La Mejor Información Deportiva

El regreso a los campos de Rubén Semedo

0

Rubén Semedo ha vuelto a saber lo que es el fútbol. Tras estar cuatro meses en prisión preventiva, el portugués tuvo minutos con su equipo la pasada jornada ante el Éibar.

La vida del futbolista se había puesto patas arriba. El pasado 23 de febrero, el luso fue encarcelado por un delito de homicidio, lesiones, amenazas, tenencia de armas ilegales, etc… Esto hizo que su caso tuviera una brutal repercusión a nivel nacional, ya que fue portada en todos los diarios deportivos.

Resultado de imagen de semedo huesca

Desde entonces, pasó cuatro meses recluido en el centro penitenciario de Picassent, en Valencia.

Todo parecía perdido para el futbolista tras salir de la cárcel y abonar la fianza de 30.000 euros. Su presencia en el Villarreal generaba tensión y mal ambiente en el grupo. Desde la directiva se decidió venderlo, aunque pensando en que no abundarían los pretendientes.

Fue entonces cuando el Huesca apareció en acción. Se llevó a cabo un acuerdo entre ambos clubes para que Semedo llegase en calidad de cedido a la capital oscense.

Agustín Lasaosa, presidente del Huesca, declaró que no dudaron ni un momento en incorporar a Semedo, al que consideran un gran central y con mucho futuro por delante, obviando sus problemas extradeportivos.

Y es que desde que Semedo llegó a Huesca, desde el club aseguran que su actitud ha sido excelente, y que se ha integrado muy bien con sus compañeros.

Resultado de imagen de semedo huesca

Semedo procede de un barrio problemático de Lisboa, en el que la violencia y las drogas estaban a la orden del día. El portugués no ha tenido una vida fácil. Antes de llegar a Villarreal, el luso ya se había visto en problemas con sus anteriores clubes. Su tendencia a la fiesta y su indisciplina no gustaban en Portugal.

Además, cabe recordar que Semedo tiene una hija de 5 años.

El fútbol y la vida le han dado así una nueva oportunidad al luso. En su mano está madurar y olvidar todos los funestos hechos acontecidos, centrarse en mejorar en su trabajo dentro de los terrenos de juego y vivir como cualquier persona normal en sociedad. Porque todos tenemos derecho a una segunda oportunidad.

Deja un comentario