La Mejor Información Deportiva

¿El príncipe o el amigo?

0

El debate en Can Barça está entre Griezmann y Neymar.

Si le preguntas a los pesos pesados del vestuario culé, la respuesta al título de este artículo sería sencilla. El resultado de la encuesta se llamaría Neymar, por lo que la directiva azulgrana; de llevarse por esta corriente, se quedaría nuevamente sin el tan promocionado fichaje de Antoine Griezmann, figura con la que Bartomeu pretende tranquilizar a la parcela barcelonista, herida de muerte en Anfield y rematada en el Villamarín.

El francés ya ha dejado claro al Atlético de Madrid que no seguirá la próxima temporada vestido de rojiblanco, lo que no sorprendió a la gran mayoría, aunque sí provocó reacciones encontradas, debido a la extensión de su contrato y la confianza que inyectó tras el video en el que anunciaba su continuidad colchonera. Con ganas de un nuevo reto, frase que está de moda, si no que le pregunten a Hazard, el galo es considerado un futbolista top, capacitado para complementar a un Messi, que desde las cifras, se siente solo acompañado por Luis Suárez, a quien también se le busca un relevo de garantías.

Para heredero de Leo ya no tiene tiempo, por lo que tendría que compartir la cancha y los méritos, algo que el brasileño renunció a seguir haciendo, arrepentido por ello según algunas figuras de renombre como Rivaldo. Griezmann aportaría gol, sacrificio y solidez en el verde en caso de que el 10 se ausente. Ahora, su tendencia a dejar la banda para jugar por dentro, provocaría un hipotético choque con el argentino, amén de que visto lo visto, el Barcelona necesita más un futbolista que abra el campo, letal en el uno contra uno y que ponga un sello distintivo en el césped al momento de manejar la esférica.

Es ahí donde entraría Dembélé, quien a sus 22 años fue la puesta para olvidar al paulista, pero que salvo ráfagas, sus prestaciones al máximo nivel han sido a cuenta gotas, lejos de la regularidad que le urge a un club que va a por todos los trofeos en cada temporada. A todo esto, la rumorología ha colocado al crack del PSG en la órbita blaugrana, aunque sin pronunciación alguna de su parte, su regreso se antoja complejo, desde lo moral hasta lo económico, dejando lo deportivo a un lado, pues en ese aspecto pocos dudan de que Neymar tiene todas las herramientas para revitalizar la ahora deprimida sonrisa culé.

Su entendimiento con Messi y con Suárez es innegable. Amigos en la calle, mezcla perfecta en el rectángulo, la idea de volver a juntar a la MSN, enamora a más de uno, espantada aparte. Su salida hacia la entidad parisina no ha dado los frutos pretendidos más allá del aspecto monetario, alejándose de los focos en cuanto a premios individuales, por la Liga, sus constantes lesiones y la irrupción de la joya gala, Kylian Mbappé.

Durante los tres años que convivieron Neymar y Griezmann en la misma competición, sus cifras fueron muy similares. El rojiblanco hasta el 30 de junio, acumuló en la 2014-2015 y la 2016-2017 un total de 121 partidos ligueros, en los que anidó 60 balones en las redes rivales, así como brindó 14 pases de gol para sus compañeros. En igual período, Ney dejó 59 perforaciones en 97 encuentros, además de 30 asistencias, estadística en la que superó abrumadoramente al francés. En cuanto a Europa, la Champions League no fue diferente a los números entre ambos. Antoine disputó 34 duelos y marcó 15 tantos, dos menos que el brasileño, quien los hizo en 30 choques, agregando 8 asistencias, característica que destaca al sudamericano en cualquiera de las canchas que esté. ¿Quién irá de corto al Camp Nou? Mi voto, al paulista. El tiempo dictará sentencia.

Síganme en @cronicarian y toda la información deportiva en @VIP_Deportivo, también en nuestro Facebook: VIP Deportivo y nuestro Instagram: @VP_Deportivo.

Deja un comentario