La Mejor Información Deportiva

El peor rival de Argentina es ella misma

0

Este viernes Nigeria le dio una buena noticia entre tanta negatividad a la selección comandada por Lionel Messi, pero ¿Podrá Argentina ganarle a Nigeria? 

_20180621220958-k4cF-U45290557498blB-992x558@LaVanguardia-Web

Ayer, en toda Argentina, después de un partido para el olvido la ilusión parecía esfumarse. No era para menos, la selección albiceleste no jugó para nada bien, pero lo que más sumaba a esto fue el aire pesimista que se manejó en los medios masivos de comunicación.

Lo que menos tiene el argentino es auto crítica, y de repente toda la responsabilidad cae sobre las piernas del 10. Siempre se cree superior a los demás, cree que aún hoy se gana con el escudo o la camiseta, cree que las demás selecciones no trabajan para llegar a donde hoy están llegando. Quiere ser como cualquier otra selección europea (o como la actual Brasil de Tite) pero no soporta los procesos largo, el equipo pierde un partido y ya hay que echar a todos.

Una generación de jugadores magnifica, que cualquier otro país quisiera tener, pero con el peso de tener que ser mejor que la selección del 86, mejor que todos. Una generación destinada a la gloria pero nunca contó con un proyecto solido que la acompañe a la misma. Una generación que recibe incalculables críticas por parte de la prensa, y lo que genera un hincha aún más negativo.

messi

Hoy Nigeria le da una mano pero no debe caer el hincha en la subestimación que lo trajo a este situación de que sólo un milagro lo pone en octavos de final. La suerte parece estar por primera vez del lado argentino, pero tienen que saber aprovecharla.

Es el momento de cambiar el clima, el momento de dejar la negatividad, el momento de apoyar a este gran grupo de jugadores. Si TODA Argentina tira para el mismo lado puede salvarlos de una autodestrucción. 

Pueden darse todos los resultados, puede pasar cualquier cosa, puede ponerse todo a favor del equipo de Messi pero el gran rival es Argentina, si fallan serán matados por todos, si aciertan serán los mejores del mundo, le piden a un grupo de jugadores que les dé la alegría de sus vidas pero no le exigen de misma manera a un político.

Pase lo que pase, será el fin de una gran generación de la cual fueron los mismos argentinos los encargados en matarla. Es el fiel reflejo de la sociedad, el fiel reflejo del mal manejo de una AFA impresentable. Argentina tiene un problema, y es Argentina misma. 

Por: Quevedo Facundo.

PH: LaVangardia.com

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.