La Mejor Información Deportiva

El Wolfsburgo y una Champions de aprendizaje

VFLW UWCL
0

La trayectoria del Wolfsburgo en la UWCL y su nueva caída a manos del Olympique de Lyon ha servido de aprendizaje para las lobas

El VFL Wolfsburgo ha sido en los últimos años uno de los equipos con mayor potencial económico dentro del fútbol femenino. Plantillas de primer nivel y jugadoras de élite mundial engalanan uno de los gigantes europeos que viene dominando el fútbol germano en los últimos años, lástima que no podamos decir lo mismo a nivel internacional, pues llevan desde 2013 siendo eliminadas por un Olympique de Lyon el cual se ha convertido en el verdadero dominador del fútbol femenino. Ante el Lyon obtuvo su derrota en la final de la presente edición de Champions.

Estoy completamente convencido de que en el caso de no existir la sección femenina del conjunto francés, a día de hoy el Wolfsburgo sería el verdadero dominador del viejo continente. Pero la realidad es otra muy distinta. En este último tramo de verano las ‘lobas’ no solamente han perdido la final de la Champions sino que han perdido también a su jugadora estrella, Pernille Harder, la danesa y primera jugadora no nacida en Alemania en ganar el premio a mejor futbolista de la temporada, ha levantado más de diez títulos en la ciudad de Volkswagen, ahora es nueva atacante del Chelsea, una pérdida de muchos quilates en la Frauen-Bundesliga.

El Wolfsburgo antes de la ‘final eight’

Para los grandes equipos, la Champions League se suele dividir en dos partes, obviamente distanciadas por el nivel que cada una exige. Desde la ronda inicial hasta octavos de final encontramos una mayoría de eliminatorias dispares con conjuntos realmente dispares en todas las facetas. Duelos de un Olympique de Lyon o un Wolfsburgo contra campeones de ligas menores como las de Lituania o Turquía. Por regla general los ‘super gigantes’ europeos suelen solventar dichas eliminatorias sin problemas. El Wolfsburgo de Stephan Lerch hizo lo propio en la ronda de dieciseisavos de final cuando endoso 15 goles en el global al Mitrovica de Kosovo.

En la ronda de octavos de final fue el Twente holandés la víctima a batir del Wolfsburgo. Lo hizo con un contundente seis a cero en la ida y con un liguero 1-0 en el partido de vuelta. Un rival de la talla de la del Twente se puede llegar a considerar de un nivel bastante elevado si tenemos en cuenta el nivel de Octavos de final. En dicho enfrentamiento llegaría el punto álgido en la temporada del irregular año de las de Stephan Lerch.

El Wolfsburgo después de la ‘final eight’

Muy distinto fue el principio y el final de la ‘final eight’ para el Wolfsburgo. Un equipo que fue de menos a más y al que la semifinal ante el Barcelona le condenó tanto a nivel físico como mental. Dos cualidades muy necesarias para encarar una final. La puesta en escena para las de Volkswagen llegó ante un Glasgow City, bastante inferior al resto de equipos y el cual encajó una derrota por ocho goles a uno. El problema entra en ese uno. Con ese gol encajado las alemanas ya demostraban sus carencias defensivas: no puedes permitirte encajar un gol frente a un rival al que has sido capaz de endosar ocho tantos. Algo falla. El ataque no es, por lo que la faceta que más papeletas tiene es la defensa.

Las semifinales fueron el gran antes y después de la trayectoria europea para las alemanas. El billete definitivo y el duelo en el que se sembraron las dudas. Además de esto es también uno de los encuentros en el que las germanas se han enfrentado a uno de los equipos que más nivel les han exigido. La victoria alemana fue una auténtica pantalla de humo. Un choque en el que las dominadoras fueron las jugadoras del FC Barcelona y en el que se empezaron a mostrar las carencias en los carriles y en la zona de defensiva.

Haciendo referencia a la final,  parece  necesario  mencionar la que ha sido la frase que define por completo el choque entre Lyon y Wolfsburgo: ‘El Wolfsburgo se autodestruye’. Las de Stephan Lerch tienen nivel de sobras para obtener un resultado algo más positivo, no obstante, las bandas volvieron a condenar a las verdiblancas. Un plantel que en los últimos veranos está contemplando varias salidas de mucho peso. La última la de Pernille Harder, además de la de Hansen la anterior temporada.

¿Está el Wolfsburgo un peldaño por debajo de Barça y Olympique?

Se abre uno de los debates más complicados y más completos de este 2020, ¿ha superado el Barcelona al nivel de Wolfsburgo a pesar de caer eliminado ante las ‘lobas’? No lo sabría decir con certeza. Lo que sí que sabría decir  es que las defensas de Lyon y Barcelona son infinitamente mejores que la de las alemanas. Quizás también la de equipos como el Atlético de Madrid y porque no quizás también el mediocentro del campo alemán se encuentre en horas bajas.

Todo esto parte de una misma raíz, el entrenador, Stephan Lerch, un técnico que defendió como pocos su prestigio a nivel nacional pero que ha caído como la mayoría a nivel internacional. La línea defensiva ha dejado dudas en esta Champions. Sobretodo en el último tramo de competición. Al igual que ha ocurrido en un centro del campo que durante los últimos duelos se ha visto sobreprotegido por las actuaciones de las jugadoras de ataque.

Ewa Pajor y Harder eran claros ejemplos de que el Wolfsburgo no tenía problemas en la línea de ataque. Problemas que son evidentes en la portería, la salida de Lindahl ha dejado el arco blanquiverde en manos de una irregular Abt que no parece estar preparada para defender al gigante alemán. El club tuvo en su momento la oportunidad de fichar una nueva delantera para sustituir a Harder y una nueva portera para sustituir a Lindahl. No obstante. Con el regreso de la Bundesliga a la vuelta de la esquina, el conjunto de Lerch deberá esperar hasta invierno para reforzar una plantilla que ha levantado dudas en Champions.

 

Imagen Principal: Wolfsburgo

Síganme en @ArnauGonzalez13 y sigan toda la información deportiva en @VIPDeportivo. En nuestro Facebook: VIP Deportivo o en nuestro Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario