La Mejor Información Deportiva

Incógnita Lemar

0

Adaptarse al Atlético de Madrid no es fácil, más que nada porque hay que adaptarse a Simeone. Pocos son los futbolistas que rinden de inmediato y Thomas Lemar no ha sido una excepción. La segunda temporada del francés en Madrid debería servir para disipar las dudas sobre su rendimiento y su encaje en el equipo.

Hasta hace unos días era el fichaje más caro de la historia del Atleti y su primera temporada no ha estado a la altura del esfuerzo que se hizo por él. Lemar es un jugador especial y lo demostró en la final de la Supercopa de Europa contra el Madrid. En Tallin, prácticamente en pretemporada hizo, seguramente, su mejor partido con la rojiblanca. La afición se relamía con un jugador que, con su talento, debía ser el nexo entre la delantera y la medular. El problema fue que Lemar se empezó a apagar, quizás por la adaptación, quizás por problemas de regularidad o incluso problemas más sistémicos.

Otra apuesta más 

El fichaje de Lemar fue el enésimo intento del Atleti de buscar un perfil de banda más ofensivo y de talento, que le acercara de nuevo a la figura de Turan. Carrasco se hundió por carácter, Gaitán nunca cuajó pese a parecer idóneo, siendo el más parecido a Arda y otros como Vitolo, que aún siguen, parece que no llegarán a ser lo que se busca.

La temporada 17/18 puso a Lemar en el mapa en un Mónaco estelar, aquel que con Mbappé, Bernardo Silva o Fabinho llegó a las semifinales de Champions y destronó al PSG en liga. Sin embargo, la temporada siguiente su rendimiento bajó de forma notable sembrando la duda de su irregularidad. En ello apareció el Atleti.

Digamos que no hace falta demasiado para levantar a la grada del Metropolitano, una carrera para presionar se aplaude a rabiar así que imaginen un regate. Pero para convencer al Cholo hay que sudar tinta y más para este perfil. A parte de tener que correr en defensa una y otra vez para no descuidar al lateral rival, cada vez que tocas el balón hay que acertar. Y por ahí han venido varios de los problemas de Lemar. La banda izquierda, la que normalmente ha ocupado, ha sido en ocasiones un coladero con él en el campo, como ocurrió en Turín. Por otra parte, sus toques de balón han ido perdiendo calidad cuanto más avanzaba la temporada. Los regates en campo propio desesperaban al Cholo y su falta de precisión en campo rival era una losa.

Su calidad es indiscutible pero igualmente indiscutible es que por momentos sabe esconderla. Ahora, con el bagaje de una temporada a las espaldas y con la preparación de una pretemporada al completo, el club espera un paso adelante. El Atleti, hasta el momento, no ha fichado ningún competidor directo para su posición por lo que confían en el francés. Ahora la responsabilidad es suya y su rendimiento determinará si es un intento fallido más con el agravante del precio o si triunfa.

Síganme en @ignacio_prieto2 y sigan toda la actualidad en @VIPDeportivo o nuestro Facebook: VIP Deportivo o Instagram: @VIPDeportivo.

Fuente imagen: Wikipedia.org

Deja un comentario