La Mejor Información Deportiva

El Madrid se proclama campeón de la liga por 36ª vez

0

Los blancos fueron por delante durante casi todo el cuarto encuentro de la serie, disputado en el WiZink Center de la capital.

El Real Madrid conquistó este domingo su 36ª Liga de baloncesto tras ganar por 81-74 el cuarto partido de la final al FC Barcelona en el WiZink Center y cerrar así la serie por 3-1. Los blancos fueron por delante durante casi todo el partido, a pesar de una tímida reacción azulgrana, que llegó a situarles en ventaja durante unos segundos en el último cuarto.

El equipo blanco, dirigido por Chus Mateo por la convalecencia de Pablo Laso, amplía así su ventaja como líder histórico de la competición, al sumar 17 títulos más que su máximo rival.

Un gigante llamado Tavares para levantar el Wizink

El Real Madrid ya tiene una nueva Liga ACB en sus vitrinas. Los blancos, en el cuarto partido y en la primera opción de ganar el título que han tenido, han cumplido en el WiZink derrotando a un peleón Barça que en ningún momento dio su brazo a torcer. Porque tras un primer cuarto de calma y de medir fuerzas, en el segundo ambos equipos comenzaron a desatarse. Fue con Tavares y con Llull con quienes el Real Madrid buscó abrir brecha. Con ellos, y con un claro dominio en el rebote que desesperó a Jasikevicius.

Sin embargo, con el paso de los minutos los azulgranas le fueron dando la vuelta a todo. Empezaron a lograr más y mejores rebotes, a defender mejor a Tavares y también a hacer valer un gran acierto desde la línea de tres.

En él fue el Real Madrid el más preciso. Con pérdidas incompresibles, de nuevo, del Barça, Tavares volvió a hacer mucho daño y los blancos iban saboreando con cada segundo que pasaba un nuevo título ACB.

Es el número 36 que tienen ya en sus vitrinas. Todo gracias a un Tavares inmenso que resultó imparable. Que fue el factor clave para el ya campeón de Liga. 41 de valoración y MVP para Edy.

De 10 puntos de ventaja… a uno

El Real Madrid empezó sumando en el segundo cuarto (38-33). Tavares seguía haciendo el trabajo del equipo, pero el conjunto catalán siguió castigando desde la línea de 3.

Cuando el encuentro llegó al descanso, y a pesar de que el Real Madrid llegó a tener una ventaja de 10 puntos en el marcador, los azulgranas se fueron tan solo por uno abajo. Y, además, con mejores sensaciones. Unas que Tavares se encargó de calmar. Se notaba cuando estaba él en pista, y también se notaba cuando no estaba en pista. Los parciales, claramente favorables al Real Madrid cuando Tavares dominaba la pintura. Cuando no, los triples del Barça ponían en apuros a los blancos.

Mucho más acierto tenían los azulgranas desde esa distancia, y cuando restaba menos de un minuto se pusieron por delante en el WiZink. Quedaba un cuarto, uno en el que todo se iba a decidir.

Causeur «y cantar»

En el último cuarto siguió todo apretado (65-61) y con el WiZink Center apretando en busca del título. Los madridistas seguían encomendándose a Tavares para meterle brecha al encuentro y seguir por delante.

El Real Madrid aguantó el ritmo anotador del Barça, y consiguió llegar al último minuto 79-70. Un triplazo de Causeur levantó al público del Wizink Center. El Barça no se repuso del golpe y el conjunto blanco acabó ganando el partido 81-74.

Imagen vía: @RMBaloncesto

Por Damián Castilla Olivero.

Síganme en @damiancasol y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo y en Instagram: @vp_deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: