La Mejor Información Deportiva

El Liverpool castiga a un Inter que mereció más

0

El Liverpool se lleva el primer choque de octavos contra el Inter en el que se desató con goles de estrategia de Firmino y Salah

Inter de Milán y Liverpool se veían las caras en el primer duelo de los octavos de final de la Champions. Un partido sólido de ambos conjuntos que se ha decidido con dos acciones a balón parado donde los ingleses estuvieron más acertados. La pizarra de Klopp dio sus frutos.

Alineaciones titulares de Inter contra Liverpool

Inter (1-4-4-2): Handanović, Škriniar, Stefan de Vrij, Bastoni, Dumfries, Arturo Vidal, Brozović, Lautaro, Çalhanoğlu, Džeko, Perišić

Liverpool (1-4-3-3): Alisson, Alexander-Arnold, Konaté, Van Dijk, Robertson, Elliot, Fabinho, Thiago, Salah, Diogo Jota, Mané

Primera parte: partido sólido con pocas concesiones

El partido arrancaba con un ritmo altísimo en el que el Liverpool se dispuso a ser el actor principal en el dominio del balón. Los ingleses mantenían el balón sin prisa con posesiones largas. El Inter no se sentía cómodo en los primeros compases del partido con muchas imprecisiones y un juego atascado. La primera ocasión clara llevó la firma de Mané que remataba un balón en el segundo palo que se marchó cerca del palo defendido por Handanović.

El Inter parecía despertar poco a poco con salidas a la contra peligrosas con Džeko y Lautaro Martínez. Çalhanoğlu pudo hacer el primero del partido pero su lanzamiento se estrellaba en el travesaño. Los italianos se habían sacudido de la presión asfixiante del Liverpool pero sufrían a balón parado, permitiendo una chilena en el área pequeña de Mané que terminaba en el lateral de las redes. El equipo de Klopp se estaba acercando al gol.

El partido se estaba volviendo sólido con pocas concesiones en el que las acciones a balón parado tomaban mucha responsabilidad. Alexander-Arnold estuvo cerca de ver portería en una falta directa que se fue por encima del larguero. A pocos minutos de acabar la primera mitad el Inter dio con la clave para frenar el juego interior del Liverpool con la marca personal de Vidal sobre Thiago. Los ‘reds’ ya no veían soluciones claras y se atascaban en salida de balón aunque Van Dijk y Konaté se mantuvieron muy firmes en defensa.

Segunda parte: eficacia del Liverpool a balón parado

En la segunda mitad ingresaba al terreno de juego Firmino en el lugar de Diego Jota. El Inter salió con otra cara al partido, dispuesto a llevarse el partido. En los primeros minutos el Inter acosaba constantemente y puso contra las cuerdas en varias ocasiones al Liverpool, donde la más clara fue balón lateral a bocajarro al que no llegó Lautaro. El Inter había despertado.

Klopp no tardó en buscar soluciones al calvario que estaba viviendo su equipo y dio entrada a Herderson, Keita y Luis Díaz, que debutaba en Champions con los ‘reds’. El Inter seguía en su contexto de valentía pero sin ocasiones claras. Los cambios rivales habían sujetado el medio campo. Inzaghi también quiso mover ficha y entró al campo Alexis Sánchez por Lautaro. Un cambio que modificaba el estilo de juego a un fútbol más vertical a la carrera del chileno. Alexander-Arnold sufría mucho en los balones a la espalda.

El partido estaba siendo muy disputado y cualquier balón parado podía decantar la balanza. De ello se encargó Firmino que remató un centro al primer palo con un exquisito giro de cuello poniendo el 0-1. Con este gol el Liverpool metió una marcha más para sentenciar el partido. No hubo reacción por parte del Inter que parecía estar cómodo con este resultado. Únicamente un disparo desde la frontal de Perišić alertó a Alisson de un posible empate. Salah ampliaría el resultado en otro balón parado del conjunto inglés para tener ventaja en la batalla de Anfield.

 

Imagen principal vía: @Liverpool

Síganme en @Sergio_Oli1 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo e Instagram: @vp_deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: