La Mejor Información Deportiva

Holanda crea colegiales de fútbol… Y España les doctora

@SeFutbolFem
0

Artículo de opinión sobre las sensaciones percibidas entre el choque amistoso entre una España y una Holanda con ideologías de juego idénticas.

La selección española pasó de convertirse en el rincón de las lamentaciones en un equipo capaz de ganar con un estilo capaz de embellecer el sencillo juego de llevar el balón de un lado a otro lado del terreno de juego. De este modo, la trigonometría matemática, el pincel bajo el barniz y el bailarín bajo el ballet acaban haciendo que el fútbol tenga mayores focos en el espectáculo que en el propio resultados.

En el momento que la Historia abre las puertas a equipos «no campeones» que han ofrecido más espectáculo que victorias propiamente dichas, podemos considerar que nos encontramos en un éxito que conforma un cambio de paradigma. La Hungría de los años 50, la Holanda de Johann Cruyff de los años 70 o el Ajax de Louis Van Gaal son algunos ejemplos que ganaron por fútbol, y no por goles.

Las chicas españolas, a la estela del cruyffismo

La selección española femenina dio su presentación ante el mundo durante el mes de junio de 2019 cuando se enfrentó a Estados Unidos en los octavos de final de la Copa del Mundo. Vendió cara su derrota, ya que tan solamente dos penaltis, y uno de dudosa viabilidad, impidieron la derrota de un equipo capaz de competir sin renunciar a su propio estilo.

Porque aunque en la selección de Jorge Vilda prevalezcan jugadores del Barcelona como Sandra Paños, Mariona Caldentey, Patri Guijarro o Jennifer Hermoso, clubes como la Real Sociedad, Real Madrid o Atlético de Madrid, entre otros clubes, en los que también son extranjeros, no han dejado de demostrar que todo jugador es adaptable de jugar a una determinada ideología.

Estilo adaptado a la fisionomía

Pero además de la adaptación, también importa quiénes la inician y fue la escuela holandesa. Porque aunque la Hungría de Puskas y Kubala, entre otros jugadores, deslumbraron en el Mundial de 1954, la Holanda de Johann Cruyff comenzó a dejar entrever que la inteligencia táctica puede romper cualquier barrera física. Precisamente las diferencias fisiológicas son compensadas ante un estilo de fútbol en el que el posicionamiento, saber estar y tu arte con el balón funciona. Al fin y al cabo, la potencia física masculina es mayor genéticamente, lo que implica que el fútbol femenino opte por profundizar mayoritariamente la ideología de juego en la que saquen el máximo partido al intelecto y la creatividad con el juguete redondo llamado balón.

Maestro contra aprendiz

Ciñéndonos al partido, a pesar del 1-0 en el que España le ganó a Holanda, campeona de Europa en 2019, en un simple partido amistoso en vísperas de la próxima Eurocopa, dejaron muchas sensaciones a tener en cuenta. Además de ser un rival grande más que gana el combinado nacional, aunque fuera en un encuentro en el que no se juegan nada, fueron una muestra en la que el maestro se doctora mientras que su alumno aventajado aspira a su superarle.

Al fin y al cabo, neerlandesas y españolas no renunciaron a su idea de fútbol, llevándola hasta el extremo en términos de lealtad y precisión, porque la incertidumbre y la estrategia imperaron hasta que Patri Guijarro perforó la portería rival gracias a un gran ejercicio coral. La celebración y el posterior saludo de jugadoras tras finalizar el encuentro muestran el contraste de un equipo aspirante a verificar sus éxitos en los ensayos científicos y otro autor de una patente. Pero son sólo suposiciones, el tiempo es quién comunica el devenir de los hechos.

Imagen vía: @SeFutbolFem

Sigan toda la información y actualidad en @VIP_Deportivo y en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram @vp_deportivo.

Deja un comentario