La Mejor Información Deportiva

Griezmann lo tiene claro, el resto no

Tomada de MD
0

Todos a la espera de ver el destino final de Griezmann.

“Sé donde voy a jugar”. “Sé donde quiero ir y los sacrificios que tengo que hacer”. Menos de 48 horas entre una frase y otra, pero que conducen a un mismo camino, el Barcelona, según indica la lógica. Más allá de razones matemáticas o de códigos para programar, mantener oculto el destino es un juego que disfruta Griezmann, arrepentido quizás por el video veraniego, deseoso de tocar la gloria europea a nivel de clubes, lejos del Wanda y de la afición a la que ilusionó durante 5 temporadas.

A la palestra han salido otras entidades que tientan los intereses económicos del francés, sabedor de que mudarse a la Ciudad Condal es sinónimo de rebaja de sueldo y de pérdida de protagonismo en el césped. Manchester United, su vecino, el City, así como el todopoderoso en las arcas, el PSG, hacen dudar al campeón del Mundo, que a sus 28 años reconoce la urgencia de un nuevo reto en lo deportivo. Estos elencos, de una u otra forma, tienen una ficha libre para una figura que comande el proyecto, que de asumirlo, sería otro golpe anímico para la secretaría y directiva culé.

El todavía rojiblanco tiene las cuentas barcelonistas en tensión, congeladas, a la espera de que Antoine diga sí, monosílabo que no debe sonar hasta el 1ro de julio, fecha en la que su cláusula pasa de 200 a 120 millones. Entraría en el top 3 de traspasos históricos con color azulgrana, algo que a la fanaticada preocupa, al ver en pausa la explosión definitiva de Dembélé y Coutinho. A esa cifra, sumar el esfuerzo que se pretende realizar por De Ligt, objetivo prioritario en las oficinas blaugranas. Esto representaría otro desembolso gigantesco, ya que no se debe obviar los espacios que tienen que rellenar en la plantilla, Abidal y Segura.

En el vestuario, la llegada del francés es una idea que no se vislumbra tan clara. Para los de corbata, resultaría imperioso vestirle como culé, pues amén de la calidad incontestable del galo, el archirrival se refuerza, por lo que a Hazard, la respuesta tendría que ser Griezmann. Preguntarle con insistencia pierde todo sentido mientras va pasando el tiempo. Lo mejor es aguardar al primer día del séptimo mes, momento entonces en que se conocerá la decisión final. Si es lo correcto o no, es tema para otro texto. En frío, siento que ambas partes se equivocan. El tiempo dictará sentencia.

Síganme en @cronicarian y toda la información deportiva en @VIP_Deportivo, también en nuestro Facebook: VIP Deportivo y nuestro Instagram: @VP_Deportivo.

Deja un comentario