La Mejor Información Deportiva

El gran derbi

0

Semana grande la que se avecina por Sevilla. Y no sólo por el inicio de la Semana Santa, sino también por el derbi entre Sevilla y Betis que se enfrentarán en Sábado de Pasión.

Vuelve por antonomasia el derbi de los derbis. La rivalidad encarnizada del sur de España. La ciudad dividida en dos eternamente. Vuelve el choque sevillano. Vuelve el Sevilla – Betis. Esta vez el partido vendrá con el aliciente de jugarse un día antes de otro día grande en la ciudad hispalense, el Domingo de Ramos.

La ciudad del río Guadalquivir se prepara a conciencia para todo lo que le viene. Sin duda, 8 días de auténtico frenesí de emociones, futboleras y religiosas. Y es que el sevillano sabe lo que está por llegar. Es en estos días cuando los más puros sentimientos salen a flor de piel. Porque Sevilla en estas fechas es única.

Todo comenzará el sábado, en el Ramón Sánchez Pizjuán. La hora, las 20:45 de la tarde, y en juego, tres puntos. Pero siempre hay algo más. En el Gran Derbi, siempre hay más. Y no es cuando se disputa, es lo que viene después. Porque depende del resultado, unos pasarán una Semana Santa a pierna suelta, y otros tendrán que aguantarla tragando más de la cuenta. Porque Sevilla es así, y así ella misma se retroalimenta.

Resultado de imagen de el gran derbi

El equipo de Nervión intentará ganar este, por el perdido en el Villamarín en la primera vuelta. Y el heliopolitano, querrá volver a hacer hincar la rodilla a su eterno rival. Y de fondo el olor a incienso y sonidos de marchas cofrades. El idilio es perfecto. Y la puesta en escena, maravillosa.

Hay que vivir, sentir y comprender Sevilla, para realmente intentar asimilar y conceptuar este partido. Verdes y rojos, rojos y verdes en una lucha encarnizada. En una batalla para dominar, y ser el equipo superior en la ciudad. Para poder vilipendiar días después a amigos, compañeros, familia…”la guasa sevillana” muy propia de la capital andaluza y del día a día de los sevillanos.

Piensa…fútbol a raudales. Emoción en las gradas, sentimiento, bufandas, banderas, dos colores. Y de fondo, olor a azahar, incienso por las calles, saetas en los balcones, chicotás por las calles. Sevilla de por sí es única, diferente. Pero si le añades, derbi y Semana Santa, la ciudad se convierte en el paraíso en la tierra. ¡Ponte guapa Sevilla, la ocasión merece la pena!, ¡Viva el Gran Derbi!.

Siganme en @jesus_olimart, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo o en nuestro Facebook: VIP Deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.