La Mejor Información Deportiva

George Russell y Fernando Alonso, inicios paralelos

@GeorgeRussell63
0

Reportaje para analizar exhaustivamente los inicios de trayectoria similares del piloto británico y del español en la Fórmula 1

El cambio de tornas en la Fórmula 1 se hace evidente cuando llega una nueva generación dispuesta a romper el «status quo» establecido en la competición. Ese es el momento para anteponer la razón al puro romanticismo emocional, pero muchas veces toca dejarse llevar por las tripas cuando lanzan mensajes llenos de argumentos empíricos. No obstante, el eterno debate entre la paciencia para no explotar antes de tiempo las cualidades del piloto con tener la valentía de darle la oportunidad en el momento oportuno y en el lugar adecuado aparece en cada pulgada temporal.

Se hace el camino al andar

Los hechos hablan por sí solos y la segunda mitad de la década de los años 2010 han dejado diferentes historias. Por un lado, tenemos a pilotos como Max Verstappen o Charles Leclerc que les bastó un año para ascender al máximo eslabón de Red Bull y Ferrari respectivamente.

Por otra parte, Antonio Giovinazzi o Carlos Sainz que necesitarán y han necesitado tiempo para explotar sus calidades hasta el punto de llamar la atención a las personas que cortan el balacao en la competición a lo largo de la Historia.

Además, tenemos a Sergio Pérez que ha vivido las dos caras de la joven promesa, tanto el talento precoz en Sauber que le llevó a McLaren como tener que esperar a su oportunidad brillando constantemente en Force India/Racing Point tras haber sido desterrado de la escudería de Wooking.  A sus 31 años, encontró la oportunidad de su vida al haber sido elegido por Red Bull para acompañar a Max Verstappen.

¿Qué le espera a Russell? 

Otros quieren la oportunidad más pronto que tarde, sea merecida o inmerecida, les permitan aspirar a podios y victorias en condiciones estándar. George Russell espera el ascenso natural dentro de su presencia en el proyecto de Mercedes, pero el propio Toto Wolff pidió que se diera paciencia, ya que cometió errores atípicos para un piloto de su calibre.

Obviando que todo profesional, independientemente de su talento, experiencia y palmarés no están exentos de errores, es necesario destacar la capacidad de George Russell para brillar desde el fondo de la parrilla. Su presencia en un equipo Williams abocado al fondo de la parrilla y a cambios en su cúpula no le han impedido dar muestra de su talento a lo largo de la temporada 2020.

El error forma parte del aprendizaje

El piloto británico demostró su velocidad pura metiendo en varias ocasiones al Williams en la Q2 y en carrera, aplastando sin compasión a su compañero Nicholas Latifi e incluso ha llegado a pelear en algunas carreras con monoplazas de mayores prestaciones como los Hass o Alfa Romeo. No obstante, se quedó con la miel en los labios al no haber podido darle puntos a la escudería de Grove. Cabe recordar que el  casillero del propio George está sujeto a aquella sustitución esporádica que hizo en Sackir por el positivo de Lewis Hamilton.

Ese top 10 se resistió por errores cometidos, concretamente el accidente sufrido con Giovinazzi en Bélgica o la salida de pista en Imola cuando tenía los puntos en la palma de su mano. Ambas oportunidades perdidas fueron un caldo de cultivo para que la cúpula de Brackley tildara la paciencia como principal razón para mantener un «establishment» en la escudería Mercedes.

Avalado por los mejores pilotos del siglo XXI

Mientras tanto, el piloto a batir, Lewis Hamilton, ha comparado sus huellas mostradas en el fondo de la parrilla con las que Fernando Alonso puso en escena durante la temporada de su debut a los mandos de un Minardi, posterior Toro Rosso/Alpha Tauri. Además, el mismo ovetense ha avalado la opinión de uno de sus rivales más duros a lo largo de su carrera.

Siendo fieles a la precisión de las palabras del deportista español, es necesario recordar cómo fue su transcurso en el equipo de Faenza durante su debut allá por 2001. Fue el inicio del siglo XXI y se estrenaba en la competición junto a otros nuevos personajes a tener en cuenta como Kimi Räikkönen y Juan Pablo Montoya.

Alonso y Russell, dos inicios paralelos

A diferencia del finés y el colombiano que debutaron en Sauber y Williams respectivamente, sus oportunidades para engrosar estadísticas y poder disputarse puntos eran extremedamente bajas a comparación de ambos pilotos. Al fin y al cabo, Minardi confirmó su participación en el certamen «in extremis» debido a su carencia de recursos.

@GeorgeRussell63

Pero siempre hay posibilidad de brillo, ya que no brilla más cuando no llueve, si no quién es mejor bailando bajo la lluvia. Usando el plano metafórico, antepuso su deber de dar gran rendimiento a lamentarse por gozar de una máquina escasa de recursos. El reto era mayúsculo ante la dificultad de conducción del Minardi, ya que al haber tenido escaso rodaje, tuvo problemas con la ejecución adecuada del volante al haber salido del pit line.

Sensaciones por encima del resultado

¿Imagináis que no hubiese encontrado el botón y se hubiese chocado con Montoya nada más empezar? Si percibía en aquel momento que era complicado «ser el jefe», un accidente de tal calibre hubiese lanzado una horda de prejuicios. Pero aquel casi error quedó bien disimulado, al igual que su brillo durante aquel complicado año 2001 en término de resultados.

No le dejó ni las migajas a Tarso Marques y Alex Yoong en clasificación y ritmo de carrera. Aunque el brasileño Tarso quedó delante de él en la clasificación porque la mecánica y el azar le dio un mejor resultado numérico, las sensación dejaban entrever el potencial de Fernando. Russell tuvo el mismo estímulo en 2019 porque Kubica sumó el único punto de la escudería en Alemania, pero George se llevó todos los aplausos.

Porque su constancia recuerda a la de un Fernando capaz de haber llegado a pelear contra los Benetton en Cataluña, rozar los puntos en Alemania con una décima plaza y, sobre todo, dar toda una exhibición de pilotaje en Japón. Finalizó undécimo por delante de cinco pilotos. El dueño de la escudería, Paul Sttodart, catalogó este hecho  como «52 vueltas de clasificación». Incluso cometió errores, como el accidente en Imola y la salida de pista en la vuelta de reconocimiento de Bélgica.

Por lo tanto, podemos encontrar similitudes en los inicios de Fernando Alonso y George Russell. Se trata de un paralelismo que invita al optimismo ante la relación existente entre las Matemáticas y la Historia. Pero es necesario recordar que el efecto mariposa no es ajeno al fenómeno científico si la capacidad de trabajo disminuye.

 

Fuente de la imagen: @GeorgeRussell63

Síganme en: @victor9715 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Vip_deportivo, en nuestro Facebook: VIP DEPORTIVO e Instagram @vp_deportivo.

Deja un comentario