La Mejor Información Deportiva

Guía Levante UDFS | Analizando las salidas

0

David Madrid, Javi Alonso, Canabarro, y Rick se suman a las salidas de Ibarra y José Revert, padecidas a mediados de temporada; y han sido cubiertas con las ya estudiadas incorporaciones de Diego Ríos, Cuzzolino, Pedro García, Rubi Lemos.

Hemos hablado ya de quienes siguen y de quienes han llegado. Sin embargo, siempre es el de las bajas un apartado a estudiar. Aunque afortunadamente, más allá del entrenador, no son piezas claves las que han separado sus caminos del de la entidad instalada en Paterna.

A mediados de temporada concluyó el breve paso de Ibarra y el retorno de Revert

El último fichaje que anunció el Levante UDFS fue bastante interesante. Al menos, despertó la nostalgia entre aquellos que más tiempo seguían al club granota. Pues se trataba del retorno de José Revert tras su paso de un par de temporadas por tierras italianas. Esta vez, con el dorsal «12» a sus espaldas, en lugar del «21». Y la verdad, si bien es cierto que a principio de temporada jugó algo; acabó desapareciendo del mapa con tremenda rapidez. Hubo un punto en que ni siquiera iba convocado ya, y estaba relegado a ver los partidos desde la grada. Recibió una oferta de Italia y se marchó tras acordar su rescisión con el Levante. Para el recuerdo, apuntamos que José Revert fue quien anotó el primer gol de la historia del Levante en primera, ante el Barcelona en la Fonteta de San Lluis.

José Revert durante el triunfo granota sobre Inter Movistar. Fuente: Levante UDFS

Sin embargo, más extraño es el caso de Ibarra. Es un muy buen jugador, y lo demostró cuando jugó. Llegó a anotar goles y a protagonizar jugadas de severa dificultad. Y al inicio del curso, sin duda contaba para David Madrid. Pero por algún motivo, se desvaneció. No se sabe si por asuntos de vestuario, por decisión técnica, o qué ocurrió, pero desapareció totalmente de la rotación y de la convocatoria. Acabaría la temporada en Antequera, donde desplegó un gran fútbol sala, pero no lo suficientemente bueno para guiar a su equipo a la permanencia. Esta temporada, militará en Valdepeñas.

Rick pone rumbo a Portugal, Canabarro a Brasil y Javi Alonso a Zaragoza

Enrique Cleiton, más conocido como «Rick», se incorporó el pasado verano a las filas levantinistas. Aunque llegó lesionado, y tardó unas cuantas jornadas en integrarse en el equipo a causa de ello. Hecho que acusó el equipo, pues hizo esto que Pedro Toro no tuviese recambio claro. Se trataba de una apuesta de futuro del Levante, que empezó a ponerse a prueba a mediados de primera vuelta. Y se veía que Rick era un jugador con cualidades interesantes, pero con un grave problema: su falta de físico. Era un jugador muy alto, cosa positiva, pero demasiado delgado y fino para lo que David Madrid esperaba que aportase.

No llegó a encajar del todo en el esquema, a pesar de dejar detalles a lo largo de los partidos que iba disputando. Hubo muchos encuentros en los que, a pesar de no haber otro pivot aparte de Pedro Toro, no contaba con apenas minutos. Y como era de esperar, dejó el club en verano.

Javi Alonso en su presentación como jugador del Fútbol Emotion Zaragoza. Foto: Pedro Luis Serrano

En cambio, muy diferente es la situación de Javi Alonso. Se puede afirmar con tranquilidad que el ala es un jugador especial. Tiene clase, desborde, descaro, ganas de trabajar y gol. Sin embargo, es un jugador que necesita libertad. Y en el tramo inicial de la pasada temporada, fue cuando más tuvo, y también cuando más destacado fue su rendimiento. Todo el mundo alucinaba con lo que el «10» granota aportaba. Además, su zurda tenía un peligro tremendo de cara a puerta.

Sin embargo, es un arquetipo de jugador que no acababa de encajar en el sistema de David Madrid. Y si bien continuó a lo largo del curso protagonizando bastantes acciones de importancia o espectacularidad notorias, se fue deshinchando. Eso sí, no hay nada que discutirle. Simplemente las cosas no funcionaron a la perfección y recibió una propuesta donde iba a gozar de una libertad mayor, y la tomó. Lo dio todo mientras fue levantinista, y además aportó deportivamente.

Para concluir, Rodrigo Canabarro fue otro jugador que abandonó la disciplina granota al acabar la temporada. Llegó a mediados de campaña, y le costó involucrarse en el ritmo del equipo. Sin embargo, una vez se adaptó, jugó a buen nivel y dejó algún que otro gol. Solo firmó para media temporada, y tan pronto como la acabó, dejó la entidad levantinista. A partir de ahora, militará en el Marreco Futsal brasileño.

Se despidió del Levante David Madrid, quien hizo creer en los milagros

Cuando tenía 37 años el técnico, el Levante atravesaba una situación complicada. La permanencia parecía estar francamente lejos, y el proyecto, atascado. Sin embargo, apareció otro interesante símil con la sección de fútbol once. Mejor dicho, el símil se produjo a la inversa que con el de Morales. Si en dicha coincidencia, se anticipó la sección de fútbol once sacando a su Morales, fue la sección de fútbol sala la que encontró a su entrenador autor de milagros antes que la de fútbol once.

David Madrid tomó en diciembre un equipo que olía a descenso, mentalmente tocado. Y ejerció tanto de estratega, como de psicólogo. Entre sus jugadas más importantes, estuvo la de convocar a los seres queridos de sus jugadores en el vestuario antes de un duro encuentro ante el Burela, donde ganar era menester para seguir soñando con la permanencia.

Aquella temporada acabaría con el Levante salvándose en la penúltima jornada tras barrer al Gran Canaria (8-1) en el Cabanyal. Y el próximo curso, y con una plantilla con muchas novedades (y otras tantas bajas, algunas chocantes, como la de Yeray); David Madrid quiso alterar la visión del equipo. No quería hablar de permanencias, quería hablar de Playoffs. Y a nada se quedó primero de clasificar al Levante a la Copa de España, y segundo, de meterlo en los Playoffs.

Un duro golpe que los granotas contrarrestaron reforzando aún más su plantilla, y otorgando nuevamente armas interesantes a David Madrid. Y no falló a la segunda. Metió al Levante entre los ocho primeros cuando acabó la primera vuelta, y lo mantuvo cuando acabó la liga regular. No es ningún atrevimiento afirmar que David Madrid es el mejor entrenador de la historia del Levante. Pues primero hizo lo imposible levantando a un equipo hundido, y en menos de dos años, lo convirtió en un equipo de playoffs. Sin embargo, se consideró desde la directiva que el trabajo de David debía continuar con otra mente pensante a cargo del equipo.

Solo el tiempo dirá si el cambio es positivo o negativo, pero una cosa es segura. Diego Ríos tiene delante un señor reto para igualar a David Madrid. Por su parte, el ahora exentrenador del Levante sabe que tiene ganada a la afición de Paterna, que gustosamente le vería de nuevo en su banquillo como entrenador. Sin duda, un entrenador profesional y trabajador que lo dio todo por el Levante.

Propiedad imagen destacada: LNFS

Por Gerard Escribano

Síganme en @gerardeg11 y sigan toda la información y actualidad en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario