La Mejor Información Deportiva

El talento y la actitud encajan en cualquier esquema

@ErlingHaaland
0

Artículo de opinión para desmontar todos aquellos argumentos que pretenden excluir a jugadores en un hipotético esquema de juego.

La rumorología se define como «la difusión tendenciosa de rumores no comprobados» y este término se lleva a cabo hasta la saciedad en el planeta fútbol, tanto en los grandes medios de comunicación para satisfacer su hipotética fidelidad a sus clubes como a los pequeños para provocar que el costo por clic otorgue grandes éxitos.

Ambas tendencias se están manifestando ante el interés creciente de los grandes clubes europeos por uno de los mejores delanteros de la recién iniciada década del siglo XXI, el noruego Erling Haaland. Su potencia, velocidad, capacidad de rematar en minúsculas cantidades de tiempo y espacio y, sobre todo, tener una mirada y un porte que hacían entrever cómo hace sus genialidades con una naturalidad pasmosa.

Haaland, en el punto de mira

Alcanzó el estrellato antes de los 20 años de edad tras haber recalado en las filas del Borussia Dortmund a principios del año 2020, lugar en el que comenzó a dar muestra de su talento. Sorprendió tanto que los mejores clubes del mundo comenzaron a hacer ojos chiribitas, sobre todo aquellos que se encuentran en horas bajas como el Real Madrid y el F.C. Barcelona y, uno que busca culminar su proyecto como el Manchester City.

Imagen
@ErlingHaaland

Ante la falta de informaciones verificables en hechos y, sobre todo, con luz verde para ser emitidas, buenas son las especulaciones en las tertulias deportivas cuando toca barrer para quiénes te pagan las lentejas. Seas culé o madridista, la distorsión de la realidad siempre es aceptada plácidamente cuando el corazón y el dinero quieren derrotar al sentido común.

¿Por qué no puede jugar en un equipo cruyffista…

La polémica fue encabezada por un determinado grupo de periodistas comenzó a usar a Haaland para verter falacias hacia Pep Guardiola, alegando que el noruego no encajaría con el «fútbol de toque» del técnico de Santpedor.

El ataque hacia Pep viene precedido por la falta de éxitos de Zlatan Ibrahimovic en el F.C. Barcelona, alegando que su esquema de juego no es compatible con la potencia física y su capacidad de remate jugando de forma estática. Nada más lejos de la realidad, el F.C. Barcelona ha tenido jugadores de potencia física, carácter guerrero y realizar grandes remates en estático como Hristo Stoichkov, Samuel Eto´o y Luis Suárez.

Además, Guardiola trabajó con delanteros con gran fuerza y altura para fijar centrales, controlar el balón a la perfección y saber rematar en estático como Mario Mandžukić, Robert Lewandowski o Gabriel Jesús. De hecho, Luis Enrique apuesta por un 9 del calibre de Gerard Moreno para generar espacios en el juego posicional de España, sobre todo de centrocampistas con llegada como Ferrán Torres o Dani Olmo. 

…si muchos madridistas han probado el cruyffismo?

En la misma medida, cualquier jugador podría encajar en el Real Madrid si encuentra su rol adecuado. Porque por muy galácticos que hubiesen sido Luis Figo y Ronaldo durante los primeros años del siglo XXI, dieron grandes noches en el Camp Nou a finales de los años 90, al igual que Michael Laudrup o Luis Enrique, pero optando por el camino inverso.

La Historia siempre ha demostrado como el Real Madrid y el Barcelona tienen estilos diferentes. La mejor versión de los blaugranas siempre ha funcionado mediante transiciones lentas para atacar, posesiones defensivas y presión alta. Por otro lado, los mejores equipos merengues han optado por el dominio en el juego aéreo y la pelota parada, eléctricos contraataques y un gran repliegue defensivo.

Este hecho no ha eximido de que jugadores como Álvaro Arbeloa o Xabi Alonso hayan triunfado en equipos que practiquen ambas filosofías de juego. Al fin y al cabo, la selección española siempre ha sido más cruyffista, mientras que el Liverpool de Rafa Benítez ha apostado por un juego que conforma sus virtudes en la defensa desde su propio campo y en la pelota parada.

Por tanto, solamente queda empezar a pedir un poco de objetividad en el periodismo deportivo, deseo que desgraciadamente está comenzando a convertirse en una utopía. Sin embargo, la objetividad, veracidad y el análisis en profundidad son tres pilares fundamentales para ofrecer una información de calidad. Y si no se da con el fútbol, ¿de verdad que podemos creer que la información política debe ofrecernos confianza?

 

Imagen vía: @ErlingHaaland.

Sigan toda la información y actualidad en @VIP_Deportivo y en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram @vp_deportivo.

Deja un comentario