La Mejor Información Deportiva

Empate cargado de emoción en la Cerámica

0

Reparto de puntos en un duelo caracterizado por goles y emoción. Un intercambio de golpes donde Villareal y Atlético dominaron una parte cada uno. Golazo de la jornada de Correa.

El Estadio de la Cerámica acogía el duelo de la 20ª jornada de la Liga Santander entre el Villarreal y el Atlético de Madrid. Azotado por las notorias bajas en ataque de Griezmann y el pistolero Luis Suárez, el Atleti volvía a LaLiga después de haber ganado con contundencia al Rayo. El Villarreal volvía a casa después de haber goleado al Levante a domicilio. El partido prometía ya que son dos equipo que tienen hambre de puntos y que están yendo de menos a más.

Con la ahora inusual formación de 4-4-2 el Atlético saltaba al césped de la Cerámica, algo que se ha dejado de ver últimamente en los planteamientos del Cholo. Por parte del Villarreal, Danjuma y Chukwueze eran las principales bajas del submarino amarillo. Alberto Moreno tenía que cumplir en su posición extraordinaria, de extremo. Algo que lleva siendo habitual en los planes de Emery debido a su capacidad de jugar entre líneas y de disparar.

Alineaciones

Árbitro de campo: Alberola Rojas

Villarreal (4-4-2): Rulli, Foyth, Albiol, Pau Torres, Estupiñán, Moi Gómez, Capoue, Dani Parejo, A. Moreno, Gerard Moreno, M. Trigueros

Atlético de Madrid (4-4-2): Oblak, Llorente, Felipe, Hermoso, Lodi, Carrasco, De Paul, Kondogbia, Lemar, Cunha, Correa

Primera parte: sometimiento constante del Villarreal

El partido comenzó con la intensidad que caracterizaba al partido, luchando por quién sería el dueño del balón. Desde el comienzo del partido el Villarreal se hizo con el control de la situación. Los jugadores no tuvieron prisa y movían el esférico rápido en busca de espacios libres en la defensa del Atleti. El cuadro rojiblanco no tardó en juntar líneas y esperar a los de Emery en mitad de campo dejando que propusieran ellos el juego. Parecía que ambos conjuntos se sentían cómodos jugando de esta manera. Alberto Moreno, quien fuera lateral hasta hace poco, tenía que cumplir hoy como extremo acompañando a Gerard Moreno en la ejecución de acciones ofensivas.

Las ocasiones no tardaron en llegar y la primera clara del partido fue para Alberto Moreno. El Villarreal comenzaba a hacer daño al Atlético en las transiciones rápidas con las aperturas de Alberto y Gerard Moreno por bandas. Para contrarrestarlo, Carrasco fue el sacrificado en el trabajo defensivo, quien se situaba con quinto defensa cerca de Llorente. A pesar del dominio absoluto que mostraba el Villarreal, un fallo en el pase de Parejo en el centro del campo le servía a Correa para hacer el gol de la jornada, desde 50 metros. El marcador se abría en el minuto 10 con 0-1 para el Atleti.

El gol de Correa no le pesó al Villarreal que siguió con su guión de partido dominando el juego, y cinco minutos después a punto estuvo de llegar el empate. Un centro lateral rematado por Alberto Moreno rebotaba en el palo y levantaba ánimos de nuevo en el público de La Cerámica. Los de Simeone se limitaban a bascular juntos y salir a la contra con Cunha y Correa. En el minuto 18 Cunha tuvo en los pies el segundo después de otra contra que ganaba en velocidad a Estupiñán pero no podía en el 1vs 1 con Rulli. Estos minutos se llenaban de emoción cuando el linier anulaba un gol anulado a Correa de tacón. La réplica fue inmediata y en el 21′ Alberola Rojas pitaba penalti para el Villarreal por mano de Lemar. Gerard no lo transformaba y el rebote de Trigueros fue anulado por mano en el golpeo. Jarro de agua fría para el Villarreal mientras el Atleti respiraba aliviado.

El juego no cambiaba y los amarillos no soltaban el acelerador. En el minuto 28 tuvieron su recompensa tras un fallo de Oblak que permitía una segunda jugada en el área pequeña y Pau Torres mandaba el balón al fondo de las redes. El empate subía al marcador. Los chicos de Emery buscaban el segundo mediante un juego rápido y fluido, mezclando pases cortos con pases largos, con Dani Parejo de director de orquesta. El Atleti se sentía muy sometido y juntaba líneas. Poco podían hacer los campeones. Alberola Rojas señalaba el final de una primera mitad de locura y mandaba a los jugadores al descanso con 1-1 en el marcador.

Segunda parte: respuesta seria del Atleti

Tras haber realizado una primera parte para el olvido, el Atleti quería imponer su dominio. Los primeros compases del segundo tiempo estuvieron interrumpidos por muchas faltas aunque siguieron el rumbo de la primera mitad. Los del Cholo pasaban al habitual 5-3-2 con Carrasco totalmente integrado en el carril derecho. El Atleti seguía sin tener ideas claras de juego y se precipitaba. Los centrales del Villarreal, Pau y Albiol estaban cuajando un gran partido, anulando cualquier peligro de los rojiblancos.

El Villarreal seguía desatado en ataque y Alberto Moreno que estaba realizando un brillante partido adelantaba a los locales. Un gran pase filtrado de Gerard, sumado al gran olfato de ‘ratón‘ de área de Alberto, le dejaba a éste frente a Oblak que le batía con algo de suspense. El Atlético volvía a remar contra los rápidos e inmediatamente Diego Pablo Simeone revolucionaba el equipo con un triple cambio. Entraban João, Koke y Vrsaljko y salían del campo De Paul, Cunha y Lodi. Marcos Lorente adelantaba posición a carrilero derecho y Carrasco lo mismo pero en el sector izquierdo. Los cambios dieron la frescura que necesitaba el equipo ya que empezaron a dominar el partido por completo. El balón rodaba con más brío y criterio y llegaban al área de Rulli con más frecuencia.

El Atlético se empezaba a sentir cómodo en el partido y el Villarreal se había replegado a un bloque bajo. Tal fue el repliegue que los amarillos concedían muchas ocasiones al Atleti. En el minuto 67 tras un buen remate de Correa en el área pequeña y una buen parada de Rulli, el balón le caía suave a Kondogbia en la frontal y que transformaba el disparo en el empate (2-2). El gol sirvió para que el Villarreal se olvidase del ataque y se centrase en defender, y el Atleti subiese una marcha más en busca de la victoria. Emery buscaba soluciones y empezó a mover el banquillo: entraban Pedraza y Pino; salían Alberto Moreno y M. Trigueros.

El Villarreal no veía salida al sometimiento que estaba haciendo el Atleti y estaba perdiendo protagonismo en el partido. Lemar abandonó la banda y empezó a jugar más cerca de Koke donde le permitía hacer más daño con sus internadas. Emery usó sus últimas balas con la entrada de Iborra y del canterano Jackson, que dieron resultado, ya que el Villarreal despertó de nuevo en los minutos finales. A pesar de la expulsión de Kondogbia en el 91, los 3 minutos de añadido no fueron suficientes para que Atlético de Madrid y Villarreal deshiciera el empate. En todo caso, un encuentro marcado por los goles y la emoción.

 

Imagen principal vía: (As)

Síganme en @Sergio_Oli1, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: