AnálisisCulturaDestacadoFútbol InternacionalMundialReportajes

Feliz día de la Hispanidad

Artículo para conmemorar la fiesta nacional y comparar el deporte con las virtudes de los españoles.

Llega el 12 de octubre y se celebra la Virgen del Pilar acompañada del día de la Hispanidad, ya que fue cuando Cristóbal Colón descubrió América. Otros pueblos nos acusan de genocidio, cuando fuimos un país que propuso una gran globalización y otorgó de derechos a los indígenas. Pero la envidia puede con un país que ha tenido musulmanes, romanos, cartaginenses, etc.

Si bastantes piedras nos tiran al tejado, por favor, no nos la tiremos a nosotros mismos. ¿Cómo que nada que celebrar? Lo dijo Manel Estiarte, campeón olímpico de waterpolo, deporte es sacrificio, es caer, es levantarse, es llorar, es reír, es levantarse, y eso es la vida de los españoles, no el meeting de VOX apoyado por la extrema derecha mundial al son de vamos a volver al 36. 

Desafortunadamente, siempre ha habido dos Españas, la que madruga por su vida ensoñada y la destroza sueños bastarda que solamente quiere el poder. Claro que yo también quiero la cima como nuestra gloriosa alpinista Edurne Pasabán, pero disfrutando del proceso y sintiéndome orgullo por mis raíces. Porque al igual que no se puede explicar la Historia del Mundo sin España, tampoco podemos contar la Historia del deporte sin tener en cuenta a España.

Un antes y un después

Desde aquellos míticos JJOO de Barcelona en 1992, España sigue viviendo una época dorada, los protagonistas han ido cambiando, pero el espíritu de lucha permanece, pero sobre todo, hay unas bases educativas para el deportista desde pequeño que le permite triunfar. El plan ADO de ayuda al deportista o las escuelas deportivas de fútbol o baloncesto, entre otros deportes, dio y está dando sus frutos para que podamos escribir la Historia del Deporte Mundial.

Selección de fútbol de España - Wikipedia, la enciclopedia libre

El Deporte Mundial no se puede explicar sin aquel equipo de waterpolo liderado por Estiarte y Pedro García Aguado, sin la sana rivalidad Rafa Nadal, Djokovic y Federer, sin la eternidad de Fernando Alonso y la saga Sainz, sin la hermandad entre Pau Gasol y Kobe Bryant, sin los míticos España-USA de Baloncesto, sin la espectacularidad de Marc Márquez con las Motos, la precisión de John Rahm y Seve o la leyenda en la bicicleta de Miguel Induráin, entre otros.

Por encima de todos estos éxitos, tenemos una fecha clave, el 11 de julio de 2010. Tocamos el cielo en el deporte rey gracias a aquel remate de un chaval de Fuentealbilla llamado Andrés Iniesta y dos paradas milagrosas de un chico de Móstoles llamado Iker Casillas. Culés, madridistas y colchoneros, aficiones irreconciliables, aparcamos nuestras diferencias por un bien común.

Muy mala es la envidia

 Se tiene que escribir y se escribe, cuando nos unimos somos invencibles y ese día será inolvidable, por muchos mundiales que vengan. De ahí viene la envidia del Mundo hacia nosotros con la leyenda negra. Cómo dijo Julio Iglesias, «la vida sigue igual».

Afortunadamente, sigue igual, ya que el deporte es un reflejo de vida, nos da esperanza a que España vuelva a acercarse a su Siglo de Oro o de Plata. Sigue habiendo grandes músicos, geniales escritores y mejores científicos, aunque no tengan el reconocimiento adquirido. Reconozcámoslos, celebremos el día y sigamos hacia delante, porque tenemos gente y deportistas de los que sentirnos orgullosos. 

 

Imagen principal vía: Wikipedia Commons

Síganme en @victor9715 y sigue toda la actualidad deportiva en @Vip_deportivo, en nuestro Facebook: Vip Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto:

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios