La Mejor Información Deportiva

Ferrari cava su propia tumba y Red Bull se aleja

0

La mala estrategia de Ferrari les vuelve a condenar y deja a sus pilotos fuera del podio, mientras que Red Bull gana, de nuevo.

Aunque parecía imposible, así es, Ferrari vuelve a perder una carrera por culpa de sus propias decisiones. Los ‘Tiffosi’ partían desde una buena posición en la parrilla, con Sainz 2º y Leclerc, 3º.  En una situación totalmente distinta se encontraba Red Bull, pues tras un sábado atípico, Verstappen salía 10º con su compañero justo detrás.

Todo estaba de cara para los monoplazas rojos, pero los errores en la selección de neumáticos y las paradas lentas les volvieron a condenar, como ya va siendo costumbre.

Paradas lentas a Sainz

Otro episodio más en el ‘Caso Sainz’. El piloto madrileño rozó la pole del sábado, pero finalmente fue Russell el que se la llevó por milésimas. Aún así, saldría desde una posición que le permitiría soñar el domingo. No obstate, las esperanzas duraron poco, ya que en la primera parada se encontraba el primer obstáculo de la carrera.

Carlos entró a boxes en la vuelta 18 con el objetivo de hacer un ‘undercut’ a Russell. Sin embargo, la parada de casi 5 segundos le hizo salir incluso por detrás de Leclerc. Sainz volvió a entrar en la vuelta 48, pero otra parada lenta le alejaba a 7 segundos de Russell. Finalmente, Hamilton logró pasar a Carlos y el español cruzó la línea de meta cuarto.

Los neumáticos, la pesadilla de Leclerc

Tras el trompo de Francia, Charles Leclerc llegaba a Hungría con las esperanzas de conseguir una victoria que, con un ‘extra’ de suerte, lograra recortar un puñado de puntos a Verstappen. El piloto monegasco arrancaba en tercer lugar la carrera, pero en la vuelta 21, tras parar en boxes, salió por delante de su compañero.

Su ritmo era excelente y peleó durante unas vueltas ante un Russell que no cedía, hasta que en la vuelta 31, el británico no pudo defenderse de un ‘hachazo’ brutal. Charles dominó la carrera y paró en la vuelta 39 a poner unos duros que, por declaraciones de otros pilotos en esos instantes, no funcionaba, Aún así, Ferrari decidió jugársela e intentar llegar al final de la carrera con esos neumáticos.

Verstappen, que llevaba un gran ritmo, pasó al Leclerc en la vuelta 41 y, posteriormente, en la 44 tras un pequeño trompo. El monegasco rodaba tercero defendiéndose como podía a los ataques de Russell, hasta que en la 54 no pudo evitar el adelantamiento.

Para colmo, visto el bajo rendimiento del neumático, la escudería decidió parar a Leclerc en la 55 para poner blandos. El piloto terminó la carrera en sexta posición.

84 puntos separan a Max, el líder, de Leclerc. Restan 9 carreras, y la posibilidad de milagro es mínima. Ferrari necesitará que Red Bull cometa fallos, ya sean de fiabilidad o de estrategia, pero el tiempo se acaba. Verstappen no perdonará ningún error.

 

Por: Manuel Rodríguez González.

Imagen principal vía: Carlos Sainz

Síganme en @manueelrod y sigan toda la actualidad deportiva en @Vip_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP_Deportivo e Instagram @vp_deportivo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: