La Mejor Información Deportiva

El Liverpool, líder en solitario

0

El Liverpool gana en Stamford Bridge por 3-0 a un Chelsea bastante ambicioso. Los de Jürgen Klopp se alejan del Manchester City en su pelea por la Premier League.

La tarde en la capital inglesa se paralizaba para ver un auténtico espectáculo deportivo. El Chelsea de Frank Lampard, con sus pupilos, se enfrentaba a un todopoderoso Liverpool, líder en solitario de la Premier. Ambos equipos salieron con un 4-3-3 defensivo.

El once del conjunto `blue´lo formaban Kepa en portería, Azpilicueta y Emerson como laterales y Christensen y el joven Tomori como pareja de centrales. Kanté volvía al once inicial de Lampard para ser el mediocentro defensivo, acompañado por Jorginho y Kovačić en la medular del campo. Willian y las dos jóvenes apuestas del técnico inglés, Mount y Abraham, formaban el tridente ofensivo.

Por otro lado, Jürgen Klopp salía con su once de gala. Adrián bajo palos, defensa de cuatro,con el muro Van Dijk y Matip de centrales y Alexander-Arnold y Robertson en los laterales. El brasileño Fabinho acompañaba al capitán Henderson y a Wijnaldum en la medular para servir a los tres de siempre; Mané, Firmino y Mohamed Salah.

El partido comenzaba con un dominio claro del Liverpool, proyectando unas contras rápidas y buscando el espacio abierto. Precisamente, en una de estas contras, llegaría una falta en el borde del área. Salah tiró de jugada ensayada y pasó de tacón a Alexander-Arnold. El inglés lo aprovechó para meter un tremendo y violento derechazo directo a la escuadra de Kepa. Era el 0-1 y parecía que el Chelsea no despertaba.

Imagen vía: Liverpool

Por si fuera poco, en el minuto 15´, se retiraba lesionado el brasileño Emerson, dando entrada a Marcos Alonso. No obstante, el Chelsea respondía al gol del Liverpool, pero se topaba en cada jugada con un colosal Virgil Van Dijk.

En los minutos siguientes, el conjunto de Frank Lampard se hacía con el protagonismo del partido. Abraham se quedó solo en un mano a mano contra el portero, pero Adrián salvó con un auténtico paradón al conjunto `red´. Dos minutos después, el VAR anuló un gol de Azpilicueta tras una jugada llena de fortuna, de rebotes y de un exceso de confianza de la defensa del Liverpool.

Esta acción supuso un golpe tremendo en la moral del equipo londinense. De nuevo, en otra jugada ensayada, `Bobby´ Firmino aprovechaba el despiste de la defensa para cabecear a placer un balón que terminaría en el fondo de la portería de Kepa. Era el comienzo de la debacle del Chelsea, que perdía 0-2 ante el Liverpool.

Aun así, y con el segundo cambio por obligación tras la lesión de Christensen, el Chelsea no tiraba la toalla y buscaba incesantemente un gol que les pusiera en bandeja la remontada. Stamford Bridge creía en la gesta.

En la segunda parte, el Liverpool fue irreconocible. Jugaba con bastante menos intensidad que en el primer tiempo y esto se notó. En el minuto 71´ llegaba el tan ansiado gol. El bueno de N´golo Kanté hacía de las suyas para marcar un golazo que quitaba las telarañas a la portería de Adrián. Era el despertar del Chelsea y todo el equipo lo sabía.

Klopp reaccionó quitando a Mané y metiendo a Milner para asegurar el centro del campo y, teóricamente, para dotar de más superioridad y más circulación de balón a su equipo. Pero ahí estaban los leones de Londres. En el minuto 80´, Adrián volvió a salvar al Liverpool, aunque, previamente, la jugada había sido anulada por fuera de juego. El Chelsea apretaba y el Liverpool pedía la hora.

Mientras tanto, los `reds´ aprovechaban las contras que tenían, pero se topaban con un seguro de vida. Kanté, que cortó un mano a mano de Salah con Kepa, estuvo imperial en defensa.

En los últimos minutos del encuentro, el Liverpool fue sometido a una presión constante. Batshuayi lo intentaba, pero el balón salió rozando el palo. Mason Mount tuvo de nuevo el empate en el 90´, pero, finalmente, el árbitro pitó el final.

Victoria del Liverpool, que da un paso de gigante y se pone líder en solitario, soñando con conquistar la ansiada Premier League. En cambio, el Chelsea no deja de creer. Un equipo muy valiente, con mucho corazón y, sobre todo, con buenas sensaciones y plena confianza en el equipo de Frank Lampard, que lo intentó hasta el último suspiro.

Imagen principal: Liverpool

Síganme en @jfer97, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja un comentario