La Mejor Información Deportiva

El RWDM siempre vuelve

0

Tras muchos años tumultuosos marcados por fusiones y desapariciones, el Racing White Daring Molenbeek (RWDM) vuelve, por fin, al fútbol profesional belga tras un ascenso administrativo.

Bruselas, una ciudad de contrastes, capital de Bélgica y principal sede administrativa de la Unión Europea. Localizada en la región de Bruselas-Capital, el fútbol bruselense lleva años monopolizado por el RSC Anderlecht, el club más laureado del país.

Por detrás, entidades como el Union Saint-Gilloise o el Racing White Daring Molenbeek (RWDM) buscan hacer sombra al grande de la ciudad y aunque estén lejos de hacerlo, historias como la del RWDM demuestran que la grandeza no sólo se estipula por la categoría en la que uno se encuentra.

El Racing White Daring Molenbeek, como lo conocemos hoy en día, nace en el año 2015 con el proyecto «RWDM 47». El objetivo: revivir la historia, nomenclatura y matrícula (número de registro por orden de fundación de los clubes belgas) de una entidad que ya había sufrido dos desapariciones en lo que llevábamos de siglo XXI.

Los inicios

No obstante, si rascamos y atamos cabos (y notareis que habrá que hacer un ejercicio de unión permanente), encontramos el origen del RWDM a finales del siglo XIX. Concretamente, con el nacimiento del ya desaparecido Royal Racing Club de Bruxelles en el año 1894. Campeón de Bélgica hasta en seis ocasiones y debido a coquetear con la bancarrota, el club se fusionó en el año 1963 con el White Star AC, conjunto con menos éxitos y reconocimiento que su homólogo y al que se le asignó la matrícula 47 (quédate con este número).

Jugadores del Royal Racing Club de Bruxelles en 1897

El resultado de esta unión fue el Racing White Woluwe, que heredó el 47 y que alternó la Primera y Segunda División belga, llegando incluso a disputar la Copa de la UEFA. No obstante, justo una década más tarde de su nacimiento, la baja asistencia al estadio Fallon obligó al Racing White (que en este 2020 ha renacido) a unirse con el Daring Club de Bruxelles. Este último fue fundado en 1895 (aunque sufrió varias fusiones y cambios de nomenclatura) y registrado con el número de matrícula 2. Alzó cinco veces el título de liga, participó en dos torneos continentales y llegó a jugar más de 500 encuentros en la élite del fútbol en Bélgica.

Nace el RWDM

Este «casamiento» nos aproxima aún más al actual Racing White Daring Moleenbeek. Y es que precisamente con este mismo nombre nació en el año 1973 el resultado de la unión entre los ya mencionados Racing White Woluwe y el Daring Club de Bruxelles. El RWDM, que también optó por el número 47, se proclamó campeón del país en la 1974/75, sólo una temporada después de su fundación. Además, participó de forma regular en Europa, hasta el punto de alcanzar las semifinales de la Copa de la UEFA en 1977.

El club bruselense disputó 10 temporadas en la Primera División del país; algo más de 750 partidos. Sin embargo, a mediados de la década de los ochenta, los problemas financieros fueron desgastando a la entidad, que en 2002 acaba sucumbiendo y cayendo en bancarrota. El club desaparece y se da de baja a la emblemática matrícula 47.

Un renacimiento desesperado

Johan Vermeersch, quien fuera presidente de la entidad en los años ochenta, decide coger las riendas de un club fallecido y llega a un acuerdo con el FC Strombeek, conjunto de la zona de Bruselas. Nació, de esta manera, el FC Molenbeek Brussels Strombeek (con matrícula 1936), conocido comúnmente como el FC Brussels (después, RWDM Brussels FC), que disputaba sus encuentros en el estadio Edmond Machtens, antiguo feudo del Racing White Daring Moleenbeek. No obstante, los fantasmas del pasado iban a volver y el 24 de junio 2014, el RWDM Brussels FC, debido a las dificultades económicas que arrastraba, también desaparece.

Estadio Edmond Machtens de Molenbeek | Foto: FootballTripper

Al mismo tiempo que nacía el Brussels FC, un grupo de aficionados del antiguo RWDM, no contentos con el conjunto resultante de la mano de Vermeersch, decidieron crear una nueva entidad (con matrícula 9449) que mantuviera el nombre del recientemente desaparecido club. El RWDM nacido de la voluntad popular empezó su andadura en la octava categoría del fútbol belga, pero logró ascender rápidamente hasta la Quinta División.

En 2010, el club se fusionó con el ZD Hulsbeek-Geetsbets debido a los problemas que tenía para llegar a fin de mes. La nomenclatura y matrícula se mantuvieron aunque se añadió el «2003» al final (RWDM 2003). La entidad, pese a todo, no consigue afrontar la problemática económica y cuatro años más tarde, también en 2014, acabó desapareciendo.

La última bala

La afición vuelve a la orfandad, pero no por mucho tiempo más. A principios de 2015 se empiezan a ver los primeros destellos de un proyecto que iba a volver a llevar al club al fútbol profesional. Es el conocido «RWDM 47», un designio llevado a cabo por empresarios y antiguos presidentes de la entidad y de clubes de la zona.

El primer objetivo era encontrar un nuevo número de registro. Tras unas negociaciones fallidas con el Royal Géants Athois, el «RWDM 47» se fija en un club de Flandes, fuera de la región de Bruselas-Capital. Ese es el Racing Club Wetteren (matrícula 95), que durante la temporada 2014/15 se fusiona con el otro equipo de la provincia, el KS Wetteren (5479). El resultado: FC Wetteren, que obtiene la matrícula 95 del Racing Club Wetteren.

El proyecto aprovecha dicha unión y se convierte en el titular de la matrícula del KS Wetteren (5479), con lo que nace, por enésima vez, el RWDM, que empieza su andadura en la Cuarta División. En mayo 2015, el municipio de Molenbeek acepta y reconoce el proyecto.

Problemas de hogar

Ya existe el «derecho a jugar», pero no el «donde jugar». El White Star Brussels se había instalado en el estadio Machtens de Molenbeek, lugar donde el recién nacido RWDM anhelaba disputar sus partidos. Tras serios problemas legales en los que ambos clubes llegaron hasta los Tribunales, se aprobó que los dos conjuntos tenían que compartir el feudo para la temporada 2015/16.

Entre los datos curiosos que nos dejó esta vivienda compartida es que en los partidos del RWDM (Cuarta División), había más aficionados en las gradas que en los encuentros del White Star Brussels, por aquel entonces en la categoría de plata del balompié belga.

Afición del RWDM en el estadio Edmond Machtens | Foto: Panenka

Los problemas y la discordia entre clubes, no obstante, se mantuvieron. El White Star Brussels tildaba al RWDM de «intrusos», pero a finales de la 2016/17, los primeros sufren varias dificultades financieras y son expulsados de Machtens por las autoridades municipales en el verano de 2018.

De vuelta al fútbol profesional

Es precisamente en ese año cuando el Racing White Daring de Molenbeek consigue ascender a la Primera División Amateur (Tercera División). Tras dos temporadas en el categoría previa del fútbol profesional, una serie de acontecimientos del azar otorgan al RWDM, aun quedando sexto en la 2019/20, una plaza en la Proximus League (Segunda División), cuando únicamente asciende el primer clasificado.

¿Y por qué? Porque en la categoría de plata, tres equipos no obtienen su licencia profesional para la próxima campaña (Lokeren, Roselaere y Excelsior Virton). Debido a la pandemia de la COVID-19, el fútbol para en Bélgica y se tiene que discutir el formato de las ligas profesionales. En segunda se mantiene el número de equipos (8) y, por tanto, hay que ocupar tres plazas.

El Deinze, líder de Tercera, asciende. El Thes Sport, que es segundo, no cumple con los requisitos mínimos para el fútbol profesional y una de las dos plazas restantes es ocupada por el RFC Seraign (3°). Heist (4°) y Patro Eisden (5°) tampoco se ciñen a las exigencias de la élite y el turno le toca al RWDM, que sin problema alguno, obtiene la vacante restante.

«Es una gran respuesta para todos aquellos que me tomaron por tonto en 2015»

Thierry Dailly, presidente del RWDM

Thierry Dailly, presidente de la entidad y uno de los partícipes del actual proyecto del Racing White Daring de Molenbeek, expresó lo siguiente a Les Sports una vez se conoció su ascenso a la Proximus League: «Hace cinco años relancé el RWDM sin nada. Es un logro, una enorme recompensa por el trabajo de todos los miembros del club y una gran respuesta para todos aquellos que me tomaron por tonto en 2015″.

Cuatro derbis en un año

Además, este ascenso permitirá que podamos volver a ver el Zwanze Derby entre dos históricos del país: el Union Saint-Gilloise y el RWDM . Dos equipos que, si nada cambia, se verán las caras hasta en cuatro ocasiones la próxima temporada. El Racing White Daring de Molenbeek siempre vuelve.

Imagen principal vía: Moisse

Síganme en @damidgs1 / @Balon_Belga y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram @vp_deportivo.

Deja un comentario