La Mejor Información Deportiva

ENTREVISTA | Pepe Domingo Castaño: «A los cobardes mejor no nombrarlos…»

0

¡¡¡HOOOLA, HOOOLA!!!. Amigos y amigas, hoy tenemos en VIP Deportivo la suerte de poder entrevistar a una LEYENDA VIVA, LEYENDA ETERNA… el gran Pepe Domingo Castaño.

Quiero antes de nada darte las gracias de corazón. Que una super estrella como tú, transmita esta naturalidad y confianza hacia mí, me hace sentir muy feliz y orgulloso.

Primero, como en todas las entrevistas que hago, vamos a repasar tu vida profesional, que no es poca. (risas)

José Domingo Castaño Solar, nacido un 8 de Octubre de 1942 en Lestrove (La Coruña). Castaño comenzó con 18 años su trayectoria profesional, al ser contratado en 1964 en Radio Galicia, emisora de Santiago de Compostela afiliada a la red de Cadena SER. Este puesto lo compaginó con un trabajo como contable en una empresa de curtidos de Padrón, ciudad que tiempo después le nombraría «hijo adoptivo». En diciembre de 1966, abandonaría su ciudad para ganarse la vida en Madrid como artista.

Su trabajo radiofónico llamó la atención de la Red de Emisoras del Movimiento, que le contrató para trabajar en la principal emisora del grupo, La Voz de Madrid. Allí desarrolló su primer programa musical, conocido como “Club musical”. Dos años después fichó por Radio Centro, donde consiguió hacerse popular a nivel nacional gracias a “Discoparada”. A su vez, comenzó su carrera musical en grupos como Los Ibéricos y los Blue Sky, para después cantar en solitario.

En 1968 fue contratado por Televisión Española para presentar “Biblioteca joven”. Cuando el espacio fue retirado, Pepe Domingo continuó en nómina presentando programas juveniles como “A todo ritmo” (1971) y “Voces a 45” (1975), con los que se consagró como presentador de programas musicales.
La Cadena SER volvió a contratarle en 1973, en esta ocasión para toda la red nacional, como presentador de programas juveniles y musicales como “Voces a 45”,” Viva la radio” y “Sintonía sobre ruedas”. Sin embargo, su trabajo más reconocido hasta la fecha fue como presentador de “El gran musical”, que le valió su primer premio Ondas en 1975. Su carrera como cantante solista también despegó gracias a sus actuaciones en España e Hispanoamérica.

El 15 de febrero de 1975 fue número 1 del programa Los 40 Principales con «Neniña» (viste pantalón vaquero)», y en 1979 fue Disco de Oro en México con “Motivos”.
Después, presentó en TVE el programa “300 millones” desde 1979 hasta 1983, cuando se retiró de este medio hasta un breve regreso en 1995 con el programa “Número 1” (Telecinco).

Pepe Domingo continuó en la Cadena SER con distintos programas como “Aquí la SER”, así como la retransmisión de acontecimientos deportivos como la Vuelta ciclista a España y el Tour de Francia. En 1988 llegó a Carrusel Deportivo que presentó primero con Antonio Martín Valbuena y durante 18 años con Paco González, donde comentó la actualidad deportiva y cantó las cuñas publicitarias del programa. En 2006 publicó “Carrusel deportivo: Diario de un año”, un libro que habla de los mejores momentos del programa deportivo, y dos años después publicó su libro de poemas “Debajo de la parra”.

En 2010 abandonó Carrusel deportivo en desacuerdo con el despido de Paco González, a quien acompañó cuando fue contratado por la Cadena COPE ese mismo año, donde actualmente se encuentra trabajando en Tiempo de Juego.

Tras este repaso a tu brillante carrera profesional, vamos a empezar a charlar amigo…

Pregunta: gallego de cuna, vivir allí es como vivir en el paraíso. ¿Echas mucho de menos tu tierra?
Respuesta: «La echo de menos todos los días, pero me gusta la morriña. Y para tener morriña, hay que estar lejos de la tierra y desearla. Por eso, prefiero estar lejos y regresar a ella de cuando en cuando para llenar mi vida de aquellos sonidos, aquellos olores, aquellos paisajes, aquellos cariños».

P: ¿Qué es lo que recuerdas con más cariño de tu juventud?
R: «Las fiestas continuas de mi tierra. Las verbenas interminables a la búsqueda de nuevas novias. Me gustaba cantar y casi siempre me subía a los escenarios de las orquestas a cantar alguna canción con ellos. Casi siempre me dejaban. Y recuerdo que cantaba Mariquilla, de José Luis y su guitarra, o EL PIRATA, DE Pepino di Capri. Fui un joven un poco disparatado, pero tremendamente feliz y llegaron a llamarme mis amigos “Pepe Fiestas”. El motivo está bien claro».

P: ¿Qué se siente al ser tan querido por tu tierra y que te nombren «hijo adoptivo» de Padrón?
R: «Sientes que ha valido la pena todo el esfuerzo, la locura de ir de aquí para allá al encuentro de los sueños. Y que me hubiera encantado que mi padre, que se me fue demasiado ponto, hubiera sentido con esos premios lo que he sentido yo. Afortunadamente, estaba mi madre y ella sí que sintió la misma emoción que yo. Y todos mis hermanos, que han sido mi apoyo durante toda mi vida».

P: En 1966 abandonas tu ciudad para adentrarte en una ciudad como Madrid. ¿Sientes vértigo ante el cambio?
R: «Vértigo, miedo, temblores, acojone… En ese momento, en que das el paso más complicado de tu vida, sientes que estás haciendo algo que nunca habías hecho ni siquiera pensado. Pero también sabes que o lo haces, o te quedas para siempre en la primera etapa de tu carrera de ilusiones. Y yo quería llegar a la meta ganando todas las etapas, incluidas las etapas reinas como aquella de 1966».

P: Al llegar a Madrid empieza tu etapa musical… ¿era tu sueño dedicarte a la música?
R: «Mi objetivo era la radio, pero no el único. Me gustaba cantar y pensaba que, si un día se presentaba la oportunidad de hacerlo, lo haría, pero siempre como segunda opción. Cuando se presentó, me lancé a ella con todas mis fuerzas, pero sin dejar de lado mi gran obsesión, la radio y también un poco la tele. Y no me arrepiento de nada. El que no lo intenta no lo va a conseguir nunca».

P: ¿Qué recuerdas de tus comienzos en grupos como Los Ibéricos y Los Blue Sky?
R: «Realmente no estuve en esos grupos. Sólo les apoyaba e iba con ellos a sus actuaciones y, de cuando en cuando, me dejaban cantar alguna canción con ellos. Sólo eso, pero a mí me encantaba estar metido en aquel barullo de fiesta y desenfreno».

P: Consolidándote como solista a nivel nacional e internacional, en 1979 eres disco de oro en México… ¿Te veías ya en la cima?
R: «Nunca. Sabía que aquel número uno era sólo circunstancial, que había tenido la fortuna de que aquella hermosa canción le gustara a tanta gente fuera de España. Fue emocionante comprobar lo que significa entrar en ese territorio sagrado de los pequeños dioses de la música y sentir la fuerza de las fans lejos de tu país. Siempre estuve convencido de que ni siquiera el éxito en la canción podría alejarme nunca de lo que realmente quería, que era la radio. Fue bonito mientras duró. Hasta un empresario mexicano me ofreció un talón en blanco para dedicarme profesionalmente a la canción y estoy muy orgulloso de haber tenido la valentía de dejarlo cuando sentí que aquel éxito podía complicar mi carrera en la radio».

P: Tu carrera profesional iba a dar un pequeño vuelco, te ibas a adentrar en terreno deportivo… ¿nuevas motivaciones?
R: «Lo de Carrusel Deportivo era otro de mis sueños posibles, aparte de EL GRAN MUSICAL. Cuando sentí que ya no me divertía con la música, pensé en hacer otras cosas en la radio. Aprovechando que Joaquín Prat se fue de la SER a la COPE, se presentó la oportunidad de entrar en Carrusel y no la desaproveché. Otro sueño cumplido. Para ello tuvo que dejarlo Joaquín, porque, mientras estuviese él al frente de la animación de Carrusel, era imposible plantearse siquiera entrar en aquel maravilloso mundo del deporte».

P: A pesar de lo que pasó con Paco González en su salida de la SER… ¿Qué sabor te dejó Carrusel Deportivo?
R: «El mejor sabor del mundo. Cuando estaba en mi pueblo y seguía la radio como un poseso, uno de mis favoritos era CARRUSEL DEPORTIVO y me imaginaba, en sueños claro, que yo estaría algún día presentándolo. Conseguirlo fue la culminación de otra bendita locura y nunca olvidaré aquellos años junto a Antonio Martín Valbuena, Joaquín Durán y luego la apoteosis con Paco González. Me costó dejarlo, porque allí se quedaban 37 años en la SER haciendo lo que más me gustaba. La única pena que me corroe es que no me dejaran despedirme y que nunca tuviesen en cuenta a la hora de la verdad tantos años de entrega a la SER con toda mi alma».

P: Ese momento en el que decidís muchos del equipo de La SER abandonar el barco para montaros en el de Paco, me imagino que será el más duro de tu carrera, ¿no?
R: «Fue duro porque significaba romper con todo aquello por lo que había luchado desde mi llegada a Madrid. Fue una lucha tremenda entre la cabeza y el corazón. La cabeza me pedía que siguiera, el corazón, por el contrario, me susurraba que me fuese con Paco y le diera un vuelco a mi vida y a mi radio. Afortunadamente, triunfó el corazón y me uní a aquellos 50 locos que protagonizaron el mayor escándalo mediático de la historia de la radio. Y nunca me he arrepentido de lo que hice…»

P: ¿Hubo muchos roces entre compañeros entonces?
R: «Yo no me enteré demasiado. Me fui a mi tierra a darme un baño de morriña y de verdad, y a madurar el paso que habíamos dado. Algunos, los menos, dieron su palabra de venir con nosotros y luego se echaron atrás. A los cobardes mejor no nombrarlos. Bastante tienen ya con su cobardía…»

P: ¿Echaste en falta a alguien que se fuera con vosotros?
R: «En un principio, a Manolo Lama que no vino en la primera oleada y llegué a pensar que no vendría nunca. Y a Juanma Castaño, al que también le pasó lo mismo. Creo que la tele en los dos casos tuvo la culpa».

P: ¿Cómo se te ocurre ser locutor de anuncios?
R: «Porque siempre me gustó la publicidad. Yo realmente empecé haciendo los anuncios en el coche publicitario de las carreras ciclistas de Padrón. Y me encantaba aquel ambiente. Me fui aficionando y en todas las emisoras en las que he estado han sido los anuncios mi gran objetivo, hacer que la publicidad sea tan de la radio como una noticia o una canción».

P: ¿Cómo recuerdas sobre la llegada a la COPE?
R: «Con temor al principio, pero luego, tras el recibimiento de la plantilla de la cadena, con una enorme alegría, porque nos recibieron con los brazos abiertos y nos aplaudieron puestos en pie el día que llegamos a Cope por primera vez. Eso no lo olvidaré nunca. Y tampoco quiero olvidarme de la categoría humana y profesional de nuestros jefes, que nos dieron lo más preciado que le pueden dar a un profesional de la radio, la libertad».

P: Háblame un poco de relación con Paco González…
R: «Sólo puedo decir que es una de las cosas más grandes que me han pasado en la vida. Conocer a Paco y compartir con él tanto años es haber conocido a un ejemplo de lo que debe ser un amigo y un compañero, íntegro, generoso, valiente, sincero y… sobre todo, humilde. Nunca se ha creído que es uno de los grandes de la radio de todos los tiempos».

P: ¿Quién o quiénes son el motor de Tiempo de Juego?
R: «El equipo, la unión, la complicidad de todos los que formamos parte de lo que yo llamo la gran familia del deporte en Cope. Lo compartimos todo, menos nuestras parejas, y eso une mucho. Lo de tomar copas juntos de cuando en cuando es la mejor medicina contra la monotonía.
Hablemos de actualidad y fútbol…»

P: ¿Sentís que sois la alegría de mucha gente que os escucha para pasar ratos alegres y divertidos?
R: «Claro que lo sentimos. Es nuestro objetivo. Si nosotros lo pasamos bien, ls oyentes también lo pasarán bien. La radio es eso, información, alegría, sinceridad, divertimento. A todo eso le pones corazón y ya tienes el secreto de Tiempo de Juego».

P: Me enteré que pasaste el COVID, y lo llegaste a pasar mal… Cuéntame un poco sobre aquello…
R: «Mejor no recordarlo. Lo pasé muy mal, creí que me iba para siempre y pensé que nunca más volvería a hacer radio. Gracias a Dios, todo pasó y aquí sigo dando guerra hasta que el cuerpo aguante».

P: ¿Cuál es el anuncio que recuerdas con más cariño que te ha tocado hacer?
R: «El que más repercusión tuvo fue el de PEPE, UN PURITO, quizás porque fue el primero que rompió un poco con todo. Luego, hubo muchos más, CORONITA, BANCOTEL, STIHL, SANTANDER…»

P: Me quedo con una frase que dijo Paco González: “si nosotros nos los pasamos bien, los oyentes se lo pasan bien”, o algo así… es tal cual. ¿No crees?
R: «Esa es la máxima verdad de todo cuanto hacemos».

P: Personalmente os admiro a todos y cada uno de vosotros, en especial a ti por transmitir siempre la alegría que transmites, también tengo mucha simpatía por Rubén Martín, será por grandes momentos narrando goles de mi Atleti. (risas) ¿Qué me cuentas de él?
R: «Estuvo a punto de no venir con nosotros. Un día antes hablé con él y le dije lo mucho que le admiraba y que le necesitábamos para dar el gran paso. Y, aunque la SER le tentó con unas cifras escandalosas, se vino con nosotros y tenemos ahora a uno de los más grandes narradores de fútbol que tenemos en la radio española. Y, además, no se duerme en los laureles y siempre está aprendiendo e incorporándose a las nuevas tendencias en redes sociales. Y eso es muy importante en estos tiempos de competencia brutal».

P: Sé que eres del Deportivo de La Coruña. Malos momentos vivís, ¿verdad?
R: «No me lo recuerdes. Ya vendrán tiempos mejores. Lo que nadie puede quitarnos es ”lo bailao”, campeones de Liga, de Copa, de Supercopa…Ahí queda eso».

P: ¿Cómo ves este año La Liga? ¿Favorito?
R: «Clasificación final:
1.- Atlético Madrid.
2.- Real Madrid.
3.- Sevilla.
4.- Barcelona.
5.- Real Sociedad.
6.-Betis.»

P: ¿Quién es tu ídolo de la infancia? ¿Y el mejor jugador de la actualidad?
R: «El héroe de mi infancia era un portero del Depor, JUAN ACUÑA, a quien luego conocí en profundidad en Mera, cerca de La Coruña, donde falleció hace unos años. En mi juventud, era AMANCIO, no hubo otro genio como él con el balón en los pies. Y el mejor ahora mismo para mí es MESSI, sin duda uno de los mejores de la historia».

P: ¿Qué opinas del VAR?
R: «Que lo necesitaba el fútbol para ser más justo, pero no me gusta la forma en la que lo están aplicando, mezclando criterios, contraviniendo a la razón y a la lógica… El VAR es bueno, los que lo llevan a cabo deberían mejorar, y mucho».

P: Para terminar… de toda tu trayectoria. ¿Con qué te quedas?
R: «Me quedo con aquel día de mi debut en la radio, en Radio Galicia, en Santiago de Compostela, cuando leí unos anuncios por palabras y presenté el primer disco de mi vida, IL MONDO, de Jimmy Fontana. Ahí empezó todo y lo que vino después no hubiera pasado si no me hubiera liado la manta a la cabeza y no me hubiera lanzado a la aventura con todas sus consecuencias. Creo que ha valido la pena, ¿no?».

Entrevista realizada por: Iván García Ballugera

Imagen vía: COPE.

Síganme en @IvanGarcia9ATM y sigan toda la información y actualidad en @VIP Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo y en Instagram: @vp deportivo.

Deja un comentario