La Mejor Información Deportiva

El Nápoles resiste y avanza a la final de Coppa Italia

Fuente imagen: SSC Napoli
0

El Nápoles avanzó a la final de Coppa Italia tras empatar con el Inter 1-1 (global 2-1) y se enfrentará a la Juventus en la capital italiana por el primer trofeo de la temporada.

La Juventus esperaba rival para la final de Coppa el próximo miércoles. El Nápoles venció en el Meazza al Inter en febrero (0-1) y la cita sería en el San Paolo para definir al segundo equipo que tendrá cita en el Olímpico a mitad de semana. 

El Inter cumplió con el objetivo de igualar la eliminatoria poco después del arranque del partido. Con un juego más vertical, se les concedió un córner a los dos minutos después del silbatazo inicial; cobró Eriksen desde el vértice izquierdo y ante la desconcentración de la zaga local, colgó el balón al área y nadie alcanzó a despejar, por lo que batió a Ospina y convirtió un gol olímpico para dar el golpe que igualó el marcador global.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Inter (@inter) el 13 Jun, 2020 a las 12:18 PDT

Los de Gattuso intentaron recuperarse de inmediato, pero no pudieron encontrar los espacios para llevar el peligro al marco nerazzurro . A falta de dominio, el Inter tomó las riendas del partido y empezó a llegar con más constancia. Ospina, pese a ser el principal señalado por el gol de Eriksen, mejoró notablemente y evitó anotaciones en cinco ocasiones, entre ellas un cabezazo de Lukaku y un remate letal de Candreva.

Tras el mencionado chut de Candreva, el balón se fue a córner, el colombiano se quedó con el balón tras el cobro y sacó largo con rapidez, viendo a Insigne que partía solo desde la medular dado que los nerazurri habían ido a por el córner; este recibió el despeje del arquero y se incorporó al área para asistir a Mertens, quien anotó ante la salida de Handanovic para igualar el partido y recuperar la ventaja en el global. Además, el belga se convirtió en el jugador con más goles en la historia del Nápoles con 122 dianas, superando a Hamsik (121) y Maradona (115).

https://platform.twitter.com/widgets.js

Mejoró el Nápoles tras el gol

El Nápoles inició la segunda parte mostrando su mejor imagen en el partido. Fueron de menos a más tras el gol que igualó la partida. Las llegadas a la zona visitante se volvieron constantes y Conte tuvo que pedirle calma y concentración a los suyos.

Con el bajón del Inter que necesitaba meterse a la eliminatoria cuanto antes, Conte dio ingreso a Moses y Alexis Sánchez para aumentar el peso ofensivo. El chileno empezó a generar ocasiones, poniendo alerta a Ospina, su ingreso favoreció a una mejora anímica en las filas del cuadro visitante, pero eso no le quitó el dominio al Nápoles que era más peligroso en sus llegadas.

Final de infarto

Iniciada la recta final, una gran acción del Inter requirió de la labor de Ospina que tuvo una noche especial. Biraghi entró por el costado izquierdo, sirvió el balón a Alexis quien descargó con un taconazo para Brozovic; este chutó, pero se encontró con la mano de Ospina para negar el gol que pudo dar el boleto al Inter. Esto dio inicio a una serie de llegadas del equipo lombardo que necesitaba solo un gol para avanzar por goles en condición de visitante.

Con Sánchez y Biraghi liderando la carga, el Inter pujó hasta el final del partido para conseguir el gol que necesitaba. El Nápoles probó a contenerlos en la medular, Maksimovic y Koulibaly ofrecieron una gran actuación en la zaga para mantener el resultado, además de un Ospina que tuvo una noche heroica pese al gol de vestuario de Eriksen.

No le bastó el tiempo al Inter aunque tuvieron muchas ocasiones para avanzar, de tal manera que el Nápoles se ganó el boleto a la final de Coppa Italia que se disputará el miércoles contra la Juventus. El marcador global concluyó 2-1 después del triunfo en Milán.

Nápoles: Ospina; Di Lorenzo, Maksimovic, Koulibaly, Hysaj; Elmas (Fabián, 65′), Demme, Zielinski (Allan, 85′); Politano (Callejón, 65′), Mertens (Milik, 74′) e Insigne (Younes, 85′).

Inter de Milán: Handanovic; Skriniar, De Vrij (Ranocchia, 88′), Bastoni; Candreva (Moses, 72′), Barella, Brozovic, Young (Biraghi, 72′), Eriksen (Sensi, 88′); L. Martínez (Sánchez, 72′) y Lukaku.

Goles: 0-1, Eriksen (2′); 1-1, Mertens (41′)

Árbitro principal: Gianluca Rocchi

Estadio: San Paolo, Nápoles.

Imagen Principal: SSC Napoli

Síganme en @PArrivillaga_ y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en nuestro Instagram: @vp_deportivo.

Deja un comentario