La Mejor Información Deportiva

El Real Madrid cede en Moscú

0

El conjunto entrenado por Pablo Laso realizó un encuentro notable, pero el acierto moscovita en el tercer cuarto y los errores blancos en el tramo final del partido provocaron una derrota por 82-78 que relega al Real Madrid a la tercera posición de la clasificación de la Euroliga.

El Real Madrid tenía un calendario realmente exigente en el mes de febrero, con la Copa del Rey en el horizonte como primera fecha marcada en rojo para un equipo que no ha dejado de ganar trofeos desde la llegada de Pablo Laso al banquillo. Uno de esos exigentes compromisos del conjunto de la capital de España era su visita a la cancha del todopoderoso CSKA Moscú, un equipo construido para estar en la final de la Euroliga cada año y que además quería arrebatar al cuadro blanco la segunda posición de la clasificación y acercarse un poco más al objetivo de ser cabeza de serie en los playoffs de la Euroliga. El equipo dirigido por Pablo Laso llegaba además con las bajas de dos de sus hombres importantes como son Sergio LlullTrey Thompkins, cuya presencia en la Copa del Rey de la próxima semana aún es incierta.  

Como cabía esperar, el conjunto moscovita salió con la máxima intensidad, y en apenas 90 segundos ya había conseguido una ventaja de siete puntos, una diferencia a tener en cuenta ante equipos tan poderosos como el CSKA. Con Facundo Campazzo al mando de las operaciones, el Real Madrid fue reduciendo la diferencia hasta situarse a tan sólo una canasta de conseguir el liderato en el marcador, situación que consiguieron a falta de 58 segundos para el final del primer cuarto gracias a un triple de Anthony Randolph (19-20). Este primer parcial terminó con cinco puntos consecutivos del equipo entrenado por Dimitris Itoudis, que con un triple de Nando de Colo (que ya sumaba su noveno punto del partido) se fue al primer descanso entre cuartos con un resultado de 22-20.  

Los últimos minutos del primer cuarto permitieron al Real Madrid entrar en el partido en todos los aspectos, lo que provocó que a partir de ahí se mantuviera igualado durante los 30 minutos restantes. El segundo cuarto se movió siempre con diferencias que no sobrepasaron los tres puntos, si bien siempre fue CSKA Moscú quien llevó la iniciativa. Sin embargo, esto cambió en el tramo final de este segundo parcial. Con los “suplentes”, el equipo madrileño consiguió no sólo situarse por delante en el marcador, sino conseguir una ventaja de ocho puntos (32-40, min. 19) gracias al buen hacer en la dirección y en la anotación de Klemen Prepelic, que está disputando más minutos desde la lesión de Sergio Llull. Los locales intentaron reaccionar antes de llegar al descanso, pero sólo consiguieron una canasta más, anotada por Nikita Kurbanov. 

Tras el paso por los vestuarios, la dinámica del partido cambió radicalmente. Los rusos aumentaron la intensidad defensiva y el Real Madrid no terminó de igualar esta mayor dureza, lo que permitió al CSKA no sólo reducir la desventaja con la que se marchó al descanso, sino volver a llevar la iniciativa en el marcador. También contribuyó de manera destacada a esta situación un estelar Nando de Colo, que anotó ocho de los primeros diez puntos de su equipo en el tercer cuarto para situarse a tan sólo dos puntos de los blancos (44-46, min. 25), un marcador que se volteó en la siguiente acción ofensiva de los rusos con un triple de Daniel Hackett.

Un parcial de 0-6 de los hombres de Pablo Laso permitió al Real Madrid volver a tomar el mando del encuentro, pero en los últimos minutos de este tercer parcial la igualdad volvió a aparecer entre los dos equipos, reflejado en las constantes alternativas de un marcador que llegó al inicio del tercer cuarto con un resultado de 64-61. 

Los últimos diez minutos se esperaban apasionantes y los dos equipos estuvieron a la altura de las expectativas. La intensidad defensiva aumentó un grado más y el paso de los minutos también desencadenó más fallos en ataque por parte de ambos equipos. El encuentro se mantuvo igualado hasta la fugaz pero estelar aparición de Cory Higgins, que ya había firmado un gran partido en Madrid y que consiguió poner a su equipo con una ventaja de siete puntos (77-70) a poco más de tres minutos para el final del encuentro.

El Real Madrid reaccionó de la mano de Campazzo y de Randolph (que volvió a ser uno el más destacado del Real Madrid con 20 puntos) y se situó a tan sólo un punto del CSKA a menos de un minuto para el final. Con 81-78 en el marcador, el Real Madrid tuvo posesión para empatar y enviar el partido a la prórroga, pero un error en el triple de Jaycee Carroll (con una posible falta sobre el escolta estadounidense) acabó con las opciones el conjunto madridista, que desciende a la tercera posición de la clasificación pero empatado con el equipo moscovita con un balance de 17 victorias y cinco derrotas.  

Imagen principal: Euroleague

Síganme en @AlbertoGmezTorr y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario