La Mejor Información Deportiva

El progresar en el fútbol y en la vida misma

0

Al igual que la vida misma, el fútbol se trata de siempre progresar hacia adelante para alcanzar las metas que cada día nos propongamos

A la hora de conocer a un futbolista o un equipo, la primera referencia que tenemos es la de su físico. Pasa lo mismo en la vida misma cuando conocemos a una persona. Quien se queda con esa primera visión son “superficiales”. Yo prefiero ser más natural, y conocer al futbolista o al equipo tal como es a través de una segunda visión más clarificadora.

Cuando ves por primera vez a Adama Traoré o al Leeds United, alucinas con el físico del primero y te imaginas que los segundos son defensivos. Pero cuando tienes una segunda cita con ellos, conoces su identidad, y te das cuenta de que ambos siempre miran hacia adelante. A su manera, pero siempre mirando hacia adelante, hacia el futuro, y sin olvidar lo aprendido atrás, en el pasado. Es sentido común, pero en este fútbol y en esta vida no reina el sentido común.

El fútbol, como la vida misma, se trata de mirar siempre hacia adelante, de mirar hacia el futuro. Y siempre siendo uno mismo. Adama, cada vez que recibe un balón, se perfila y controla hacia adelante fijando, a través de una mirada larga, un objetivo que alcanzara a través del paso corto pero continuado y progresivo. Mira siempre al frente con el objetivo de progresar en la jugada, en el fútbol, en la vida. Hacer progresar el juego de tu equipo, hacer progresar el desarrollo de la sociedad.

El fútbol y la vida misma es progresar y, aunque a veces nos cueste, mirar siempre hacia adelante de la manera como uno es, y no como le impongan los demás. Adama progresa hacia adelante con su uno contra uno, su desborde, su velocidad, su potencia. Otros, miran hacia adelante con su calidad técnica a través de un regate. Otros, miran hacia adelante con su cerebro, su conocimiento del juego, su sentido táctico, sus movimientos sin balón.

¿Es todo siempre hacia adelante? ¿Nunca hacia atrás? Sí, hay que mirar hacia atrás, pero no por obligación, sino por necesidad para poder progresar. Adama solo mira hacia atrás cuando, por ejemplo, hace un mal control orientado. Hace un mal control orientado y tiene que volver a mirar hacia atrás, para aprender, y no para lamentarse de ese mal control. En el fútbol, como en la vida misma, hay que volver hacia atrás para aprender del pasado, no para lamentarse de lo hecho.

En ese progresar hacia adelante, cada día, cada partido, nos encontramos con muchas adversidades que en muchos momentos no logramos superar. Momento de dificultad, momento de mirar hacia atrás para aprender. Momentos en los que Adama tenga que retroceder, pero retroceder con el objetivo de progresar.

Dar un paso hacia atrás para dar dos hacia adelante. Retroceder su posición en el campo, invitar a que el rival salga, y de esa forma superar dicha adversidad para progresar, para avanzar en el juego. Para hacer lo que no puedes hacer de otra forma. Para aprender como superar ese tipo de adversidades, y no para lamentarse de que antes no pudiste.

En el presente del fútbol y de la vida no hay que mirar siempre hacia los lados, de manera horizontal, sino siempre en vertical, buscando lo más profundo. Miramos demasiado hacia los lados por obligación, y no por necesidad. Adama no lo hace todo él solo, sino que en ese luchar por superar adversidades, hay momentos en los que necesita la ayuda de su compañero, de su amigo, de su familia. Entonces, le pasa el balón al que tiene al lado, pero para hacer un movimiento hacia adelante y que el compañero, el amigo, la familia, se la devuelva tras haber superado juntos esa adversidad. Siempre con el objetivo de progresar en la jugada, en la vida.

El fútbol se trata de progresar para marcar gol. La vida se trata de progresar para cumplir con los objetivos planteados. Y es que al final, el fútbol es como la vida misma.

Imagen destacada vía: Selección Española de Fútbol

Síganme en @franyako y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario