La Mejor Información Deportiva

El Everton deja en evidencia a un desaparecido United

0

El Everton consigue derrotar al Manchester United en casa tras un partido magnífico en todas las facetas de los pupilos de Marco Silva.

Tras la eliminación en los cuartos de final de la Champions League a manos del FC Barcelona, el United continúa de capa caída. Esta vez su verdugo fue el Everton de Marco Silva. Los ‘Toffees’ consiguieron hacer un formidable encuentro en el que no dieron ninguna oportunidad de revolverse al Manchester. Desde un inicio se notaba que la intención era aprovechar que los de Solskjaer no venían en un estado de ánimo demasiado elevado tras caer en la competición más importante a nivel europeo. Y así lo hicieron.

Lo que podría haber sido una cura para el United se convirtió en una pesadilla. Además de haber recibido un doloroso cuatro a cero, tras esta derrota empiezan a ver cada vez más lejos el objetivo de meterse en puestos Champions. Un muy gris United deambuló sin ningún ánimo de revolverse ante un Everton que arrolló en Goodinson Park.

Imagen vía: Everton
Imagen vía: Everton

Todo comenzó con el primer gol de los ‘blues’. Un saque de banda que Digne convirtió en un centro. Prolongación de Calvert-Lewin y remate fantástico de tijera de Richarlisson que batió a De Gea, donde el portero español no pudo hacer mucho más. El brasileño, que estuvo muy activo y realizó un buen partido, tuvo que ser sustituido después por lo que en principio parecía un golpe en las costillas.

Sin embargo, ese primer gol si se analiza fríamente, puede tener dos matices. El primero, que es una buena jugada del Everton o que la pasividad defensiva, que reinó durante todo el encuentro, de la zaga del Manchester United lo permitió. Ninguno de los defensores del conjunto de Manchester realizó siquiera un partido decente.

El segundo cayó en una contra conducida por Idrissa Gueye que asistió a un Gylfi Sigurdsson que se sacó un cañonazo bien colocado abajo que fue imposible para De Gea. Esta jugada, de nuevo, debe ser destacada por la pasividad defensiva en la que el Everton realiza una gran contragolpe, pero el United no hizo nada por detenerlo. Tanto es así, que Sigurdsson sin ser un jugador demasiado veloz y muy hábil en el regate consigue alejarse un par de metros de Lindelöf, siendo esto lo justo para sacar ese disparo feroz que hacía el dos a cero.

Ante esa situación, todo el mundo se esperaba que los de Ole Gunnar Solskjaer saldrían con todo hacía arriba e intentarían revertir el resultado. Por el contrario, salían pero sin cabeza ninguna y sin control de la situación. Intentaron remontar a base de individualidades, que por supuesto no salieron. La pareja Zouma-Keane estuvo soberbia controlando a Lukaku y, no querría olvidarme de Digne y Colemann que hicieron un trabajo espléndido con Martial y Rashford.

Tal fue el partido de Digne que lo culminó con un auténtico golazo a la salida de un córner. Se atrevía a todo, y todo le salía. El balón le caía tras el rechace del córner y no dudó en pegarle de volea. De Gea solo pudo hacer la estatua frente a ese misil. Se ponían tres a cero y las caras de los aficionados no parecían demostrar ningún tipo de confianza, aunque quedasen 30 minutos por delante.

Para concluir, Theo Walcott fue quien dio el estacazo final. Otro balón al espacio que recibía el inglés y ante una no muy buena salida del portero español, definía y le ganaba el mano a mano. El Everton le había endosado cuatro sin hacer demasiado esfuerzo al Manchester, imaginen si hubiesen insistido más. Podría haber sido una matanza. Con este resultado, el Manchester sigue con su mala racha, su mal estado de forma, concede una oportunidad de oro a sus competidores por las plazas Champions y cosecha su peor resultado en contra de la temporada. Ni más, ni menos.

Imagen principal vía: Everton.

Síganme en @Marco25112 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @VIP_Deportivo, en nuestro Facebook: VIP Deportivo o en Instagram: @VP_Deportivo.

Deja un comentario