La Mejor Información Deportiva

El Madrid sobrevive: todo se decidirá en Stamford Bridge

0

Los blancos se sobrepusieron al arrollador inicio del Chelsea gracias al tanto de Benzema, que neutralizó el gol de Werner. Los londinenses parten con ventaja gracias al valor doble de los goles fuera de casa.

Real Madrid y Chelsea inauguraron la ronda de semifinales con un emocionante partido que deja todo abierto para el encuentro de vuelta en Londres. Los «blues» pudieron sentenciar la eliminatoria durante los primeros 30 minutos de partido, pero perdonaron en exceso. El Madrid tiró de jerarquía y experiencia para resistir durante el tramo inicial, imponiendo un ritmo más pausado desde ese momento.

Un inicio de partido apabullante

Los análisis previos al partido habían vaticinado un encuentro de pocas ocasiones, con un juego pausado y conservador buscando el riesgo mínimo. No obstante, el Chelsea rompió todos los esquemas: el conjunto inglés protagonizó una primera media hora excelsa, sometiendo a los blancos y acumulando ocasiones de gol. El tridente ofensivo de los blues, junto con las peligrosas llegadas de Kanté, consiguieron romper todas las líneas del equipo madridista, impotente ante la superioridad de su rival.

Imagen

Gracias a ese dominio, el Chelsea consiguió adelantarse en el minuto 14 de partido. Pulisic tiró el desmarque y, tras regatear a Courtois, batió la portería blanca ante la pasividad de la defensa. El gol era justo y la ventaja podía ser mayor, pues el portero belga ya había obrado un milagro ante el disparo a bocajarro de Werner.

Sin embargo, el Chelsea no logró ampliar el marcador, dejando con vida al rey de Europa. Rearmándose poco a poco, Benzema estrelló el balón el palo y empató poco después gracias a una volea tras jugada ensayada.

Una segunda parte con ritmo más pausado 

Tras el alto voltaje de la primera parte, ambos equipos disminuyeron la velocidad en el segundo tiempo. El Madrid consiguió un mayor control del esférico, mientras que el Chelsea se valía de su superioridad física para buscar vertiginosas transiciones ofensivas.

Las ocasiones de gol brillaron por su ausencia tras el descanso. Ambos equipos parecían dar por bueno el resultado y buscaban no arriesgar en exceso, siendo conscientes de que aún restaban 90 minutos en Londres.

Imagen

El estado físico de los blancos fue precisamente una de las claves del encuentro. El desgaste de sus centrocampistas, unido a las delicadas ausencias, fueron un lastre para el equipo. El conjunto merengue ha llegado con la gasolina bajo mínimos al tramo final de temporada, mermando especialmente a sus jugadores más veteranos.

90 minutos separan de Estambul

No obstante, nunca hay que subestimar el corazón de un campeón. El Real Madrid recuperará a Ramos, Mendy y Valverde para el partido de vuelta, fundamentales por su despliegue y vigor físico. Por tanto, las espadas quedan en todo lo alto en busca de un billete para la final de Estambul.

 

Imagen principal vía: Real Madrid CF.

Síganme en @antonio_aibar y sigan toda la información y la actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram @vp_deportivo.

Deja un comentario