La Mejor Información Deportiva

El Manchester no convence antes de su cita en el Camp Nou

0

El conjunto de Solsjkaer no convenció para nada en un encuentro en el que el claro dominador fue el West Ham. Pogba de penalti, salvó al Manchester.

El Manchester United suma una nueva victoria a domicilio con Pogba como protagonista pero, en esta ocasión, los pupilos de Ole Gunnar Solskjaer no merecieron ni de lejos el triunfo. Es más, podríamos catalogarlo como triunfo polémico. El técnico noruego dejó en el banquillo a Rashford, Lindelöf y McTomminay con vistas al partido de Champions League, a lo que se le sumó las ausencias de Luke Shaw y Ashley Young por sanción, además de los lesionados Ander Herrera, Matic, Valencia, Alexis

El teatro de los sueños volvía a recibir a sus futbolistas, con un ojo en el verde y otro en Barcelona. El conjunto catalán había jugado a las cuatro de la tarde y había empatada a cero contra el último de la clasificación, eso sí, con todos los suplentes y canteranos. Los Messi, Busquets, Suárez, Piqué y compañía no entraron ni en la lista de convocados pensando en el cruce que tienen contra los ingleses la próxima semana.

Por su parte, un United plagado de bajas se veía las caras un con West Ham que salió a dejarse la vida. Desde el inicio los visitantes comenzaron con ganas y actitud. Pero se encontraron con la primera decisión arbitral errónea del encuentro. Felipe Anderson, que jugó un buen partido, anotó el primer tanto del encuentro pero fue anulado por fuera de juego que no existió.

Poco después, el centrocampista español, Juan Mata, caía derribado por Snodgrass dentro del área. El árbitro, con polémica otra vez, sancionó penalti y Paul Pogba mandó el esférico a las mallas. Tras este gol, los ‘Hammers’ en vez de apagarse se vinieron arriba y arrinconaron al Manchester. Tal fue el punto, que en un fallo de De Gea al sacar Felipe Anderson hacía el empate. Al encajar este gol, los ‘Red Devils’ cuenta con cuarenta y cuatro goles en contra esta temporada, mostrando una notable debilidad defensiva.

El conjunto de Pellegrini quería más y tuvo el estacazo final en Michail Antonio, pero se le esfumó. Primero un cabezazo al travesaño y después una mano espectacular de David De Gea, frustraron los intentos de anotar del ariete inglés. Finalmente, en un descuido de los visitantes, Martial era derribado dentro del área de castigo y volvía a encontrarse Pogba en los once metros dictaminando sentencia. Y sentenció. Doblete del jugador francés que desde la llegada de Solskjaer está en un estado de forma brutal y se convierte en el máximo anotador del equipo con 16 goles, del los cuales 13 son en Premier además de 9 asistencias también en la competición liguera.

Esta victoria por los pelos les permite mantenerse en la lucha por los puestos Champions, aunque no deja ninguna sensación positiva de cara al partido de vuelta en Barcelona. Los culés se presentan como un conjunto sólido y firme, además de peligroso. Por su lado, los ingleses tienen como carta de presentación esta victoria con polémica en los últimos cinco partidos, totalmente lo opuesto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.