AnálisisChampions LeagueFútbol EspañolFútbol InternacionalReal Madrid CF

El Real Madrid baila al son de Jude Bellingham

Gol y asistencia del inglés para desactivar al Nápoles, que plantó cara al Madrid

Gol y asistencia del inglés para desactivar un Nápoles que plantó cara al Madrid.

Remontada por la vía rápida

El Madrid encajó el gol de Simeone en el minuto 9, pero Brahim con una ruleta espectacular, rompió las líneas del Nápoles para encontrar a Rodrygo y así conseguir el empate. El brasileño, que está de dulce, no desaprovechó la oportunidad de dejar su huella en el partido, como ya viene siendo habitual. En el primer tanto, no participó Bellingham, pero se le veía muy activo con el balón y dejando detalles de calidad que deleitaron al Bernabéu. Pero para deleite, el regalo de Alaba a Bellingham para poner el 2-1 en el marcador. Centro que muy pocos pueden poner y remate desde segunda línea del jugador inglés, que convertía su decimoquinto gol en 16 partidos. Con este tanto, Bellingham se convirtió en el único jugador del Real Madrid en marcar en los 4 primeros partidos de Champions League.

Bajón y subidón de Jude y su Madrid

Bellingham acabó la primera parte muy tocado tras torcerse el tobillo. El banquillo se echó las manos al corazón, al mismo tiempo que todo el madridismo, ya que su jugador fetiche podría no ser de la partida en el segundo tiempo. El inglés inició los segundos 45´, pero seguía resentido del tobillo y eso se notó en la intensidad que empleó el centrocampista en cada duelo. Como si de Sansón se tratase, el Madrid perdió la fuerza que lo llevó a remontar en la primera parte. Precisamente, fue una falta de intensidad lo que provocó el gol de Anguissa para poner el empate. Tras un mal despeje de Ceballos, el balón le quedó muerto al camerunés que fusiló a Lunin.

El Nápoles empezó a dominar el encuentro ante un Madrid un tanto apático. Ancelotti movió un banquillo lleno de canteranos. Entre ellos estaba uno de los protagonistas de la noche, Nico Paz. El argentino ingresó en el campo por Ceballos y rápido descubrió lo más bonito de jugar en Chamartín en una noche de Copa de Europa. Escapó de Cajuste y no se lo pensó dos veces: latigazo desde fuera del área para poner el 3-2. Primer gol del hispano-argentino en dos partidos disputados en Champions League.

Bellingham ya había vuelto a enchufarse antes del gol de la ventaja madridista, y así lo demostró en el cuarto y último tanto. Pase con el exterior de la bota derecha que encuentra a un desafortunado Joselu que consiguió mojar en una noche complicada para él. Con esta victoria, el Real Madrid consigue pleno de victorias en la Liga de Campeones y se asegura el primer puesto. 

Bellingham, líder con los veteranos

Todos conocemos los galones de Jude en el juego de este Madrid. Pero ayer descubrimos otra faceta que quizá esta más escondida que la calidad que desprende cuando toca el balón. En una noche difícil para Joselu, el inglés le puso en bandeja el gol que borró todos los fallos del delantero madridista. Tras el tanto del «14», Bellingham vio que el español pedía perdón a la afición y no dudó en ir a apoyarlo. Bellingham, como si de una oreja de un torero se tratase, ofreció al killer a la afición madridista para bañarle en una ovación mas que necesaria para él.

Imagen principal: Photo by Eurasia Sport Images/Getty Images

Síganme en X @Jesus_saanz y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba