La Mejor Información Deportiva

El verdadero Vildoza

0

Luca Vildoza acabó el año siendo una de las sensaciones del Kirolbet Baskonia. El argentino cuajó una temporada en la que fue de más a menos y acabó siendo el base titular en las finales de la ACB.

Comienzo duro

Luca llegó al Baskonia en la temporada 2017-2018. Su pase ya pertenecía a los vascos desde el año anterior, aunque permaneció un año a préstamo en Quilmes, el club argentino del cual surgió. El argentino venía demostrando una gran supremacía en la liga de su país y por ello dio el paso a Europa. El hecho de que Pablo Prigioni fuera el entrenador parecía que facilitaría la adaptación de Vildoza al ritmo europeo. Sin embargo, el complicado comienzo de temporada de los vascos hizo que Luca viera como sus minutos se reducían cada vez más. Cabe destacar también que tenía por delante a dos grandes jugadores como Jayson Granger y Marcelinho Huertas. De todos modos, Luca ya dejaba destellos de su calidad.

Vildoza durante un encuentro de la temporada 2017-2018. Imagen: Baskonia.

Un nuevo inicio

Con la marcha de Prigioni y la llegada de Pedro Martínez, Luca debió volver a ganarse la confianza del entrenador. El estilo de juego bajo el que el se sentía cómodo en Argentina es menos físico que el europeo. En ese contexto, Luca es un jugador que no se destacaba por su defensa -más bien todo lo contrario- aunque tampoco lo necesitaba, ya que ocultaba sus falencias defensivas gracias a su velocidad. Al llegar a la liga española, ese fue el aspecto que más le costó. Enfrentarse a jugadores más rápidos, más fuertes y con mayor experiencia, hizo que salieran a la luz estas debilidades. En el aspecto ofensivo, nunca tuvo problemas. Es un jugador con mucho talento y, sobre todo, con mucha personalidad. Sólo la falta de minutos no dejaba que pudiera desplegar todo su arsenal ofensivo.

Muestra de carácter

A principios de 2018 se comenzó a ver un Vildoza mejorado. Se lo notaba más firme en defensa y con más masa muscular. Con su mejora defensiva, sus minutos comenzaron a aumentar y se lo vio cada vez más cómodo. Este crecimiento, junto a las lesiones que aquejaron a Granger durante el tramo final de la temporada, lograron mostrar la mejor versión de Vildoza. Se ganó la confianza de su entrenador, se adueñó de la titularidad y robó el corazón a los baskonistas. Ellos ven en él un proyecto de base top de Europa. Luca demostró porque el Baskonia fue a buscar a ese chico de 21 años que jugaba en Quilmes de Mar del Plata, a ese joven talentoso y lleno de desparpajo capaz de plantarle cara a cualquiera.

Imagen principal: ACB PHOTOS

Sígueme en @JoaBaci y sigan toda la actualidad deportiva en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.