AnálisisBundesligaChampions LeagueConference LeagueDestacadoEredivisieEuropa LeagueFútbol EspañolFútbol InternacionalJupiler Pro LeagueLiga NOSLigue 1Premier LeagueSerie A

El nuevo formato europeo: La UEFA crea su «Superliga»

Ceferin presenta el nuevo formato para el fútbol europeo que lucirán sus tres competiciones europeas a partir de la 2024/25.

Ceferin presenta el nuevo formato para el fútbol europeo que lucirán sus tres competiciones europeas a partir de la 2024/25.

El nuevo formato europeo ya está aquí. Después de diversidad de opiniones y mucha tensión ante el surgimiento de la Superliga, la UEFA finalmente ha confirmado que en la próxima temporada 2024/2025 entrarán en vigor los nuevos cambios. ¿Pero en qué consiste realmente? ¿Es un avance o un retroceso? ¿Qué interés tiene Ceferin al respecto?

Adiós a la fase de grupos

La mayor novedad que presentará la Champions League, Europa League y Conference League es la desaparición de la fase de grupos. En su lugar, se apostará por una liguilla entre treinta y seis equipos que saldrán de cuatro bombos de nueve participantes. El bombo 1 estará formado por los equipos con mejor coeficiente UEFA de los últimos cinco años, desechando el criterio actual de campeones por liga. Los cuatro equipos añadidos también serán elegidos bajo coeficiente UEFA.

Cada club disputará ocho partidos, frente a dos equipos de cada bombo, con la novedad de que, de esos ocho encuentros la mitad serán como local y la otra mitad como visitante. Es decir, puede darse el caso de que el Liverpool juegue frente al Bayern de Múnich en Anfield, pero no en el Allianz Arena y en otra ocasión se mida al Milan en San Siro, pero no en Anfield. Esto aumenta la variedad de partidos y la importancia del factor cancha, además permite que veamos a los grandes medirse entre ellos en más ocasiones.

La fase de grupos actual se había convertido en algo monótono, un aperitivo que se tomaban los principales clubes previo a la fase del KO. La diferencia de nivel entre grandes y pequeños se acentuaba y en pocas ocasiones presenciábamos duelos memorables salvo en el clásico grupo de la muerte. Ahora nos aseguran el espectáculo de ver a los mejores enfrentarse entre ellos ya desde la primera ronda, aunque habrá que ver el papel del resto de equipos y si con este formato se puede igualar más el nivel.

Mayor cantidad y ¿calidad? De partidos

Otra novedad es la posibilidad de que equipos del mismo país se enfrenten, eliminando la restricción de ligas. Así pues, podemos encontrarnos con un Madrid-Barça o un Roma-Lazio en primeras jornadas. La UEFA es lista, ofrece mayor cantidad de partidos para así conseguir mayores ingresos y otorga el interés de ver encuentros fuertes desde el inicio para que la propuesta sea vista con buenos ojos.

A priori, es un panorama ideal donde todos ganamos, pero después habrá que ver en la práctica como esta implementado, pasar de treinta y dos a treinta y seis participantes también hace que cada vez tenga menos valor estar presente en una «Liga de Campeones».

Una vez termine la liguilla, los ocho primeros clasificados pasarán directamente a octavos encuadrados en un formato de llaves donde el irá, por un lado, el por el otro y así sucesivamente. Los clasificados del al 16º disputarán una ronda de dieciseisavos como cabezas de serie ante los que terminen entre el 17º y el 24º. Mientras que del puesto 25º al último quedarán eliminados de todo sin posibilidad de caer en otra competición.

Esto hace que sea mas complicado llegar a octavos, por lo tanto, aumenta el interés y equilibra las fuerzas. Actualmente son dieciséis equipos quienes pasan directamente, unos como primeros y otros como segundos de grupo, pero ahora si no estás entre los ocho primeros aún deberás pegarte con otro equipo del al 16º.

La «Superliga» de la UEFA

De octavos en adelante se seguirá el formato clásico de Champions, Europa League y Conference. Eso sí, cada competición tendrá una semana destinada en exclusiva, donde podremos ver partidos de Champions los jueves o de Europa League los miércoles. Por lo que respeta a las dos hermanas menores de la Champions, la cantidad de partidos en liguilla pasa de ocho a seis, pero manteniendo los treinta y seis participantes.

La idea de una liga conjunta donde puedas ver a tu equipo en lo mas alto de la tabla y que cada punto pueda ser decisivo es una excelente implementación para romper con la monotonía. Pero es cierto que el antiguo formato funcionaba y que aún es una incógnita si la nueva propuesta generará mas beneficios que problemas. Lo que está claro es que la UEFA tenía prisa de cambiar, ante la Superliga planteada por clubes poderosos como Real Madrid y Barcelona.

Quizá en los próximos años se vuelva a modificar el formato buscando una idea conjunta entre la Superliga y la UEFA. Históricamente la amenaza de una liga elitista que ponía en jaque a las organizaciones del fútbol ya es algo recurrente en los 50 ocurrió y nació la Copa de Europa; en los 90 ocurrió y nació la Champions League. Es posible que estemos ante un nuevo órdago para reestructurar de verdad las competiciones del fútbol, no como estos cambios tan light.

 

Imagen principal vía: Julien de Rosa/AFP Getty Images

Por: Kevin Chin Galindo

Síganme en @Keviinn_gc y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: Vip Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba