidos merengues y 7 sobre los irregulares colchoneros. Esta Liga me recuerda a la campaña 2015-2016, curso en el que las distancias se fueron acortando y el Barça para ser campeón tuvo que agarrarse a la perfección.

Resultado de imagen de athletic fc barcelona

Garitano fortaleció la banda izquierda de los leones con un doble lateral compuesto por Balenziaga y el veloz Berchiche. Más allá de las dudas sobre el estado físico de Messi, la variante del entrenador local funcionó prácticamente sin objeción. Otra cosa son las prestaciones futbolísticas de Sergi Roberto incapaz de marcar diferencias por su andarivel y titular en este choque para que descansara Jordi Alba, por lo que Ernesto volvió a echar de menos un sustituto natural e improvisó con Semedo.

Nuevamente el Barça se vio superado por la presión intensa de sus rivales, a quienes solo les faltó perforar la cabaña defendida por el arquero teutón. Susaeta y el acrobático Raúl García vieron cortado su grito de gol por las salvadoras manos del número 1 catalán. Mientras tanto, Herrerín, mandaba a corner un disparo con intención pero al mismo tiempo con signos de frustración de un Leonel Messi que poco pesó en el encuentro. Junto a él un errático Suárez y un insuficiente Couthino conformaron un tridente poco temeroso, como el papel a priori vislumbra.

Resultado de imagen de athletic fc barcelona

Los aficionados vascos disfrutaban de la superioridad de su equipo, pero faltaba el éxtasis. Yuri y Williams eran una pesadilla para la saga culé y para los que del centro llegaban a tapar los huecos. Una primera mitad con empate a 0, lo que comprobaba el poco equilibrio que existe en el fútbol entre la realidad y la justicia. De momento iba ganando la partida Garitano. Valverde y el Barcelona extrañan muchísimo a Jordi, quien esta vez ni de cambio podía intentar revertir la situación, pues estaba en la ciudad condal.

Tras el descanso se notaba en los leones el cansancio y en los visitantes el cambio de actitud que derivó en un asedio a las inmediaciones de Herrerín, haciendo que Athletic tuviese que defender muy atrás y el camino a los contragolpes fuese más largo. A pesar de esto los azulgranas no aprovecharon su mejor momento en el partido ya que no inquietaron la portería contraria. Con el paso de los minutos el juego se tornó muy cortado, lo que presagiaba un final con pocas opciones de variar la pizarra, dependiendo quizás de una genialidad para ello. Y apareció, nuevamente Marc André, con sus reflejos y sus guantes para salvar a los suyos y aguarle la fiesta a Iñaqui y todo San Mamés.

Imagen

Ambos entrenadores introdujeron cambios que variaron poco el destino del choque, aunque en el caso de Muniain brindó algo más que lo hecho por Aleña y Dembelé en el otro bando. Anecdóticas las apariciones en el verde del recién llegado Kodro y el siempre bien visto por Valverde, Tomás Vermaelen. Ni hablar de las decisiones arbitrales cuestión manida cada fin de semana en LaLiga Santander. El resultado aunque parezca que puede complacer a unos y otros, abre interrogantes para los dos caminos. ¿Logrará el Athletic realizar de forma habitual juegos como éste? ¿Piensa el Barcelona más en Europa que en casa?

Puede seguirme en @cronicarian y tener más información en @VIP_Deportivo, también en la página de Facebook de VIP Deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.