La Mejor Información Deportiva

Hijos de Simeone

0

Los auténticos Marcos Llorente, Joao Félix y Griezmann son futbolistas formados, educados y orientados por Simeone.

La principal función de un padre es la de formar, educar y orientar por el buen camino a su hijo. La principal función de un entrenador es la de formar, educar y orientar por el buen camino a su futbolista. Los padres, como los entrenadores, son formadores de formadores, pues ese hijo, ese futbolista, en el día de mañana será padre, será entrenador. Dentro de esa formación de formadores existe un biotipo que en la vida podría considerarse  como formadores de adultos responsables, y en el fútbol como formadores de futbolistas auténticos. Futbolistas que al verlos dentro y fuera del campo te das cuenta que tiene un padre/entrenador que le ha educado. Marcos Llorente, Koke, Saúl, Joao Félix, Griezmann, Thomas, Lucas Hernández…Futbolistas que, estén fuera o dentro del cobijo del hogar, reflejan que tienen un padre. Futbolistas que son hijos de Simeone, formador, educador y orientador, de auténticos futbolistas.

El verdadero Marcos Llorente, ese futbolista que está haciendo mucho ruido en España y Europa, es hijo de Simeone. Es verdad que Llorente nació y se formó inicialmente en otra casa, pero ese no era el autentico Marcos Llorente. Marcos tenia un padre que lo ‘obligaba’ a estudiar y ejercer la profesión que quería el padre, y no la que deseaba Marcos. Alto, musculoso, rápido y correcto con balón, pues de pivote y ahí te quedas siempre.

Cada vez que llegaba a casa, Marcos se encerraba en la habitación y empezaba a dar rienda suelta a su verdadero don, su talento. Y, como nunca es tarde para aprender, para formarse, Llorente encontró a un padre futbolístico que le dejo ser el verdadero Llorente. Simeone detectó el talento de Llorente y, sin dejar nunca de formarlo, educarlo y orientarlo, le dio libertad para estudiar y trabajar en lo que él, gracias a su talento, quería. Éste es el verdadero Marcos Llorente, un pedazo de futbolista e hijo de Simeone.

Ser padre y entrenador es muy gratificante, pero muchas veces, por diversas cuestiones, la formación y la educación es muy difícil. Existen partos dolorosos, como el de Joao Félix, pero siempre merece la pena sufrir un poco para traer a este mundo a un futbolista con tanta calidad innata. La formación ejercida por Simeone no fue sencilla, pero ha sido y es la mejor. Joao, desde muy pequeño, aparece en todos los medios como una super estrella. Apenas era un bebe futbolístico y ya le exigían rendir como adultos curtidos en mil batallas.

Su padre, Simeone, como ya hiciera en su momento con Griezmann, y aunque por ello recibiera muchas criticas, prefirió llevarlo poco a poco, paso a paso. Al principio, Joao era un niño alocado que aparecía en clase un día y tres no, y ahora, gracias a la educación y orientación de su padre Simeone, es un hombre y futbolista formado, con unos valores que lo guían a la continuidad en sus actos futbolísticos a favor de su desarrollo y del bienestar de su familia.

Joao, como todos los hijos, quizás en el día de mañana, cuando ya sea mayor y tenga una carrera universitaria y una profesión acorde a su talento, se vaya del cobijo de su padre y se independice. Seguramente algún día no estará en la misma casa que su padre Simeone, pero se mantendrán unidos por los valores comunes del futbol desarrollados. Griezmann, Thomas, Lucas, un día tomaron la difícil decisión de salir de casa, pero siempre con la convicción de que allá fuera les iba a ir bien gracias a la educación recibida. En Barcelona, Londres y Múnich, Griezmann, Thomas y Lucas siguen siendo hijos de Simeone. Un padre que, aunque no quiere recibir elogios por ello, está muy orgulloso de que sus hijos sean futbolistas auténticos. Y sus hijos estarán eternamente agradecidos con su padre futbolístico por la formación recibida.

 

Imagen destacada vía: Atlético de Madrid.

Síganme en @franyako y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario