DestacadoFútbol Internacional

En Bielorrusia el fútbol continúa como si nada

En tiempos de pandemia, el fútbol resiste en la liga de Bielorrusia. Actualmente, es la única competición europea que continúa con respecto a las demás que andan paralizadas.


Una enfermedad global ya archiconocida en el mundo entero no impide que el balón ruede en Bielorrusia. A diferencia del resto de países europeos, Federación y Gobierno no ven necesario parar. Pese a haber casos de coronavirus, consideran que son insuficientes para detener el fútbol. La realidad en las calles es de total normalidad, como si nada pasase. Y es por eso que se permite la asistencia a los partidos. De hecho, un presidente de un club afirmó que buen abrigo y vodka son el antídoto perfecto para la enfermedad.

Ante esta situación, grupos de aficionados han manifestado su malestar con las medidas. Creen que medir la temperatura al entrar es insuficiente y que la competición debería ser cancelada. Es por ello que han alentado a las demás aficiones a boicotear la liga y dar la espalda a clubes y federación. La realidad es que pese a permitirse el público, las gradas están prácticamente vacías.

Pero, ¿qué gana Bielorrusia prosiguiendo con el campeonato? Para empezar, se evitan quebraderos de cabeza para reestructurar calendarios. Y lo más importante, a día de hoy son el foco del fútbol mundial. Sólo en Nicaragua, Burundi y Tayikistán se sigue jugando, y Bielorrusia tiene de largo mucho más nivel. Con este panorama, los derechos por retransmitir se disparan. Se sabe que ya han llegado a acuerdo con 12 países para emitir los partidos. Si a esto le sumamos los ingresos por redes sociales, las cifras son considerables. Ese repunte económico favorecería además al despegue de la Liga, pues contarían con mucho más dinero que otras ligas de similar nivel.

Imagen vía: Federación de Fútbol de Bielorrusia

En cuanto a lo futbolístico, la tendencia es clara. Cerrojazo y a la contra. Como es normal en Europa del Este, la defensa es el pilar de los equipos. La mayoría además cuenta con jugadores experimentados en la medular y jóvenes atacantes. El resultado es un fútbol muy vistoso, sin pausas y donde les quema el balón. Atendiendo a estadísticas, la Liga es una auténtica lotería. Una media de 2 goles por partido en las tres jornadas que llevan disputadas hacen gala de la calidad en ataque. El 42% de victorias visitantes muestra que el factor cancha de poco sirve en la Vysheyshaya Liga.

Al término de la tercera jornada, los resultados son cuanto menos sorprendentes. El Energetik – BGU, llamado a luchar por la permanencia, lidera con solvencia. Mientras, los grandes equipos del país como Dinamo Brest, BATE Borisov y Dinamo Minsk merodean en la 10°, 11° y 13° posición, respectivamente. El máximo goleador hasta el momento es Jasur Yakhshiboev, habilidoso extremo del Energetik – BGU, con 3 goles. El jugador uzbeko, cedido por el Pakhtator, poco durará sin fichar por algún equipo mediano de Europa. Y más ahora con todos los focos apuntando a la única liga europea, la bielorrusa.

Imagen vía: Federación de Fútbol de Bielorrusia

Imagen principal vía: Federación de Fútbol de Bielorrusia

Síganme en @samueelosoorio, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Samuel Osorio Martinez

Samuel Osorio Martínez. Octubre del 2001.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba