La Mejor Información Deportiva

¡El Valencia finalista de la Copa del Rey!

0

Gonçalo Guedes mete a un Valencia “bronco” en la final con un zurriagazo, mientras que el Bilbao se queda sin su tercera final consecutiva.

Valencia y Bilbao llegaban a Mestalla para concebir un partido tremendo lleno de esencia futbolística. Con el cambio de última hora de De Marcos por gastrointeritis, entraba Lekue en el once.

Onces iniciales:

Valencia CF: Mamardashvili, Gayà, Paulista, Alderete, Diakhaby, Foulquier, Bryan Gil, Carlos Soler, Ilaix Moriba, Guedes y Hugo Duro.

Athletic: Agirrezabala, Yuri, Íñigo Martínez, Yeray, Lekue, Muniain, Vesga, Dani García, Álex Berenguer, I.Williams y Raúl García.

Dos horas antes del encuentro, ya estaba la afición che en los aledaños animando, y no pararon en todo el partido.

Primera parte

El balón rodaba y la semifinal empezaba. Partido muy igualado donde no había un claro dominante. Empezó el Bilbao, robó la batuta el Valencia y se igualaron las fuerzas. Pero con Gayà a punto de estallar, tuvo que salir Lato a sustituirlo.

Mamardashvili sacaba a relucir sus mejores vuelos y detenía cualquier balón que le llegaba. Bryan Gil e Iñaki Williams lo mejor de cada equipo. El exsevillista cedido por el Tottenham brillaba en todas partes regateando y con un disparo cercano a la madera. El jugador bilbaíno causando estragos por la banda izquierda, donde se estaba moviendo durante esta primera parte.

Y en una jugada a balón parado, las que más peligro causaban en el partido, Carlos Soler centraba un balón y tras salir rechazado, Gonçalo Guedes cazaba el balón y marcaba un golazo para ponerse por delante en el partido.

Y sin mucha más acción el partido llegaría al final del primer tiempo.

Segunda parte

El partido partía con ventaja para el Valencia, el Bilbao atacaría, pero el Valencia no se encerraría atrás, y demostrarían el ADNVCF que tanto han divulgado. El partido seguiría su curso y con ocasiones claras, pero no se resolverían completamente.

Mamardashvili seguiría luciéndose con los balones que le llegaban, atrapando la falta de Íñigo, o tirándose para parar los tiros de Muniain. Pero el Valencia sabía como jugar este partido, y con una defensa pletórica, el Athletic, no conseguía continuar con su juego.

Con la entrada de Nico Williams, el Bilbao parecía crecerse, pero Paulista, Alderete y Diakhaby serían una muralla infranqueable. Gabriel Paulista se marcharía tocado, no sabemos si por precaución o por lesión.

Al final, el arbitró hizo sonar el silbato, y el Valencia estallaría de júbilo para gritar el cántico: ¡ILLA ILLA ILLA NOS VAMOS A SEVILLA!

Tras el partido, los jugadores se subirían al balcón de Mestalla para celebrar el pase a la final con la afición.

 

Imagen principal vía: Valencia CF.

Síganme en @juansemperee y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: