AnálisisChampions LeagueDestacadoFútbol EspañolFútbol InternacionalReal Madrid CF

¡El Real Madrid es finalista de la Champions League!

El Real Madrid se volverá a citar con la historia el próximo 1 de junio en Wembley tras un partido agónico.

El Real Madrid se volverá a citar con la historia el próximo 1 de junio en Wembley tras un partido agónico.

Historia. Y si hablamos de historia, hablamos del Real Madrid. El Real Madrid venció sobre la bocina al Bayern de Múnich en Semifinales de la Champions League. 2-1 fue el resultado que manda a los blancos directos a la final.

Davies adelantó a los bávaros en el 69, pero Joselu tenía esta noche marcada en el calendario y con un doblete en el 88 y en el 90, mandó al Real Madrid a Londres tras 2 pases a la red.

Onces Titulares

Real Madrid: Lunin, Mendy, Rudiger, Nacho, Carvajal, Bellingham, Valverde, Tchouaméni, Kroos, Vinicius, Rodrygo.

Bayern Múnich: Neuer, Kimmich, De Ligt, Dier, Mazraoui, Laimer, Pavlovic, Sané, Musiala, Gnabry, Kane.

Dominio blanco pero sin recompensa

Ambos equipos llegaban a este encuentro en las mismas condiciones. Los 11 jugadores habituales de cada uno de los equipos estaban disponibles para este partido. Tanto Ancelotti como Tuchel alabaron ayer a su rival, remarcando el respeto que hay entre ambos clubes y la buena relación.

El partido empezó como ayer dijo Ancelotti que quería que fuese. El Real Madrid implantó una presión alta que imposibilitó al Bayern salir con el balón controlado con comodidad.

En el minuto 6 avisó el club blanco tras una gran jugada colectiva pero que no pudo enganchar Rodrygo para abrir el marcador. El Bayern quería aprovechar las transiciones que le permitía la presión de los locales, y Musiala estuvo a punto de sorprender en varias ocasiones.

La ocasión más clara del primer cuarto de hora sucedería en la jugada más insólita de la eliminatoria. Con 2 balones en el campo, Vinicius se sacó un disparo con la diestra que impactaría contra el poste de la portería de Neuer y Rodrygo no pudo aprovechar un rebote que le quedó a placer.

En el minuto 27, Gnabry, que venía de estar lesionado, dijo basta y tuvo que ser sustituido por un Alphonso Davies que trataría de lucirse ante el club con el que tanto se ha especulado para su futuro.

Tras alguna oportunidad aislada en los últimos 15 minutos de la primera parte, el partido se iría al descanso.
El público tenía la sensación de haber tenido un control total de la primera mitad pero el gol se resistía. El pase a Wembley se decidiría en los últimos 45 minutos.

Historia

La segunda mitad empezó con un solo jugador en el campo, Vinicius Jr. El 7 del Madrid hizo honor a la grandeza de ese dorsal en el club madrileño con un inicio mágico. Una y otra y otra vez, Vini no paraba de internarse por el costado izquierdo del terreno de juego, pero sus compañeros no conseguían rematar los pases atrás del brasileño.

En el minuto 58, Rodrygo lanzó una gran falta desde la frontal del área, pero Neuer se estiró para hacer una parada de museo. Apenas 2 minutos después, el mago Vinicius volvió a hacer uno de sus trucos, pero de nuevo Neuer recordó que es uno de los mejores porteros de la historia con una parada antológica.

El Madrid seguía dominando el partido, pero el Bayern no iba a rendirse, y tras un gran recorte, Alphonso Davies pegó un derechazo imparable para Lunin para poner el 0-1 y adelantar al Bayern en el marcador. Se le ponía cuesta arriba el pase a la final al Real Madrid.

2 minutos tardó el Madrid en reaccionar. Modric sacó un córner que remató Valverde y tras un rebote el balón se colaría en la portería, pero el gol no subiría al marcador por una falta de Nacho tras un manotazo claro en la cara a Kimmich.

Llegaron los cambios y llegó el gran acierto de la eliminatoria. Carlo Ancelotti decidió meter al campo a su único 9. Al jugador que tiene que aparecer cuando un equipo necesita meter gol. Entró el jugador que ya tiene un hueco en la historia del Real Madrid. Entró Don Joselu Mato.

Primero fue en el 88. Vinicius pegó un derechazo que se le escapó de las manos a Neuer y Joselu remató a portería vacía. Y 2 minutos más tarde, en el 90, de nuevo él, de nuevo Joselu puso en pie al Bernabéu. La capital de España sufrió un seísmo cuando Joselu remató de nuevo a portería vacía tras un pase digno de un centrocampista, pero que fue de Antonio Rudiger.

El árbitro le quiso dar tensión al segundo gol al haberlo anulado en primera instancia por fuera de juego de Joselu, pero el VAR, esa tecnología implementada para mejorar el fútbol en este tipo de situaciones, esta vez sí favoreció al Real Madrid. El gol subió al marcador y el Bernabéu se hundió en un baño de abrazos, gritos, lágrimas….

El Bayern tendría una última oportunidad de empatar, pero el cuarto árbitro señaló un fuera de juego algo polémico.

Y en el minuto 103, tras 13 minutos extra, el árbitro pitaría en 3 ocasiones, señalando no solo el final del partido, sino también certificando el pase del Real Madrid a la Final de la Champions League. Los jugadores salieron al terreno de juego a celebrarlo. Vinicius se fue a la grada para celebrarlo con la afición. El Real Madrid lo ha vuelto a hacer.

 

Imagen principal vía: Photo by PIERRE-PHILIPPE MARCOU/AFP via Getty Images.

Síganme en @best_7yea y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba