La Mejor Información Deportiva

Historia triste en Butarque

0

Derrota severa del Betis en tierras madrileñas. El equipo sevillano apenas opuso resistencia a un Leganés muy enchufado que se llevó la alegría de la temporada.

No hubo partido, no hubo oponente, no hubo historia en Butarque. El Leganés arrasó a un Betis apático, sin ideas y con la actitud olvidada en Sevilla. Victoria de los pepineros por 3-0 que pudieron ser más, si el conjunto madrileño hubiese estado más acertado a portería. Horrible versión de un Real Betis que de nuevo pecó de soberbia y nunca mostró nada en el choque.

Imagen

Daba comienzo el partido en Leganés, y eso fue lo único positivo para un Betis que ni se presentó al duelo matinal del domingo. Con la resaca copera, Setién configuraba un once que acumulaba muchos cambios respecto al jueves. Muchos cambios, pero garantías en ellos, que al final con el devenir de los minutos sólo fueron eso, papel mojado.

En todo momento el equipo madrileño fue mejor, puso más énfasis, más ganas, más actitud, más profesionalidad y más tensión. Ahogó a un Betis donde ayer no pudo ni hacer su juego, ni apenas acercarse a portería. Lentos a todas las acciones, sin ganar ningún balón dividido y sin saber qué hacer para competir los tres puntos. Mazazo tras mazazo iban cayendo los goles. Con un En-Nesyri que parecía una bala, y que mató con un hat-trick, primero en su carrera, a un Betis sin alma ni personalidad.

Todo pasó muy rápido y sin dolor, porque los de Setién apenas se dieron cuenta que en Butarque se jugaba un partido. En el 22, 36 y 66 el delantero marroquí hacía estallar a la grada local, con tres goles que pudieron ser muchos más. Por su parte el conjunto andaluz besaba una y otra vez la lona con cada KO que asestaba el Lega. Fue un sparring perfecto para completar la mañana idílica para la afición pepinera.

Imagen

Con apenas un tiro a puerta por medio de Jesé, pero mucha posesión visitante, finalizaba un encuentro donde lo positivo del Betis, fue una vez más su fiel afición, que llenó la grada visitante del estadio. Lo que vino luego, sí fue un cuento de terror. Y es que, el míster Quique Setién lejos de hacer una autocrítica severa, sólo balbuceó y tiró balones fuera, en una derrota incontestable y muy dura. Culpó al horario del partido y el poco tiempo para preparar el choque, y acusó al equipo rival de jugar de una forma mal vista según su visión del fútbol.

Cruce de declaraciones en rueda de prensa que no tapa el mal juego y la apatía de un Betis que ayer ni quiso ni pudo. Es preocupante sin duda, porque no es la primera vez que le pasa este año.

Cambio de chip necesario y a contrarreloj, puesto que el jueves viajan a Francia para enfrentarse al Stade de Rennes en Europa League, y mostrar otra imagen es de urgencia y obligatorio.

Siganme en @jesus_olimart, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario