La Mejor Información Deportiva

Golpe de estado

0

Quique Setién destapa que quien realmente tiene todo el poder en el Barcelona son los jugadores.

El Clásico destapo lo que era un secreto a voces desde hace unos años. Bueno, lo destapo las cámaras de ‘El Dia Después’ y el ‘Golazo de Gol’ con la emisión de unas imágenes de Eder Sarabia en el banquillo del Santiago Bernabéu, las cuales Quique Setién quiere erradicar para no evidenciar su mal perder. Unos dicen que quien tiene las llaves del Barcelona es Leo Messi, otros sostienen que es el presidente de turno, pero ayer Setién denuncio de forma indirecta que en realidad quienes mandan en el Barcelona son los jugadores. Mandan en la sombra, sin dar la cara y de la manera más cómoda posible. Y claro, cuando llega alguien que en teoría es tu jefe y te dice a la cara como son las cosas en este mundo, pues pones mala cara y llamas a filas.

¿Quique Setién le ha pedido perdón a los jugadores por hacer su trabajo? Digo Quique Setién porque Eder Sarabia es Quique Setién. Al igual que Quique Setién es el Barcelona. Y por cierto, si algún dia me teneis que defender por cualquier cosa, os suplico que no lo hagáis como Setién con Sarabia. Volviendo al meollo de la cuestión, Setién y su cuerpo técnico se deben dar cuenta que están entrenando a una guardería, una guardería de alumnos consentidos que, a la sombra, tienen todo el control de este centro de enseñanza. No es tener una importante toma de decisión, que es lo normal que tenga una plantilla de jugadores en cualquier club, sino que tienen todo el poder. Y si el profesor regaña al alumno, éste promete que va a dejar de respirar, se niega a comer, retira el saludo y le ordena al ‘dueño marioneta’ que a ese profesor le señale la puerta de salida.

Barcelona’s Spanish coach Quique Setien gestures during the Copa del Rey (King’s Cup) football match between UD Ibiza and FC Barcelona at the Can Misses municipal stadium in Ibiza, on January 22, 2020. (Photo by JAIME REINA / AFP) (Photo by JAIME REINA/AFP via Getty Images)

Ese es el modus operandi de estos niños consentidos y muy poderosos, tan poderosos que al momento que el ‘dueño marioneta’ haga un movimiento no aceptado, hablemos del nuevo alumno Griezmann, mandan a las tropas a sacar toda su artillería. Estos niños tienen el control hasta de los ‘militares’. Apunten y disparen. Si perdemos es por culpa de Griezmann o de Setién, y nunca de nuestro amigo Arturo Vidal, aunque éste nunca de la talla sobre el campo. En este reino de capricho los alumnos aprueban con facilidad los exámenes parciales, pero en las pruebas finales llega el cero patatero. Y claro, como en Roma o Anfield, los que en realidad tienen todo el poder, que son los jugadores, no asumen responsabilidades y no dan la cara. Todo este desgobierno demuestra la decadencia por la que atraviesa el actual Barcelona. ¿Cómo recuperar el ‘estado de derecho’? Pues Setién mostrando personalidad y demostrando que los jugadores jerárquicamente no están por encima del cuerpo técnico y por supuesto del club. 

 

Imagen destacada vía: Getty Images.

Síganme en Twitter como @franyako, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en nuestro Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario