La Mejor Información Deportiva

Empate a dos… y gracias

0

El Cartagena consigue un punto ante el Talavera con un empate a 2 muy trabajado, en el que los visitantes se pusieron por delante hasta en dos ocasiones. Samu Corral y Reguera adelantaron por partida doble a los talaveranos, y Lucas de Vega en la primera parte, y San José en propia puerta en los últimos minutos de partido, empataron el marcador hasta en dos ocasiones para los albinegros.

Se esperaba una victoria. Pero pudo ser peor. Una de cal y  otra de arena . El Cartagena pudo vencer, y estuvo a punto de perder el partido, de hecho, el Talavera se puso por delante en el marcador hasta en dos ocasiones. Así que el 2 a 2 en el marcador deja un sabor de boca algo agridulce, pero objetivamente hablando fue un justo desenlace. En la primera parte fue mejor el Talavera, y la segunda mitad fue para el Cartagena.

Otra nota negativa del choque para los albinegros fue la de encajar gol. El muro defensivo del Efesé fue roto por el Talavera. Samu Corral. Este hombre fue el que, con su gol en el minuto 10, paró el cronómetro de la imbatibilidad de Marc Martínez. Lo paró en la impresionante cifra de 871 minutos. Casi nada.

Lucas de Vega celebra el gol que ponía el 1-1.
Imagen:@Andy13Cespedes/@FCCartagena_efs

Lo más sorprendente es que era un gol merecido. El Cartagena es verdad que empezó bien el encuentro, con una buena ocasión de Rodrigo para haber hecho gol, pero pronto se emepzó a desvanecer. Zamorano encontró el hueco por la banda izquierda, y puso un centro medido a  la cabeza de Samu Corral. El ´19´ del Talavera no falló, enviando un testarazo casi desde el área pequeña, que superó al guardameta cartagenerista.

Esa jugada fue un fiel reflejo de lo que iba a ser la tónica habitual de la primera mitad. Un coladero por las bandas. Se notó mucho que Álex Martín -que actuó en el lateral derecho- y Fucile -que lo hizo en el lateral zurdo- estaban muy incómodos fuera de su posición natural. Constantes pases al hueco que les pillaban desprevenidos y por poco no costaron goles al cuadro cartagenero. No era ni mucho menos la mejor tarde de ninguno de los dos.

Sobre todo por banda izquierda. Zamorano le dio la tarde a Álex Martín. Varias internadas del ´11´ talaverano pudieron acabar en algún gol más. Acierto de cara a puerta en algunos casos o bien alguien que rematar el centro al área. Además, a punto estuvo de clavar una falta directa a unos 5 metros del área de castigo. Le sobraron nada más que algunos centímetros de altura.

Rodrigo Sanz conduce el esférico.
Imagen:@Andy13Cespdes/@FCCartagena_efs

Mientras, el Cartagena no encontraba el juego. No conseguía llegar al área de Óscar Santiago. Daba la sensación de que se echaban en falta hombres como Carrasquilla o, Elady o Forniés, que desatascaran el duelo. Arriba, sin una referencia clara como Caballero o Jovanovic, al equipo le costó mucho generar ocasiones claras de gol. Ni por el centro ni por las bandas, no había manera de llegra con claridad en ataque.

Y cuando parecía que lo mejor que le podía venir al Cartagena era el descanso, llegó Lucas de Vega para anotar un golazo y poner el 1-1. Tras un centro de Santi Jara que despejó la zaga visitante, el hispanobrasileño controló el rechace en la frontal del área y se sacó un disparo cruzado ajustado al palo izquierdo de la portería de Óscar Santiago que acabó en el fondo de las redes. Sin casi aparecer en la parcela ofensiva, los de Munúa habían conseguido poner las tablas en el electrónico. Justo o injusto, pero el marcador reflejaba un 1-1 al término del primer acto.

La segunda parte fue totalmente distinta. Los del Municipal del Prado recularon mucho más, y el cuadro local tuvo más presencia en ataque -sin llegar a ser el duelo más brillante en la parcela ofensiva-. La primera ocasión clara la tuvo Quim Araujo, que remató en la frontal del área chica un envío de Fucile desde el costado izquierdo. El remate del barcelonés lo sacó con una buena parada Óscar Santiago.

Siafa celebra el tanto en propia puerta de San José, que ponía el 2 a 2 en el electrónico.
Imagen:@Andy13Cespdes/@FCCartagena_efs

Parecía que los de la ciudad trimilernaria salían con otra cara al partido. El joven brasileño William de Camargo volvió a ser de lo mejor de los blaquinegros. Al son del ´30´ del Cartagena llegaba mucho peligro. Jugadas por banda que acababan en tiros fallados, o bien centros que no encontraban rematador. El caso es que se intentó algo más que en la primera mitad, pero no se terminaba de estar del todo fino en los últimos metros.

Pero, a pesar de que los de Fran Alcoy estaban bastante más encerrados atrás, a la contra crearon peligro. Marc Martínez tuvo que emplearse a fondo en un mano a mano que le sacó a Cristian, tras una buena jugada personal del ´7´ del conjunto talaverano.  Y poco después, Expósito aprovechó un error en zona defensiva de Carlos David para poner un pase de la muerte que Zamorano, en el mano a mano con Marc Martínez echó fuera.

Daba la sensación de que el Talavera mordía poco arriba, pero cuando mordía, creaba muchos problemas a la defensa de los de la ciudad portuaria. Munúa hizo dos cambios en apenas dos minutos. Dio entrada a Leomar -jugador del filial- y a Jurado, con la intención de dar más músculo ayudando a Verza en el centro del campo, y retirar a Santi Jara, que demostró que todavía no está a su máximo nivel tras la lesión.

Quim Araujo controla el cuero bajo la atenta mirada de Rodrigo y José Ángel.
Imagen:@Andy13Cespdes/@FCCartagena_efs

Pero, poco después de realizar las dos sustituciones llegó un auténtico jarro de agua fría al Cartagonova en forma de golazo de Reguera. El madrileño, tras un despeje de Andújar, sacó de primeras un misil colocado al palo izquierdo de la portería de Marc Martínez. Un auténtico golazo que volvía a adelantar a los castellano-manchegos.

Poco les duró la alegría. Munúa reaccionó rápido y sacó al terreno de juego al delantero del filial Siafa. 2 minutos después, el Cartagena volvía a colocar la igualada en el marcador, cuando William puso un centro desde la banda derecha que San José introdujo en su propia portería. Mala suerte para el capitán del Talavera, que veía como en una desafortunada acción, la escuadra albinegra volvía a empatar la contienda.

Los últimos minutos fueron de asedio albinegro sobre la portería visitante. Hasta seis hombres acumulaba en defensa el Talavera para protegerse de las intentonas rivales. Sabían que el empate corría peligro. De hecho, Rodrigo tuvo en sus botas el gol de la victoria, pero su control en el área no fue bueno y eso dio ventaja a Óscar Santiago para atrapar la bola y evitar el gol.

Rodrigo Sanz aguanta el balón ante la presión de Sergio Martínez.
Imagen:@Andy13Cespdes/@FCCartagena_efs

Finalmente, reparto de puntos tras el empate a 2 en un partido loco, en el que el Cartagena tuvo que remontar hasta en dos ocasiones. Un punto que mantiene a los de Munúa líderes, pero con tan solo dos puntos de distancia sobre el San Fernando. Por su parte, el Talavera acaba la jornada en decimoquinta posición con 13 puntos.

 

Imagen principal vía: @Andy13Cespdes/@FCCartagena_efs

Síganme en @MiguelMelladoM1 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Vip_Deportivo y en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

 

Deja un comentario