AnálisisBaloncestoDestacadoNBA

Esta vez la moneda cayó de cara para los Pacers

Los de Indiana doblegan a los Knicks en el tercer partido para colocar el 2-1 en la serie

Los Pacers doblegan a los Knicks en el tercero de la serie

Indiana supo gestionar mejor el tramo final del encuentro y se impuso en el Gainbridge Fieldhouse a los Knicks por 111-106. Un triple de Nembhard fue fundamental a falta de de 16 segundos para la conclusión. Con esta victoria, Indiana se apunta el primer punto de la serie. De momento, 2-1 a favor de los Knicks con ventaja de campo para los de New York.

Los Knicks acudían a Indiana bajo mínimos, sobre todo, teniendo en cuenta que las rotaciones no existen para Thiboudeau. El entrenador de los Knicks exprime a su quinteto titular como cuando realizas un zumo de naranja, es decir, hasta la extenuación. Principalmente, “Iron Man”, es decir, Josh Hart. Además, Anunoby se lesionó en el segundo de la serie y Brunson andaba renqueante. Por ello, McBride,  Burks y Achiuwa gozaron de protagonismo.

Sin embargo, los Knicks han demostrado durante toda la temporada, que a pesar de disponer de una plantilla corta, se desenvuelven a la perfección en partidos tensos e igualados, en los que la balanza suele caer de su lado.

Clutch time

Se define como el momento del partido en el que quedan solo 5 minutos para el final y la diferencia de puntos entre ambos equipos es también de 5 o menos.

En el último cuarto a los Knicks les afectó el cansancio y perdieron la renta de puntos cosechada anteriormente, a diferencia de lo que sucedió en los dos primeros partidos. Solo DiVincenzo (35 puntos)y 7/11 triples veía el aro como una piscina olímpica. Por su parte, en los Pacers, Neismith limitó a Brunson, el cual estuvo errático en la toma de decisiones y en el tiro.

El encuentro estaba empatado a falta de dos minutos, pero un tapón de Turner a Hart, varios rebotes ofensivos por parte de Pacers y un triple de Nembhard a falta de 16 segundos para el final fueron claves para la victoria de Pacers.

Entonces, sorprendemente, cuando todos pensaban que Haliburton (35 puntos) decidiría el partido para los de Indianápolis, apareció Nembhard (que solo llevaba 2 puntos hasta ese momento) para anotar un triple descomunal desde el garaje de su casa tras stepback en la cara de Brunson. Es decir, “los pájaros disparando a las escopetas”. Hasta Haliburton se echaba las manos a la cabeza.

Imagen principal vía: NBA

Síganme en @enganche94 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba