La Mejor Información Deportiva

Hasta todo un heptacampeón no está libre de pecado

Wikipedia Commons
0

Artículo de opinión que recuerda cómo todo piloto leyenda se ha visto sometido a los errores de principiante.

La Fórmula 1 está a la altura de los All Star en la NBA o de los Premios Óscar en el panorama cinematográfico puesto que forman parte la mayoría de los pilotos más rápidos del Mundo.

Dentro de la competitividad de todos ellos, se pretende que los mejores de los astros luchen por dominar el firmamento, lo que lleva a adquirir una mentalidad a corto-medio plazo.

Al fin y al cabo, el ansia de ver a jóvenes promesas arrolladoras con los mejores bólidos es mayor cuando una nueva generación acecha.

Por tanto, muchos aficionados están ansiosos de ver a George Russell en Mercedes a tiempo completo tras haber dado unas gotas de calidad extraordinarias como sustituto de Lewis Hamilton en el Gran Premio de Sakhir.

Paciencia con Russell

Sin embargo, su mentor Toto Wolff considera que no debe cometer errores evitables como el que tuvo el británico en Imola justamente cuando tenía el top 10 al alcance de la mano, argumento totalmente racional si pretendes forjar la trayectoria de un piloto a base de paciencia y resiliencia para que se percate de la necesidad de saber esperar a su oportunidad.

Imagen
@GeorgeRussell63

Por el contrario, también existen opiniones encontradas que claman dar oportunidades a la nueva sabia como se hizo con Charles Leclerc en Ferrari en 2019, con Michael Schumacher en Benetton nada más haber debutado un caluroso verano de 1991, Flavio Briatore con Fernando Alonso en Renault a principios de 2003 a los 22 años y, por supuesto, el propio Lewis Hamilton en McLaren-Mercedes en el fatídico año 2007 como debutante y compartiendo garaje con el bicampeón español.

El 44 se convirtió en el piloto de la Fórmula 1 con mejores estadísticas en término de victorias y títulos durante el año de la pandemia, por lo que su impronta resulta complicada de desbancar, y más para un equipo caracterizado por jerarquizar a sus pilotos. No obstante, uno fue cocinero antes que fraile y Hamilton necesitó el error para convertirse en el piloto heptacampeón que ha sido.

Hasta Lewis fue piloto novato

A Ron Dennis no le tembló el pulso en colocar al británico junto a un piloto consolidado como Fernando Alonso, aunque tenía la opción de forjar un ambiente estable en el equipo McLaren con el  asturiano y teniendo de escudero a su compatriota Pedro Martínez De la Rosa, piloto que había demostrado entre 2005 y 2006 su talento, sobre todo bajo agua para sacar puntos para McLaren si su jefe de filas fallaba, sabiendo que su edad y su falta de oportunidades le permitía asumir con total placer un rol de piloto secundario y para plantar a pilotos del calibre de Giancarlo Fisichella, Robert Kubica, Jenson Button, David Coulthard o Rubens Barrichello.

Esa ambición le llevó a apostar por un diamante en bruto demasiado pulido, hasta el punto de disputar el título hasta la última carrera del año 2007 y ganarlo un año más tarde. A pesar de su potencial, cometió errores, sobre todo a la hora de gestionar neumáticos, llevándole al reventón en Hungría o al famoso «San Ganchao» en la puzolana o a la salida de pista en la última cita en Brasil junto a su error al tocar el limitador del monoplaza, lo que le dejó sin título.

Incluso Fernando…

Además, estuvo cerca de perder su primer título en 2008 por acciones como su toque con Fernando Alonso en Baréin que le dejó sin título, el accidente provocado en Canadá a la salida del pit line o la colisión sufrida con Räikkönen en Bélgica que acabó en sanción.

Todos esos errores son más que evitables si te encuentras en un equipo aspirante a Campeón del Mundo como es McLaren, pero ningún piloto nace sabiendo, ya que nadie está lo suficientemente preparado para adquirir un reto de tal envergadura.

Incluso ha habido pilotos en el cénit de su carrera que han aterrizado en equipos del calibre de Ferrari y de la propia Mercedes, entre ellos, Vettel, Hamilton y Fernando, y no se han librado de cometer errores. Por tanto, podemos decir que ni las leyendas son libres de errores.

 

Fuente de la imagen: Wikipedia Commons

Síganme en: @victor9715 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Vip_deportivo, en nuestro Facebook: VIP DEPORTIVO e Instagram @vp_deportivo.

Deja un comentario