La Mejor Información Deportiva

Empate y nefasta actuación arbitral en la despedida de Munúa

0

Cartagena y Yeclano empataron a 2 en el último partido de Gustavo Munúa en el banquillo albinegro. Los locales se adelantaron hasta en 2 ocasiones, y los azulgranas, espoleados por su afición consiguieron igualar el electrónico. Mención especial se lleva la horrorosa actuación de Josep Subirats Matamoros, que dio por válidos 2 tantos que no eran, y anuló 1 gol al Yeclano que era legal.

Eléctrico. Sin respiro. Emocionante. Un toma y daca. Chorreo de fútbol. Espectáculo desde la grada. Vergonzoso arbitraje. Así se puede resumir el duelo entre el Cartagena y el Yeclano Deportivo, que acabó con un 2-2 en el marcador. El mejor equipo y la mejor afición que han pasado hasta el momento por el Cartagonova. En el césped, el equipo de Sandroni no le perdió la cara al choque en ningún momento, y en la grada, a los seguidores visitantes se les escuchaba más que a los propios cartageneristas en momentos del partido. En definitiva, un apasionante duelo para despedir el año 2019.

La contienda empezaba de una forma inmejorable para los locales. Cuando apenas la gente había tomado asiento, llegaba el primer gol del Cartagena, obra de Verza en el minuto 2 de choque. El de Orihuela clavó en la escuadra de la portería de Serna una falta directa lanzada desde el perfil izquierdo, y acto seguido, se iba junto al resto de sus compañeros a celebrar el gol formando una piña con Gustavo Munúa, que cumplía su último partido como entrenador albinegro.

Los albinegros -aunque ante el Yeclano jugaron con su segunda equipación, la blanca- encarrilaban pronto el partido, pero los visitantes no se iban a rendir ni muchos menos. Espoleados por su gran afición que no paraba de animar, a punto estuvo el conjunto del altiplano de poner la igualada en el marcador en el minuto 5. Fenoll -que se marcó un partidazo- recibió la pelota en la frontal del área, y su disparo de primeras lo sacó con una buena parada Marc Martínez. La contienda comenzaba muy emocionante, como iba a ser la tónica hasta el pitido final.

Jovanovic toca de espuela un balón.
Imagen: @Andy13Cespedes

El cuadro azulgrana presionaba en todo momento el Efesé, impidiéndoles que pudieran dominar el control del cuero, como es costumbre en los partidos en el Cartagonova. El Cartagena era por momentos incapaz de sacar el balón de su propio campo, en todo momento se veía que el Yeclano estaba dificultando mucho la práctica del fútbol al que nos tiene acostumbrados el conjunto cartagenero. Muchas disputas de balón, duelo intenso en el que apenas había un momento de respiro. Esto venía, en parte, gracias al apoyo de los aficionados yeclanos, que no paraban de animar y animar.

Por momentos el partido parecía un correcalles, con Fenoll y Lucas de Vega como principales protagonistas. El primero, llevó de cabeza todo el partido a Forniés con sus internadas junto a Mario Sánchez por banda derecha, y el segundo, fue el jugador cartagenerista que más espacios consiguió crear en la defensa contraria. Daba pausa al juego o ponía pases en profundidad que eran caramelos para sus compañeros. En definitiva, el hispanobrasileño movió el juego de su equipo en todo momento.

Piña de los jugadores del Cartagena con Gustavo Munúa, que dirigía por última vez al conjunto cartagenero.
Imagen: @Andy13Cespedes

No hubo muchas ocasiones, pero las que presenciamos fueron muy claras. Primero, un disparo alto de José Ángel, y apenas 1 minuto después el Yeclano pudo hacer el empate con un disparo de Vaquero que se marchó a la izquierda de la portería de Marc Martínez. Pocos minutos más tarde al Cartagena le iban a anular un gol, que aunque Jovanovic lo protestó hasta ver la amarilla, estuvo bien anulado. Quizá iba a ser la única acción trascendente en la que acertaran los colegiados en todo el encuentro.

Porque en el minuto 45 llegaba el primer lío del partido. El Yeclano ponía el empate en el electrónico con un gol anotado por Héctor Camps. El ´3´ visitante desvió un disparo de Mario Sánchez, que pilló a contrapié a Marc Martínez., y acabó con el balón en el fondo de la portería local. Hasta ahí todo correcto, si no fuera porque el gol fue con la mano. Una mano clarísima además, que todo el mundo vio excepto el colegiado. Incluso se fue a hablar con el linier acerca de la jugada, pero incomprensiblemente acabó señalando que el gol era legal. Se llegaba al descanso con un empate muy polémico, y una sonora pitada para Subirats Matamoros por su error garrafal. Lo que no se sabía es que no iba a ser el último que tuviera.

Elady conduce un balón, presionado por Fenoll.
Imagen: @Andy13Cespedes

El guión del primer acto parecía que se repetía en el segundo. Otra vez el Cartagena marcaba pronto. Elady Zorrilla volvía a adelantar en el marcador a los albinegros tras un contraataque en el que Lucas de Vega le puso un pase en profundidad a Jovanovic, que el serbio aprovechó a la perfección metiéndose en el área y dando un pase de la muerta que dejaba al jienense mano a mano ante Serna. El ´11´ no falló, e hizo el 2-1. Pero otra vez había un fallo arbitral, ya que Jovanovic estaba en posición antirreglamentaria en el momento en el que Lucas de Vega le filtra el pase. Nuevamente el trío arbitral volvía a tener un error en una jugada decisiva. Lo que no se sabía es que no iba a ser el último que tuvieran.

A partir de este momento, el Yeclano sí que iba a ser claro dominador del choque. Dominaba el juego como quería, forzaba numerosas jugadas a balón parado que generaban mucho peligro, presionaban mucho la salida de balón de su oponente,y todo esto se seguía viendo ayudado en los cánticos desde la grada. Los de Sandroni dieron un repaso en la segunda mitad al Cartagena, y obligaron a emplearse a fondo a la defensa albinegra y al propio Marc Martínez, que en varias jugadas fue providencial para su equipo. Javi Muñoz y Álex Vaquero fueron los que más peligro generaron, teniendo la oportunidad de hacer gol hasta en dos ocasiones cada uno.

Acción en la que el Yeclano empató a 2 el partido gracias al gol de Fran Martínez.
Imagen: Pascual Aguilera

Los pupilos de Munúa lo estaban pasando mal. Solamente fueron capaces de llevar peligro al área rival mediante contraataques en los que se buscaba la velocidad de Jovanovic, que tuvo también dos ocasiones medianamente claras para haber hecho el tercer tanto cartagenero. Pero estas opciones se iban a ver reducidas, cuando el técnico uruguayo decidió retirar del terreno de juego a Lucas de Vega, que era el futbolista que conseguía romper líneas y asociarse con el ´9´ serbio.

Finalmente, y tras mucho intentarlo, en el minuto 82 el Yeclano consiguió hacer el gol del empate. Fue en un córner botado desde el costado izquierdo del ataque blaugrana por Rulo. El ´20´ del Yeclano cerró mucho el centro, y Marc Martínez no acertó en el despeje, dejando el balón muerto en el área, cosa que fue aprovechada por Fran Martínez para subir el 2-2 al electrónico. Y pudo llegar la victoria, de hecho, Vaquero hizo el tercer chicharro visitante, pero el gol fue invalidado por fuera de juego. Y nuevamente el trío arbitral erró de una manera clamorosa, ya que el cuero venía rechazado de Cordero, por lo que la posición antirreglamentaria quedaba invalidada, culminando así una nefasta actuación arbitral por parte del señor Josep Subirats Matamoros y sus asistentes.

Munúa se despide de la afición del Cartagena tras el pitido final.
Imagen: @Andy13Cespedes

Finalmente Gustavo Munúa se despide tras año y medio en el Cartagena con un empate ante un rival que puso las cosas muy difíciles. Se escucharon algunos pitos cuando sonó su nombre por megafonía, pero al término del encuentro recibió una ovación por parte de la parroquia cartagenerista. Deja al equipo líder del grupo IV de la Segunda B cuajando una primera mitad de campeonato muy buena. El Yeclano por su parte acabará el año casi con total seguridad en puestos de playoff de ascenso a Segunda División.

Imagen principal vía: @Andy13Cespedes

Síganme en @MiguelMelladoM1 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Vip_Deportivo y en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario