La Mejor Información Deportiva

El fútbol es un deporte en el que juegan once contra once y en el que no siempre gana Alemania

0

Por primera vez en toda la historia de los Mundiales, Alemania ha caído eliminada en la fase de grupos tras perder en el último partido por 2-0 ante Corea del Sur.

El fútbol es un deporte en el que juegan once contra once y en el que siempre gana Alemania”, dijó contundentemente hace unos años el mítico Gary Lineker. Pues amigo Gary, el fútbol recordará por siempre este día, porque Alemania, la gran campeona del mundo, ha perdido 2-0 ante Corea del Sur y ha quedado eliminada por primera vez en la historia en la fase de grupos. Exactamente desde el año 1938 no caía eliminada a las primeras de cambio la ‘Mannschaft’. Porque Gary, la historia no siempre juega, y menos en este Mundial de Rusia donde están pasando muchas cosas “chingonas”.

En un grupo donde competían con Suecia, México y Corea del Sur, Alemania ha quedado última. En el primer partido, México le paso por encima. Y frente a Suecia, solo un milagro de Kross en el minuto 95 salvo los muebles a los de Joachiw Low. Y hoy, la justicia divina del fútbol apareció encarnado en una Corea del Sur que necesitaba dos milagros para pasar a octavos. Finalmente solo obraron uno de los dos milagros, pero el conjunto asiático se va de Rusia dejando una buena imagen y pasando a la historia de los Mundiales.

Alemania llegaba a este partido decisivo llena de euforia, pero con mucha desestabilización por los constantes cambios de Low en los onces iniciales. Ante Corea del Sur fueron hasta cinco los cambios respecto al encuentro contra Suecia. Sorprendió la suplencia de Thomas Muller, y que su sustituto, Goretzka, jugara de falso extremo diestro. Y también llamo la atención que Khedira y Ozil, dos veteranos de esta selección, volvieran a la titularidad tras ser dos de los damnificados de la dolorosa derrota ante México.

Mario Gomez y Hummels lamentadose por una ocasión de gol perdida – Imagen: Vía El Mundo

Con ellos dos, la circulación del juego de Alemania volvió a ser lenta y desquiciante. Parecía que Ozil estaba jugando un amistoso de pretemporada, sin ganar ni un duelo, sin leer los desmarques del delantero Timo Werner, sin generar juego entre lineas. Y Khedira, haciendo malo todo lo bueno que hizo Toni Kroos en la segunda parte del partido ante Suecia.

Mientras Sané estaba viendo el partido desde la playa, y Ter Stegen desde el banquillo, entró Mario Gomez, Brandt y Muller. Alemania acabo jugando los últimos 10 minutos con hasta 7 delanteros, y Neuer actuando por momentos como portero de fútbol sala. Hubo unos segundos, que el central Hummels era el hombre mas atrasado del equipo, mas que el propio portero. Y de repente apareció el bendito VAR, ese sistema tecnológico pionera en la Bundesliga (Liga de Alemania), para confirmar el gol de Kim en el 93. Y Son, que él y el fútbol se merece no hacer la ´mili´, se puso a llorar con el 2-0 y certificar el final de un capitulo que pasará a la historia del fútbol, ese deporte en el que juegan once contra once y en el que no siempre gana Alemania.

Francisco Rodríguez

Imagen: Vía Marca

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.