La Mejor Información Deportiva

Escribir el futuro inspirándote en el pasado

@MrAncelotti
0

Ensayo sobre la importancia de la incorporación de Carlo Ancelotti al Real Madrid.

La llegada de Carlo Ancelotti como entrenador al Real Madrid por segunda vez en su trayectoria profesional supuso una sorpresa que no dejó impasible a ningún miembro de la parroquia blanca. Epicureistas que recuerdan al técnico italiano como alguien que promovió el gusto por el buen fútbol comenzaron a enfrentarse a estoicos proclives por una mayor dureza en detrimento del arte.

Al fin y al cabo, la pandemia aceleró muchos cambios de ciclo de situaciones necesarias de lavados de cara. Sin ir más lejos, el conjunto blanco se vio obligado a apretarse el cinturón después de haber ganado el Campeonato de Liga de la temporada 2019-20.

A pesar de haber competido con lo puesto, abrazó el coraje estoico para luchar hasta el final por la Liga y por la Champions. Su casta ha sido el calificativo que los blancos no han dudado en utilizar como pigmento para colorear su bandera blanca.

Dicho color fue utilizado en gran medida por Zinedine Zidane, al igual que otros entrenadores como Vicente Del Bosque o Fabio Capello. También han optado por su puesta en escena Lucas Vázquez, Álvaro Arbeloa, Raúl o el mismísimo Juanito, jugadores que llenaron de honor la zamarra madridista.

A pesar de la lealtad hacia el colorido elegido, no toda la casta es suficiente como para ganar. Bien es cierto que el tenista más laureado del deporte español, Rafa Nadal, no ha escondido un amor hacia el club madridista. Incluso ha sido utilizado como objeto de alegoría para mostrar el pundonor del Real Madrid en las grandes citas de la Liga de Campeones.

Cabe recordar que tanto el tenista de Manacor como el equipo de Concha Espina forjaron una leyenda en Rolang Garros y la UEFA Liga de Campeones respectivamente. A pesar de dichos hitos, la competitividad de ambos astros deportivos exigen la excelencia en la mayor parte de torneos, no solamente en aquellos fetiches.

La cuestión es, ¿se está abusando del pigmento de la casta, o quizás dicho pincel necesita mayor suavidad a la hora de pintar? Por mucho que duela, el coraje no dejó de verse sometido a la ausencia del arte de hacerle el amor a la acción de pincelar.

Ante dicha tesitura, Zinedine Zidane percibió que la probabilidad de combinar ambos elementos por su parte sería baja y dio un paso a un lado. Florentino Pérez, fiel a su afán de sorprender a los aficionados del club que preside, optó por una persona inesperada para la afición en 2021, Carlo Ancelotti.

La elección del técnico italiano no pasó inadvertida ante la vorágine de opiniones. Las personas proclives a la adicción que sentíamos al fútbol coral y forttisimo imperado por Carletto. Pero esta opinión chocó frontalmente contra aquellas personas deseosas de ver a un técnico que lleve tatuada la casta en sus venas como Antonio Conte.

La prensa desveló que diez jugadores se negaron a su disciplina espartana, al igual que Sergio Ramos confesó en 2018 que el respeto había que ganárselo. Era la indirecta lanzada hacia un italiano que no era querido por su afán de doctorar a todos sus jugadores en llevar la casta hacia la saciedad.

Sin duda, el poder de los jugadores quedó presente, ya que optaron por lo «malo» conocido. Quizás es injusto catalogarlo como con un calificativo tan soez al haber sido un gran director de orquesta. Sin embargo, tras la llamada de Florentino, se percató de que encontró unos instrumentos ya más grandes por su historia que por su capacidad de producir Arte.

En aquel momento, su ceja captó la envergadura del reto. Debía construir una nueva orquesta con la presión de tener en la memoria que llegó a perfeccionar otra en años anteriores. Tocaba empezar a escribir sobre una tabla rasa, pero claro, con la incógnita de conocer si podría ser un verdadero líder. 

 

Imagen principal vía: @MrAncelotti

Síganme en @victor9715 toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario