La Mejor Información Deportiva

Hertha-Unión Berlín: una de las ‘delikatessen’ de la jornada

0

Hertha de Berlín y Unión de Berlín. Llega uno de los partidos más esperados de la temporada. Y lo hace en la peor de las coyunturas posibles. Por primera vez en toda la historia, los dos conjuntos más importantes  de la capital coinciden en la más alta de las divisiones alemanas. El partido de la primera vuelta en el Alten Försterei ya fue catalogado como una auténtica ‘delikatessen’. Y no por el propio partido, que terminó 1-0, sino por todo lo que le rodeaba.

El muro implantado en Berlín durante la Guerra Fría impidió que se forjara una rivalidad tensa y extendida en la historia, como sucede en prácticamente todas las grandes ciudades de Europa. De hecho, sucedió todo lo contrario. Su relación fue siempre cordial.

La historia del hermanamiento entre Hertha y Unión podría rellenar todas las hojas de una novela. Y todavía necesitaríamos una segunda entrega. Intentando exprimirlo al máximo, podemos decir que el Union, durante los años de la Guerra Fría, era popularmente conocido como el conjunto contrario a la política comunista establecida en su lado del muro.

Por ende, su mayor rival era el Dynamo Berlín, el equipo de la Stasi (los servicios secretos de la URSS). Esto provocó la admiración y la cercanía de los hinchas del Hertha de Berlín, el por aquellos entonces, segundo mejor conjunto del otro lado del muro.

Su hermandad se demostró en forma de partido amistoso, una vez caído el muro, cuando se enfrentaron en el Olympiastadion en enero del 1990. Más de 50.000 personas acudieron al evento y consagraron esta unión, bajo el lema «Hertha y Unión, una nación».

Hertha de Berlín y Unión de Berlín siempre han representado la unión del país germano, y de su fortaleza pese a las cuantiosas adversidades. Esta vez, por el contexto actual, el partido no podrá alcanzar cifras estratosféricas de aficionados. Quizá eso limite la espectacularidad del derbi de Berlín.

No debemos preocuparnos, sin embargo, ya que ambos conjuntos han cosechado suficientes puntos como para encontrarse fuera de puestos de descenso. Todo parece indicar que la próxima campaña podremos gozar de un derbi berlinés en condiciones y con un Olympiastadion abarrotado y lleno hasta la bandera.

Por ahora debemos conformarnos con lo que tenemos, que ya  es mucho. Partido, a priori, muy igualado y sin un claro favorito. Tan solo hay que echarle un ojo a la clasificación, cuya undécima posición está ocupada por el Hertha y la duodécima por el Unión, a tan solo un punto de distancia (31 y 30, respectivamente).

Su situación es similar, pese a que la exigencia recae sobre el Hertha, un conjunto que ha querido siempre establecerse como el colosal berlinés, pero cuyos resultados no han acompañado. Tampoco lo han hecho esta campaña. Tres cambios de entrenador y una dinámica algo irregular, por lo menos hasta la llegada de Bruno Labbadia.

Un equipo repleto de nombres interesantes, pero que, por motivos inexplicables, no han logrado desprender un juego alegre ni fructífero en cuanto a resultados. Se hace extraño que un conjunto con integrantes de lujo como Krzysztof Piatek, Dodi Lukebakio, Matheus Cunha, Javairo Dilrosun, Boyata y compañía, se encuentre tan lejos de puestos europeos. Aunque todavía están a tiempo de sumarse al carro continental. Deben remontar 9 puntos en 8 jornadas. Suena a hito, pero todos conocemos cómo funciona esto. Ya demostraron que están capacitados para pelearlo en el partido de la última jornada contra el Hoffenheim, a quién vencieron por 0-3.

En el caso del Unión Berlín, la presión es prácticamente nula. Cabe recordar que son debutantes en la Bundesliga y que, en primera instancia, su principal objetivo era y sigue siendo la permanencia. Las matemáticas nos recuerdan que esta finalidad no esta del todo sentenciada. Si los de Urs Fischer se duermen en los laureles, los 7 puntos que les distan del descenso pueden desvanecer. Por ello, deben mantenerse firmes y mantener el nivel mostrado hasta el momento. Los visitantes recuperan a su mejor baza, Sebastian Andersson. El sueco se perdió el partido frente al Bayern de Munich por acumulación de tarjetas,

Imagen principal vía: YouTube

Síganme en @ikersicr y sigan toda la información y la actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en nuestro Instagram: @vp_deportivo

Deja un comentario