La Mejor Información Deportiva

Erik Lira, una perla en proceso

0

Erik Lira, centrocampista recuperador que destaca en Pumas por su capacidad de defender y equilibrar la estructura felina. El pegamento entre la línea defensiva y los atacantes

Formado en las categorías inferiores de Pumas, Lira ha pasado de debutante irreconocible a figura de los Pumas.

Debutó de la mano de Andrés Lillini el año pasado ante el Atlas de Guadalajara. La crisis económica y la incapacidad de realizar fichajes por parte del club, Lira encontró un gran momento para demostrar su capacidad futbolística.

Un centrocampista todoterreno

El centrocampista mexicano fue factor clave para lograr que los Pumas llegarán a las instancias finales en el torneo pasado. Tras su debut, poco a poco fue ganando minutos claves para su desarrollo, mismos que nos permitieron ver sus capacidades como jugador.

Entre sus virtudes destacan la capacidad de recuperación, el orden defensivo y, por encima de todo, la visión de juego que tiene y su capacidad de filtrar balones entre líneas.

No es un jugador que brille por sus asistencias o por su definición de cara al arco y por ello puede ser que no destaque como debería, pero, sin lugar a dudas, es un futbolista que poco a poco se va haciendo de un nombre en el fútbol mexicano.

Con Lira en el campo, jugadores como Vigón, Álvarez o Waller se sienten más libres y pueden desplegar un mejor fútbol debido a que detrás suyo siempre está ese pivote que equilibra la línea y corta cualquier posibilidad de contragolpe del rival.

Con más de 2,000 minutos en primera división, Lira ha caído como anillo al dedo en unos Pumas cuya reestructuración se encontraba en la cantera.

La confianza lo es todo

Con Andrés Lillini como director técnico de Pumas, la confianza en los canteranos ha vuelto. Jugadores como Lira han alcanzado un gran nivel, y acompañados de jugadores experimentados han logrado crecer en un gran del fútbol mexicano.

No es sorpresa que Lira este siendo un jugador constante y titular en las alineaciones de la UNAM. Lillini ya le había conocido en la cantera auriazul. Firme en las convicciones del club, decidió apostar por el canterano y, hasta el momento, la fórmula le ha servido.

Es evidente que, de seguir jugando como hasta ahora a Lira le quedarán pocos minutos en la UNAM y, porque no, poco tiempo en México. Producto exportable sin duda alguna. Un jugador que camina en la primera división mexicana con creces, pronto debe ir a Europa y seguir creciendo en su desarrollo futbolístico.

Es cuestión de tiempo, calidad la tiene, veremos si su mentalidad le permite seguir avanzando en su proceso.

 

Imagen principal vía: Pumas.

Síganme en @smanzurc y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo y en nuestro Facebook VIP Deportivo e Instagram @vp_deportivo.

Deja un comentario