La Mejor Información Deportiva

El torneo que se le resistió a la España del Tiki-Taka

0

Desde 2008 a 2012, la selección española domino el mundo con un estilo muy vistoso y eficaz, donde brillaba el conjunto por encima de las individualidades. Aquella, mítica selección conquistó dos Eurocopas y un mundial de manera consecutiva pero hubo un torneo que se le resistió a la roja.

Con el gran triunfo conseguido en la final de la Eurocopa 2008 en Viena contra Alemania. La España ya tenía en su palmares dos Eurocopas y un oro olímpico conseguido en Barcelona 92. Y ahora, el objetivo de la selección española, era conseguir el ansiado mundial, que se antojaba más cerca que nunca, con esa generación irrepetible de jugadores, y el gran juego que derrochaban.

Con la vista puesta en el mundial. La selección viajaría a Sudáfrica para disputar la Copa Confederaciones 2009. Tras haber ganado la Eurocopa. La roja se había clasificado para este torneo que se celebra un año antes de cada mundial, que sirve como ensayo para este gran evento. En esta edición España junto a Italia y Brasil, eran las favoritas para llevarse este torneo. Donde también estaban las selecciones de SudáfricaEgipcio, Irak, Nueva Zelanda y Estados Unidos.

La fase de grupos para España fue muy asequible, porque tenía un grupo bastante flojo, donde hizo pleno de victorias a las selecciones de Nueva Zelanda, Irak y Sudáfrica, que se clasificó junto a España. En el otro grupo saltó la sorpresa y la Italia vigente campeona del mundo no lograría pasar esta fase, lo que sería un anticipo del próximo mundial. En su lugar la selección norteamericana, dio la sorpresa y pasó a la siguiente ronda junto a una Brasil que asustaba.

Acabada la primera fase, en las semifinales finales España se toparía con la selección de Estados Unidos. Parecía una eliminatoria relativamente sencilla, se pensaba que los americanos podían dar guerra pero no se pensaba que podían eliminarnos. Pero como si se tratara de una película de Hollywood, los norteamericanos se impusieron a la roja por 0-2 y se metieron en la final donde les esperaba Brasil, que se acabaría llevando el torneo al ganar la final por 3-2.

Tras este pequeño tropiezo. La España del Tiki-Taka seguiría su camino hacia la gloria y al año siguiente, al regresar a tierras africanas. Conseguiría la gloria y se proclamaría campeona del mundo por primera vez en la historia. Dejándonos un estilo y unos jugadores irrepetibles. Que dos años después, en el Olímpico de Kiev. Agrandarían su leyenda al conseguir algo insólito y casi irrepetible, como es conseguir dos Eurocopas y un mundial de manera consecutiva.

Todo era alegría e ilusión por vivir lo imposible, y un año después, la selección volvería a competir por la Copa Confederaciones, el único título que le faltaba en las vitrinas. Esta vez el torneo se jugaría en Brasil, como preparatorio al Mundial 2014. Y había selecciones de la talla de Uruguay, Italia y Brasil. Acompañadas de buenas selecciones como México, Japón, Tahití y Nigeria. El reto no iba a ser fácil, había mucho nivel, pero la confianza de ser los reyes del mundo nos hacían soñar.

En la fase de grupos, España hizo pleno de victorias con bastante sufrimiento a las selecciones de Tahití, Nigeria y Uruguay que se clasificarían a la siguiente ronda. En el otro grupo, no hubo sorpresas, la Brasil anfitriona e Italia se clasificaron por delante de las selecciones de México y Japón.

España ya tenía los pies en semifinales, donde esperaba una vieja conocida. Italia esperaba venganza tras el 4-0 encajado en la final de la pasada Eurocopa. Pero tras un partido muy igualado, el marcador no se movió en 120 minutos y llegaron los penaltis, esos que tantas alegrías nos ha dado a nuestra selección, y estos no iban a ser menos. España conseguiría pasar a la final en una tanda que terminaría 7-6.

España estaba en otra final, con la idea de redondear los éxitos cosechados en los últimos años. En esa final espera la anfitriona del torneo y del próximo mundial, Brasil. La «canarinha» empujada por su gente y con la vista puesta en el mundial, querían vencer a la todo poderosa España. Todos queríamos redondear los éxitos conseguidos, y teníamos la confianza de ser la mítica roja, pero la realidad en esa final, fue totalmente otra. La selección brasileña, nos arroyó y nos tocó el orgullo, imponiéndose 3-0 a la roja. Los brasileños hundieron a la roja y se proclamaron campeones de torneo por cuarta vez.

Después de eso, España no levantó cabeza. Se fracasó en las siguientes grandes citas, las leyendas del mundial se retiraban… y estaba claro que se había acabado esta época. Y se había vuelto a las andadas, tras una borrachera de éxitos que parece que le ha pasado factura a la roja.

Imagen principal: MARCA

Sígueme en @deporteslider y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario